edición: 2908 , Miércoles, 19 febrero 2020
04/11/2015

La adopción de los frenos de disco en la competición ciclista refuerza la batalla de los componentes

Los fabricantes mejoran sus sistemas a la espera de una adopción generalizada de estos mecanismos
Carlos Schwartz
La Unión Ciclista Internacional eliminó en abril la prohibición de los frenos de disco en las competiciones del World Tour que incluye por ejemplo a las vueltas ciclistas de Francia, Italia y España. El periodo de adaptación para su uso se inició en los grandes circuitos de este año que permitió a los equipos probar en competición de carretera estos controvertidos equipamientos. No a todos los profesionales les gusta el artilugio por motivos que van desde su peso hasta el riesgo de cortes en caída en carretera. La introducción definitiva se haría en las competiciones de 2017 con lo cual el periodo de pruebas incluirá 2016. En el supuesto que dichas pruebas sean exitosas la adopción será generalizada en el equipamiento de las bicicletas de carretera lo que supondrá un aumento del ingresos por las ventas de los fabricantes de componentes y también del margen en los fabricantes de bicicletas de gama alta.
Los analistas del mercado consideran que solo los muy conservadores se quedarán al final fuera de esta moda, como ya ha ocurrido en el pasado con la entrada en el mercado del pedal automático en los años de 1980 y más recientemente con los cambios electrónicos. “Los reticentes serán un sector minoritario que no hace a las grandes ventas”, comenta el representante de una gran marca de componentes.

Tanto los frenos de disco como los cambios electrónicos ya existen desde hace años en el equipamiento de las bicicletas de montaña, ciclo turismo y ciclocross de alta gama. Esta franja de producto es a la que se han orientado los fabricantes de bicicletas afectados por la producción asiática de bajo precio, como es el caso de la española Orbea, que está entre los primeros 10 fabricantes de bicicletas a nivel internacional aunque con bastante distancia de los primeros del pelotón.

El mercado español hasta 2010 mostraba en ese sentido cierta debilidad comparado con otros mercados europeos en materia de ventas, cuyo volumen anual alcanzaba a las 700.000 unidades lo que representaba el 1 por mil de la producción mundial comparado con los 3,5 millones de unidades anuales en Reino Unido. España es el sexto consumidor europeo y el cuarto productor sin contabilizar los países del este de Europa de acuerdo con fuentes del sector. Comparado con el volumen internacional ocuparía el puesto 14 como productor aunque tiene una participación porcentual mayor en el comercio internacional del sector con un 3% combinado entre importación y exportación. A partir de 2012 el mercado ha cambiado de forma significativa por lo que se considera “una modificación cultural”. Los fondos de inversión analizan el vuelco como resultado de un cambio de percepción en el cual la bicicleta ha pasado a ocupar el lugar del golf en sectores de la sociedad con un nivel de ingresos medio alto. Esto no sólo ha aumentado el consumo sino la gama que se consume.

Pero si bien la adopción generalizada del freno de disco va a mejorar los ingresos por unidad para los fabricantes de bicicletas, es el mercado de componentes el que se verá más conmocionado. Este está dominado por la firma japonesa Shimano que equipa al año unos 30 millones de unidades. En julio pasado, la firma exportó 80 millones de euros lo que representa un salto del 30% sobre las exportaciones del mismo mes un año antes.

El momento puede ser una bendición en la medida que el crecimiento de las ventas en China de los componentes de Shimano creció entre 2012 y 2014 a un 50% anual, pero este año no superarán el 9% de incremento en línea con la debilidad económica del país. Shimano mira de reojo a otros fabricantes, como el especialista italiano Campagnolo que le disputa la alta gama y está presente en las bicicletas de algunos equipos de élite como el Movistar, el Astana, o el Lotto Soudal. Campagnolo que iba a la zaga en frenos de disco en 2014 puso a punto su sistema hidráulico que fue probado por los equipos del World Tour en las competiciones de este verano.

Existe una considerable distancia entre los volúmenes del gigante japonés y sus competidores pero como señaló un analista del sector: “Si la infraestructura industrial no está hipertrofiada y no es de costes altos, los fabricantes con su nicho propio pueden ser sumamente rentables y comer a los más grandes el mercado de gama más alta”. En materia de componentes el otro competidor es el estadounidense Sram.

Pero no todo el futuro del sector se juega en la venta de las bicicletas de carretera. En realidad, el sector de mayor crecimiento en los últimos tres años ha sido el de la bicicleta urbana y de paseo, un fenómeno vinculado al desarrollo de infraestructuras que favorecen el uso de la bicicleta como medio de transporte en la ciudad, como los carriles para bicicletas y la señalización de vías ciclistas sobre las calles. En este segmento también existe la alta gama y una industria artesanal que también ha tirado de los componentes y ha dado vida al mercado en Europa y es la base de la irrupción de las tiendas minoristas una moda que habrá que ver si sobrevive en el medio plazo.

Mientras, las acciones de Shimano han subido desde 2012 un 500% dando a la empresa una capitalización bursátil de 14.000 millones de dólares. Los analistas piensan que la difusión de los frenos de disco puede detonar un proceso de adquisiciones por Shimano. Mientras, los fondos de inversión señalan que el consumo de bicicletas en los mercados de economías avanzadas no se ve seriamente afectado por las crisis económicas y señalan a las acciones de Shimano como un refugio. La teoría podría funcionar si no fuese por las consecuencias que puede tener sobre el fabricante la caída del mercado chino, donde la crisis si se ha notado. Las cuentas de 2015 pueden dar algunas pistas al respecto.

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...