edición: 2680 , Miércoles, 20 marzo 2019
10/02/2009
Necesita euros

Kirchner busca plata en Madrid

Ahora ve en el Latibex un instrumento para captar inversiones
J.J. González

Cristina Fernández de Kirchner viene a España de compras. Dice que no tiene plata y que su país necesita “inversionistas”. Y fija su objetivo en las empresas, en las tesorerías, donde está el dinero. Nada más aterrizar en Madrid, una de sus primeras preocupaciones fue conocer de primera mano cómo va el mercado de valores latinoamericanos en euros, el Latibex. Le interesa porque en este mercado cotizan compañías de su país, pocas, y de sus vecinos, muchas. Porque, además, la divisa en la que cotizan es el euro, pasaporte seguro de entrada para las exportaciones argentinas en Europa. Y por muchas razones más. Por los hechos se conoce que la presidenta del Gobierno argentino aplica mano dura a las empresas extranjeras, aunque viste guante blanco cuando desea conseguir el favor económico de alguna de ellas. Ahora se propone atraer a inversores de todo el mundo hacia su país, para lo que sus nuevos asesores –ex brokers de Wall Street- le han aconsejado meter baza en el citado mercado de valores. Un mercado que tradicionalmente ha sido subestimado por Buenos Aires.

El Ejecutivo argentino quiere canalizar la inversión europea hacia ese país a través del Latibex para lo que entre otras medidas baraja la nuevas normas, como la de la obligatoriedad de cotizar en este mercado como condición para acceder a los mercados del país, aprovechando el que hoy por hoy es el único sistema operativo de contratación y liquidación en la divisa euro, cuyo ámbito de actuación es Latinoamérica. En el Latibex cotizan actualmente 38 compañías de las que una veintena son brasileñas y nueve mexicanas, con una capitalización total en torno a los 215.000 millones de euros.

Pero la intención del Ejecutivo argentino es la captación de otros fondos internacionales que desde hace varios meses han abandonado sus zonas tradicionales de inversión, como EE UU, India, China, Filipinas, es decir, emergentes en general, para dirigirse a nuevos destinos. Precisamente uno de esos nuevos destinos no parece haber sido del agrado de las autoridades argentinas, que han visto cómo uno los fondos más importantes de Singapur, el Temasek, se estableció en Brasil y en Méjico mediante la apertura de varias oficinas. Esta claro que Temasek potenciará sus inversiones en la zona y que para nada ha pensado en instalarse en Argentina. Otro inversor que está mudando su área de operaciones son los emiratos árabes con sus ingentes masas de activos, clientes voluminosos de todos los países emergentes y que ahora se disponen a cambiar de ambientes, para lo cual están analizando el continente suramericano.

Inversores árabes que han puesto bajo la lupa a distintas zonas de Latinoamérica entre las que cuenta Brasil, Chile, Perú, pero no Argentina. Estos inversores, probablemente los más perjudicados por la crisis financiera actual, han cambiado su foco de actividad dejando a un lado los mercados europeos y norteamericanos, tradicionalmente sinónimos de seguridad, estabilidad y rentabilidad y, por supuesto, los asiáticos.

La presidenta argentina viene a Madrid conociendo las recomendaciones del Banco de España (un informe del banco español calificaba el verano pasado a Argentina como destino de “riesgo” para las inversiones españolas así como aspectos políticos y económicos “potencialmente inquietantes”) buscando el puente de las inversiones precisamente de esos países que abandonan los mercados emergentes asiáticos. Sabe que el apetito por otros emergentes, entre los que se encuentran varios países de Latinoamérica, podría favorecer a compañías de la zona de la OCDE, como por ejemplo España. De esta forma, empresas como Telefónica, Iberdrola, Gas Natural, Endesa, Abertis, Acciona o MAPFRE, y bancos como Santander y BBVA, con fuerte presencia en la zona, y muchas de estas en Argentina, se convertirían en receptoras de fondos de inversión, soberanos, etc. Presencia de estas compañías españolas que puede ser el “puente ideal”, según palabras de la presidenta, para incentivar el interés por Argentina.

La delegación argentina que acompaña a Cristina de Kirchner no pierde de vista aquel acuerdo logrado de 2008 por la eléctrica Iberdrola con Taqa, la compañía eléctrica estatal de Abu Dabi, porque sabe que al igual que esta operación, las españolas pueden alcanzar en los próximos meses varios acuerdos de inversiones conjuntas con empresas del Golfo Pérsico.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...