edición: 2349 , Miércoles, 22 noviembre 2017
11/11/2011
EL DEDO DE MADOZ

La AEB advierte al ganador de las elecciones: no ayudarás al quebrado

Miguel Martín, presidente de la AEB
Carlos Schwartz

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, dio ayer en una conferencia en Nueva Economía Fórum una serie de recomendaciones sin sujeto claro. Pero como los aspectos centrales de su conferencia versaron sobre la necesidad de acabar con la reestructuración del sistema bancario que calificó de tarea inacabada, y por el otro lado hizo un llamamiento para que no se desviaran fondos públicos para atender a las entidades en crisis, va de suyo que el aviso iba dirigido al partido que gane las elecciones el 20 de noviembre. Como todas las encuestas dan por triunfador al Partido Popular se puede decir que Martín hizo sus advertencias al candidato presidencial del PP, Mariano Rajoy.

Las recomendaciones y exigencias del presidente de la AEB no pueden haberse dirigido al Gobierno saliente ya que a estas alturas del partido ese equipo no puede hacer goles so pena de destruir la imagen del PSOE aun más si cabe. Es llamativo que la intervención se haya registrado a cuatro días del debate entre el candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy en la televisión pública. Durante el debate Rubalcaba interpeló a Rajoy por un punto del programa electoral del PP en el que se sugiere la adquisición de activos deteriorados de la banca por parte de una entidad oficial. Lo central de la interpelación por parte de Rubalcaba fue que el PP piensa gastar fondos públicos para ayudar a la banca. Rajoy lo negó de forma obstinada. No perdió la ocasión de decir que quienes habían destinado fondos públicos al saneamiento de la banca fueron los socialistas. Extremo que Rubalcaba negó.

El incidente es interesante porque pone de relieve cómo ambos abandonan toda fidelidad a los hechos y a la realidad para describir cosas que ni son ni dejan de ser. En primer lugar porque el señor Rubalcaba viene de dejar su cargo en un Gobierno que ha fusionado los Fondos de Garantía de los Depósitos de los bancos, las cajas de ahorros y las cooperativas de crédito con el pretexto de que deben ser éstos los que paguen el coste del último tramo del saneamiento que de otra forma repercutiría sobre el presupuesto general del estado de 2011 aumentando el déficit público. Específicamente, las pérdidas de 2.600 millones ocasionadas por Caja de Ahorros del Mediterráneo. Pero los funcionarios del Ministerio de Economía han recomendado esa decisión además porque de los estudios que yacen sobre las mesas de los despachos próximos a la ministra Elena Salgado se desprende que sólo mediante esa fusión y su capitalización al 50% por el Estado se podrá proceder a un saneamiento de las entidades en crisis comprando sus activos deteriorados y ejecutando el saneamiento mediante la intervención del Fondo unificado.

Por su parte Rajoy sabe esto. Y ese procedimiento de una u otra forma, con este u otro ropaje será el mecanismo que deberá utilizar. El punto de marras del programa afirma textualmente: “Culminaremos la reestructuración y el saneamiento del sistema financiero. Facilitaremos la gestión activa del patrimonio dañado de las entidades financieras que lo precisen. La puesta en el mercado de ese patrimonio se hará con criterios de transparencia, concurrencia y supervisión independiente”. A saber que quiere decir esto en términos concretos, pero en su esencia se trata de encontrar una forma de quitar de los balances de la banca los activos malos. Y este es el sentido último de la fusión de los fondos de garantía que ha hecho el Gobierno socialista.

Otra cosa es que el presidente de la AEB se inquiete por la existencia de una cantidad significativa de entidades no viables – de acuerdo con su intervención ayer se trata de cuatro- que siguen su marcha en el mundo de los vivos gracias a las inyecciones de capital que le ha dado el gobierno por la vía del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). La propuesta no especificada de la gran banca española es que se quite la asistencia a esas entidades, se las intervenga y se las sanee para luego ponerlas a la venta en el mercado si son viables o se las liquide si no lo son. La patronal bancaria vería en un procedimiento de esta naturaleza una mayor equidad para con lo grandes del sector que podrían adquirir las entidades saneadas en lugar de ver enturbiada la competencia en el mercado por la existencia de entidades sostenidas de forma artificial. Martín calificó a la operación de saneamiento encarada por el Gobierno de “inacabada e insuficiente”. Señaló por otra parte que la vida latente de esas entidades supone una “infección” para todos mientras sigan como están.

Otro de los aspectos que han pesado sobre las palabras de Martín es el hecho de que el deterioro continuado de la situación económica del país, y de la Unión Europea en su conjunto, hace prever que la tendencia a la caída de los beneficios del sector se mantenga de forma continuada en los próximos dos años. La forma de contrarrestar esta tendencia es reducir costes, entre ellos los de oficinas y personal. Podar las ramificaciones es la forma tradicional de reducir costes en banca. El proyecto de los grandes bancos es obtener ayudas del Gobierno para proceder de la forma más barata posible a ese objetivo. De allí la afirmación ayer por parte de Martín de que: “Esas ayudas tienen que ser para ayudar al conjunto del sector a reestructurarse”.

Un aspecto más lúdico de la intervención fue la afirmación de que los banqueros en la AEB se habían juramentado en 2008 para no recurrir a las ayudas del FROB y resolver sus problemas “por nuestros propios medios”. Al respecto señaló que si el Banco de Valencia recurría a los recursos del Estado no sería él quien lo echaría de la AEB. El ejemplo tiene la virtud de poner en valor un juramento de banqueros. Dura tanto como lo que los recursos propios puedan resistir a la erosión de las pérdidas. Más allá de ese umbral no hay juramento que se resista. Será interesante verificar qué pasará una vez que el Gobierno que surja el 20 de noviembre active sus planes de saneamiento de la banca. Es bastante dudoso que la lista se quede en los cuatro que apuntó el señor Martín.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...