edición: 2451 , Viernes, 20 abril 2018
13/11/2008

Juego de matriuskas

Tiene dinero y sino lo pone el Kremlin, por emplesa pública o porque está ayudando a todas las petroleras rusas a salir de compras. Sea como fuere, Gazprom tiene los recursos y también las intenciones pero estas no son tan claras como parece, ni las de ellos ni las del Gobierno ruso. Su interés, soltado de forma sorpresiva y muy poco diplomática por Zhukov, por Repsol es real pero poco importa que concrete la oferta porque seguro que ayer les puso los pelos como escarpias a sus “entretenidas” europeas y a los Gobiernos de Alemania, Francia e Italia. A Zhukov se le olvidó que Gazprom es una empresa pública pero seguro que tenía en mente que Repsol y Gas Natural son empresas estratégicas para España.

El interés por Repsol está claro y puede haber muchas razones, especialmente tecnológicas, pero no ocurre lo mismo con Gas Natural y lo que esta empresa representa de diversificación en el panorama gasístico español. Rusia ha entreabierto la puerta en Argelia, lo que ya representa una vía de penetración en España. Pero también puede tener la gatera de Galp y un resquicio por sus acuerdos con Enel. Sólo faltaba que le abrieran el portón de Gas Natural.

La pretendida oferta de Gazprom por el paquete de Sacyr en Repsol (20%) le convertiría en accionista de referencia por lo que representaría de minoría de bloqueo. Entre La Caixa y afines tienen un poco más lo que convertiría el accionariado en un conflicto permanente. Y después está Gas Natural y Unión FENOSA. ¿Qué gobierno abriría un portón asi?

Pero es indudable que Sacyr tiene a la venta su paquete en Repsol y está dispuesto a enajenarlo. Pero no a cualquier precio o de cualquier manera. El grupo constructor y de servicios soporta un endeudamiento cercano a los 19.000 millones y necesita aliviarlo. Cuenta para ello con dos activos principales: Itinere y Repsol. Con el primero ya lo ha intentado sin éxito aunque no ceja. Le queda Repsol y su puesta en venta quizá sea más un aviso a navegantes que otra cosa. Venderá si no le queda más remedio. Y eso está en manos de sus acreedores bancarios y, ahora, de las soluciones que le puedan dar Repsol o La Caixa y hasta el propio Gobierno que, en estos momentos y con la pretendida oferta rusa, tiene que entrar irremediablemente en el juego. Nada es tan sencillo y menos en el sector energético.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...