edición: 2515 , Lunes, 23 julio 2018
22/09/2010
Observatorio de Coyuntura

La actividad económica continúa recuperándose en el segundo trimestre

SERVICIO DE ESTUDIOS DE 'LA CAIXA'
Después de siete trimestres de recesión económica en el periodo 2008-2009, el producto interior bruto (PIB) creció por segundo trimestre consecutivo en abril-junio de 2010 en relación con el trimestre anterior según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística. De este modo, continuó el impulso de recuperación económica, si bien fue atenuado por problemas de confianza de los mercados internacionales a raíz del contagio de la crisis fiscal griega, así como por los efectos de la retirada gradual de los estímulos fiscales del ejercicio anterior y la intensificación del ajuste presupuestario. Por otra parte, estos factores contractivos fueron compensados por un adelanto del consumo ante el alza del tipo del impuesto sobre el valor añadido (IVA) en julio.

Así, el PIB aumentó 2 décimas con relación al primer trimestre de 2010, una más que la tasa intertrimestral anterior. No obstante, la tasa de variación interanual todavía fue negativa, del -0,1%, pero aumentó 1,2 puntos respecto al trimestre precedente. Esta mejora se debió a una menor contribución negativa de la demanda interna.

El principal componente de la demanda nacional, el consumo, mantuvo un buen tono, si bien gracias a factores transitorios. Las ventas de automóviles se elevaron el 35,3% en el segundo trimestre con relación al mismo periodo de 2009, en buena parte por una anticipación de compras ante la subida del tipo de gravamen del IVA el primero de julio de 2010 y ante el fin de las ayudas directas proporcionadas por el plan 2000E. Así, en julio de 2010 las matriculaciones de turismos se desplomaron un 24,1% respecto al mismo mes del año previo y volvieron al nivel de 1995.

Otro indicador, la producción de bienes de consumo, registró un aumento interanual del 2,5% en el segundo trimestre, 2,1 puntos más que en el primero. Asimismo, las ventas minoristas, que habían registrado retrocesos en abril y mayo, alcanzaron un crecimiento interanual del 1,3% en junio. Las ventas interiores en las grandes empresas corroboran el mayor brío del consumo en el mes de junio, tanto de bienes como de servicios, que se elevaron el 7,6% y el 11,7%, respectivamente, respecto a junio del año pasado.

El relanzamiento del consumo en 2010 tiene como contrapartida una cierta inflexión del ahorro de las familias. Así, la tasa de ahorro de los hogares se situó en el 18,5% de su renta disponible en el último año hasta el primer trimestre, 3 décimas menos que en el periodo móvil precedente. Es probable que continuase esta tendencia en el segundo trimestre. Sin embargo, el nivel del ahorro de los particulares se mantiene en cotas elevadas por incertidumbres económicas y altas cotas de desempleo, así como por la necesidad de un ajuste después del elevado endeudamiento incurrido antes de la crisis económica.

En un marco de exceso de capacidad productiva, pero inferior al de los meses anteriores, la inversión continuó cayendo, pero se ralentizó la bajada. En cuanto a los bienes de equipo, continuó su recuperación, con un alza interanual del 13,0% de las importaciones. Su índice de producción bajó el 1,9% en el segundo trimestre, pero medio punto menos que en el primero. La matriculación de vehículos de carga anotó un espectacular incremento interanual del 24,2% en el segundo trimestre, 15,8 puntos más que en el primero, aunque fue impulsado por un plan de estímulo, y en julio volvió a descender el 7,6% con relación a doce meses antes.

Por lo referente a la inversión en la construcción, un indicador adelantado como el consumo aparente de cemento registró una bajada interanual del 12,0%, 8,8 puntos inferior a la anotada en el primer trimestre. En el subsector residencial se constató una ralentización de la contracción, ligada al freno de la caída de los precios de las viviendas por una reanimación de las compras. No obstante, aparte de una mayor accesibilidad por los bajos tipos de interés y por los menores precios, esto se debe también al anticipo de la demanda por el aumento del tipo de gravamen del IVA de las viviendas nuevas y por la eliminación parcial de la desgravación fiscal en el impuesto sobre la renta de las personas físicas a partir de enero de 2011. Por el contrario, la obra civil está siendo afectada por los recortes presupuestarios.

Respecto al sector exterior, el tirón de los mercados internacionales y la mejora de los precios relativos, a lo que contribuyó la depreciación del euro, impulsaron las exportaciones. No obstante, las importaciones también cobraron un gran auge, en parte por el efecto de adelanto de las compras ante la subida del IVA comentada anteriormente. De esta forma, la aportación del sector exterior al crecimiento se redujo sensiblemente.

Desde el punto de vista de la oferta, la industria siguió recuperándose de la peor crisis de las últimas décadas y su producción anotó un incremento interanual del 2,8% en el segundo trimestre, 2,6 puntos más que en el primero, gracias en parte al arrastre de la demanda exterior y a algunos planes de estímulo. Asimismo, el consumo de electricidad subió el 4,2% interanual en el segundo trimestre, 1,2 puntos más que en el primero.

Los servicios experimentaron una evolución bastante favorable en general. Así, la cifra de negocios del sector servicios de mercado subió el 7,1% en junio en relación con el mismo mes del año precedente. El comercio, el transporte y almacenamiento y las actividades profesionales, científicas y técnicas fueron las ramas con mayores crecimientos interanuales. Por el contrario, los subsectores de información y comunicaciones, las actividades administrativas y servicios auxiliares y la hostelería anotaron descensos anuales en la facturación. No obstante, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros se elevaron el 7,2% y las entradas de turistas el 4,5% en julio con relación al mismo mes de 2009.

Por su parte, el Gobierno en los últimos meses ha reafirmado la prioridad del control del déficit público para hacer frente a la crisis de confianza de la deuda soberana. En este sentido, ha concretado el recorte en la inversión en infraestructuras. Por otro lado, ha aprobado una reforma laboral y ha emprendido la reestructuración del sistema financiero, con la aprobación de la reforma de la Ley de Órganos de Gobierno y otros aspectos del régimen jurídico de las Cajas de Ahorros. Estas reformas estructurales tienen por objetivo sentar las bases para el restablecimiento de la confianza y mejorar las perspectivas de crecimiento a medio y a largo plazo.

No obstante, la intensificación del ajuste presupuestario podría tener un efecto contractivo a corto plazo, que se añadirá al impacto del adelanto de compras al segundo trimestre. De hecho, el índice de la confianza del consumidor ha sufrido retrocesos desde el mes de abril, y el índice de confianza industrial y el sentimiento económico en conjunto han bajado en el mes de julio. Por ello, a pesar del mejor tono de los mercados exteriores, la actividad económica podría debilitarse en el tercer trimestre.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...