edición: 2287 , Miércoles, 23 agosto 2017
14/10/2008

Krugman, un Premio Nobel ‘demócrata’

Germán M. Crespo

Si algún giro de tuerca le faltaba al presidente George W.Bush, el último se lo dio ayer la Real Academia de Ciencias sueca al conceder el Premio Nobel de Economía a Paul Krugman, el azote de la política económica de la administración republicana de los últimos años, que desde su columna del ‘New York Times’ se había convertido en uno de los principales detractores del presidente norteamericano, objetivo continuado de sus ácidas críticas por la política económica que ha desarrollado durante su mandato.

Paul Krugman (1953, EEUU) se ha convertido en el Premio Nobel de Economía más joven de la historia gracias a «su análisis de patrones comerciales y la geografía de la actividad económica». Catedrático en Ciencias Económicas de la Universidad de Princenton (Estados Unidos) desde 2000 y -barriendo para casa-, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 2004. Sus mayores aportaciones han sido desarrollar la teoría del Mercado Internacional y demostrar la importancia del comercio libre. Es famoso su teorema sobre los efectos de ese comercio. Un teorema que explica, partiendo de la base de que muchos productos y servicios se consiguen a mejor precio si se fabrican en serie, que las empresas con productos parecidos compiten entre ellas y que el comercio mundial está dominado por naciones con necesidades parecidas que consumen productos parecidos.

Krugman es también conocido por sus duras críticas del neoliberalismo, aunque siempre ha defendido la globalización. Apoya la cooperación política y económica en lugar de la competencia agresiva. Y si quedaba alguna deuda de su animadversión hacia el Gobierno de Bush sólo hay que mirar el título de su último libro publicado este año ‘Después de Bush: El fin del neoconservadurismo’. La concesión del Nobel a Kurgman tampoco se habrá recibido con alegría entre la candidatura republicana de John McCain, ya que sus continuadas críticas se dirigían al liberalismo económico ejercido por los republicanos.

Los artículos de Krugman en el New York Times han tenido una repercusión enorme, especialmente por sus críticas a la política económica desarrollada por el presidente George W. Bush durante su mandato. No obstante, el galardonado elogió los esfuerzos de los líderes mundiales para superar la crisis, a pesar de que recientemente había advertido de que el plan de rescate aprobado en Estados Unidos «no tiene pies ni cabeza» porque se dan las ayudas «sin condiciones ni contrapartidas». Un contraste respecto al trato hacia los funcionarios estadounidenses, elogiando a los líderes financieros de Gran Bretaña por su ágil respuesta a la crisis crediticia

El galardonado siempre ha insistido en las estrechas relaciones entre economía y política y ha denunciado las «falacias económicas» que se esconden detrás de ciertos intereses. Krugman no oculta sus simpatías por el Partido Demócrata, aunque durante las primarias se mostró inclinado hacia las posiciones de la senadora Hillary Clinton. En fin, si a Obama le faltaban aliados, ya cuenta con otro Premio Nobel para la causa demócrata.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...