edición: 2361 , Lunes, 11 diciembre 2017
06/04/2016
OBSERVATORIO TALENTO RELACIONAL

La agotadora ombligoesclerosis megacorporativa

Julián Gutiérrez Conde
Las Megacorporaciones emiten tanto “ruido interno” que tienen poco tiempo para decidirse a explorar nuevas vías que puedan existir tanto en el interior como en el exterior. Su propio “ego” les rellena de “contenido vital” más que suficiente. Un repaso a vista de pájaro sobre los estándares de la actividad corporativa, dan una idea del “consumo y desgaste” que requiere la actividad interna.
En Enero se concentran las energías en dar por terminado el cierre del ejercicio anterior y preparar los datos para la confección del balance definitivo por parte de los “fontaneros financieros” así como documentar la presentación de soportes que han de entregarse a los analistas de mercados. Toda esta ceremoniosa presentación se llevará a cabo en torno a mediados-finales de febrero.

Una vez ejecutada esta actividad, y ya como digo bien entrado el mes de  Febrero, se inicia la revisión y comparación del presupuesto estimado para el ejercicio en curso y la fijación de nuevos objetivos, medios y costes asignados,…etc.

Toda esta actividad es “estratégica” para cualquier departamento o unidad que se precie pues de ella dependerán los proyectos, recursos y sobre todo planes de incentivación.

Todo este movimiento interno con cruces de informaciones, datos y demás, acaba dándose por concluido una vez terminada la presentación ante los mercados y la redacción del informe y notas de prensa explicativas.

El actos u actos finales suele ser la convención o convenciones internas donde se reúnen a todos los puestos ejecutivos y de gestión bien en la sede principal o en diferentes territorios. Eso viene a ser algo así como el: ¡Hale, a trabajar! ¡Pongámonos en marcha!

Las Corporaciones más rápidas y dinámicas concluyen todo este proceso endogámico a finales de febrero. Las mas ralentizadas siguen en ello hasta mediados de marzo.

Ya por estas fechas se atisban las festividades de la Semana Santa, que constituye uno de los tres grandes “parones vacacionales” del año. , Con las políticas de dispersión y troceo de vacaciones a lo largo del año, muchos empleados se toman de descanso la semana anterior a la propia festiva y otros la siguiente para de este modo ampliar sus periodos festivos, con los consiguientes “desajustes” de actividad que ello provoca debido a “encontrarse fuera” unos u otros decisores implicados en la gestión cotidiana por lo que la coordinación y la productividad bajan sustancialmente.

El segundo cuatrimestre, que lleva de la Semana Santa hasta el parón de vacaciones estivales, suele ser más activo si bien florecen durante esas fechas multitud de “festividades primaverales” locales, regionales o incluso nacionales que, en lo posible, se complementan con “puentes” para el alargamientos” del descanso.
En julio ya comienzan los primeros escarceos masivos de vacaciones estivales y al igual quedan “colas” durante el mes de septiembre, si bien en grueso de la huida se produce en agosto.

El caso es que durante esos tres meses los “rendimientos operativos y decisorios” quedan significativamente reducidos al ser prácticamente imposible conseguir un “pleno” de implicados a las reuniones de coordinación. Así llegamos al menos a mediados de septiembre.

En octubre comienza la revisión del presupuesto, el pánico ante el cierre que se avecina y las primeras tomas de datos para la confección de los imprescindibles proyección de cierre por un lado y presupuesto estimado para el año siguiente. Otra vez buena parte de las energías se dedican a informes y explicaciones internas.

Esto por lo que se refiere a una visión generalizada y global sobre el ejercicio completo. Si nos fijamos en los periodos semanales, los lunes suelen ser días de “comités en cascada”; el de dirección, el de finanzas, comercial,…etc y cada cual exige informes y más informes, presentaciones,..etc Sobre todo los de primero de mes que además deben revisar el cierre del mes precedente. Hay que ultimar los datos e informaciones para ir “haciéndolos ascender” por la escalinata jerárquica hasta los “aposentos mayores”. Todas las “personas clave” se encuentran “de Comité” en esos días. Por consiguiente todos “los que no están de Comité” no son “clave” sino temblorosos operarios que se encuentran a la espera de que “el Comité” les reclame algún dato más. Y que por supuesto no actúan sin recibir orden expresa del “algunos de los que se encuentra de Comité”. Son los “antesala de Comité”.

Por lo que respecta a los viernes, ya hasta la vestimenta es “casual”, que viene a ser algo así como “anunciadora de fin de semana. O week end que es lenguaje mucho más Corporativo. Se suele acabar antes la jornada y el ambiente desde primera hora es mucho más distendido y relajado. Es, sin embargo, el momento en que algunos jefes aprovechan para pedir informes o actuaciones de las llamadas “sinsentido” pero que tienen la finalidad de hacerse notar y conseguir prestancia ante sí mismos. Sospecho que existen competiciones ocultas entre algunos de ellos respecto a “quien tiene sometida a mayor presión a su gente”; así que es una buena oportunidad de entre tanto “preweekend” ver corretear algunos seres sudorosos atendiendo las “urgentes” demandas de sus jefes. Tal vez por eso lo de la vestimenta “casual”; para no mancharse los trajes.

Pero no vaya a interpretar nadie que en las MegaCorps no se trabaja. Nada más incierto. ¡Se trabaja mucho y muy duro. Lo que ya no está tan claro es si se dedica el esfuerzo a lo que se debe y del modo más productivo. Pero agotarse, les prometo que sale uno agotado. Vamos, que llega uno a casa exhausto tras la jornada de trabajo, aunque con la sensación de no saber si todo lo que ha hecho vale para algo y para qué vale.

Así que es mejor no hacerse preguntas y esperar rezando, que llegue el sueldo a fin de mes. El Ombligo MegaCorporativo paga, y en general bien,  por sentirse escuchado.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...