edición: 2580 , Martes, 23 octubre 2018
16/07/2018
banca 

Klarna, la fintech sueca que gana dinero con el mercado on line afianza su expansión con una tarjeta

La empresa pequeña en comparación con las estadounidenses canaliza el 30% de los pagos en Suecia
Carlos Schwartz
La empresa financiera tecnológica sueca Klarna, que obtuvo el año pasado una licencia bancaria, e ha convertido en una de las experiencias europeas más exitosas del sector. Ningún banco en su país de origen imaginó que en poco más de una década la 'start-up' llegaría a controlar el 30% de los pagos on line en el país. La empresa definió su estrategia como un canal de pagos en tiempo real aprovechando algunas peculiaridades del sector en Escandinavia, como el hábito del pago contra factura asumiendo el riesgo del comprador ante el vendedor. La empresa empieza a dejar su huella incluso en el lenguaje, algo que hasta ahora era propio de las grandes plataformas como Google. Hacer un Klarna es aprovechar un mecanismo de pago diferido que permite a un usuario de la plataforma devolver un artículo adquirido incluso antes de haberlo pagado, por ejemplo. 
La estrategia de los socios iniciales fue desde el comienzo convertirse en un canal de pagos en tiempo real para las compras en Internet que aportara valor añadido al usuario. “Los bancos están más preocupados por sus propios asuntos que por las necesidades de los clientes, eso genera un espacio en el cual empresas flexibles que pueden atender a las necesidades de los clientes e innovar en torno a sus necesidades pueden progresar y comer terreno a los productos tradicionales”, señala un analista del sector de las fintech.

La plataforma de pagos 'on line' ha logrado construir una base de 60 millones de clientes en toda Europa y ser el vehículo de pagos por importe de más de 13.000 millones de euros al año con 100.000 comercios adheridos convirtiéndose en el principal canal de pagos 'on line' en los países nórdicos y Alemania con presencia en 18 naciones mientras se extiende al resto de Europa. La empresa que explota desde hace un año su licencia bancaria ha renunciado a competir en el mercado tradicional de los bancos, y no tiene ninguna intención de entrar en el crédito hipotecario u otras formas tradicionales de financiación y piensa mantenerse dentro de la estrategia definida inicialmente. La empresa fue valorada el año pasado en 2.500 millones de euros convirtiéndose en la segunda del sector en Europa detrás de Adyen que ha salido recientemente al mercado de acciones. Ambas operan en el segmento de pagos y su éxito demuestra que este es un terreno de juego en las cual las tecnológicas financieras se están asentando con firmeza.

El consejero delegado de la empresa y uno de los dos socios iniciales de la empresa, Sebastian Siemiatkowski, afirma “Nosotros estamos en una misión de largo plazo. Hay una oportunidad masiva para cambiar a la industria… nosotros podemos centrarnos en las necesidades de los clientes – queremos ser un asistente digital pero centrado en asuntos financieros, gestionando la economía del cliente”. Mientras tanto la licencia bancaria de la fintech ha servido para poner en marcha una tarjeta de crédito que ha salido al mercado de momento de forma experimental. 

La empresa mientras no ha logrado despegar realmente en dos mercados estratégicos: el británico y el estadounidense, algo que se ha convertido en una barrera a su desarrollo. “La realidad es que ambos mercados son muy importantes porque permitirían a la empresa adquirir dimensión, es necesario tener en cuenta que el tamaño de los competidores de Estados Unidos y China es mucho mayor”, señala un analista del mercado de pagos 'on line'. Sin embargo la empresa tiene a su favor como elemento positivo que a diferencia de muchas competidoras de mayores dimensiones esta da beneficio. 

El año pasado con 515 millones en ingresos netos se destacó como una experiencia destacable entre las competidoras del sector. Este es uno de sus atractivos para los inversores y gracias a esta capacidad de generar beneficio sobre la base de las comisiones cargadas a los comerciantes y usuarios y los intereses a los clientes que prefieren diferir pagos, la empresa ha logrado atraer a inversores como el fondo Permira, al magnate danés de la moda 'on line' Anders Holch Povlsen o al consorcio Visa. La tarjeta que ha emitido Klarna está en fase de prueba y ha sido distribuida entre 1.000 clientes. El emisor pretende innovar en este frente también y espera no sólo dar el detalle de la operación en el movimiento de la cuenta sino además mostrar una imagen de la mercancía adquirida, permitir el rastreo de la entrega, devolverla al comerciante o hablar con el servicio de atención al cliente, desde la aplicación de la tarjeta de crédito. 

De acuerdo con declaraciones de Siemiatkowski “Queremos ayudar a que la gente tome mejores decisiones sobre su gasto. Lo que nos hace totalmente diferentes a un banco tradicional es que lo estamos haciendo desde la óptica del cliente… ” La empresa hace frente a varios retos vinculados con su crecimiento, uno de ellos una rotación demasiado elevada de su alta dirección. Esto es algo que está directamente vinculado con el esquema de retribución de los alto ejecutivos con opciones sobre acciones y otros incentivos que la empresa está reformando. El problema ha supuesto una barrera para el desarrollo en mercado como el británico o el estadounidense”, señala una fuente del sector. 

Las fintech en el sector de los pagos 'on line' siguen mientras tanto traccionando de los inversores. De acuerdo con algunas fuentes del sector el motivo es que el mercado de pagos para compras en tiempo real en sus diversas modalidades es del orden del billón de euros a escala europea y hay un gran margen para el desarrollo de las iniciativas en el sector. Por otra parte “apostar a la valorización de estas empresas que canalizan un volumen tan alto de pagos es una forma de mantenerse en el mercado de las ventas on line sin tener que elegir entre plataformas de venta. Una fintech es una manera de apostar por el desarrollo de las plataformas de venta 'on line' sin tener que atarse a ninguna de ellas en particular. “Se apuesta al desarrollo del negocio, siempre y cuando hayas elegido una empresa que canaliza pagos que esté exenta de mayores riesgos”, aclara una de las fuentes consultadas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...