edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
13/02/2017
seguro 

La aseguradora italiana Generali defiende su independencia ante la oferta de Intesa San Paolo

Carlos Schwartz
De acuerdo con fuentes de medios financieros, la aseguradora más grande de Italia y una de las primeras de Europa diseña un plan que se centra en importantes ahorros con el objetivo de reforzar su capital y mantener su política de dividendos. La compañía ya anunció un plan de reducción de costes de 200 millones de euros en el corto plazo, pero las fuentes señalan que la cifra en estudio incrementará de forma significativa el objetivo. El ejercicio tiene la intención de convencer a la base accionarial en general, y a los accionistas de referencia en particular, de que apoyen la independencia de la aseguradora. Lo que ha desatado la perspectiva de ampliar la reducción de costes es una oferta de adquisición todavía no formalizada por parte de la Banca Intesa San Paolo, la entidad más grande del país por capitalización. Intesa manifestó su interés en adquirir Generalli el pasado mes desatando una fuerte reacción de la aseguradora y la semana pasada el banco estableció contacto con los principales accionistas de la compañía en un intento de convencerlos de las bondades de su propuesta. El consejero delegado de Intesa, Carlo Messina, fue el encargado de explicar a los accionistas de referencia de Generalli las bondades de una adquisición.
Messina se ha ocupado de difundir la naturaleza amistosa de la aproximación que en una primera fase lo llevará a tomar contacto con los accionistas de referencia que incluyen a su competidor Mediobanca y unos cuantos magnates del sector industrial. La estrategia descripta como amistosa y en los hechos de guante de seda afirman tiene por objetivo hacer una oferta baja conjeturan los analistas. Es que Intesa ha advertido a sus propios accionistas que la adquisición no va a socavar las posiciones de capital del banco noi el pago de dividendo.

Si la iniciativa de Intesa tiene éxito, la entidad resultante tendría un valor de mercado del orden de los 60.000 millones de euros, lo que la colocaría a mucha distancia de su competidor más próximo: UniCredit. La estrategia del banco se puede resumir en pocas palabras. La aseguradora le aportaría un significativo negocio de gestión de inversiones, una de las vertientes por las cuales los bancos, en un entorno de muy bajos tipos de interés, pueden generar ingresos al margen de las comisiones puras y duras por la gestión de cuentas corrientes y sus operaciones.

Lo cierto es que el modelo de banca/aseguradora, que estuvo muy en boga en España, entre otras entidades en las cajas de ahorros como fue el caso de Bancaja y Bankia, no es el que más ilusiona actualmente a los reguladores europeos aunque en ningún caso han vetado este tipos de combinaciones. En un primer momento las versiones de medios financieros indicaban que en el caso de una adquisición de Generalli por Intesa éste se desprendería de las operaciones de la aseguradora en Francia y Alemania. De acuerdo con dichas versiones ya se habrían establecido contactos con Axa y Allianz en Alemania. De acuerdo con fuentes al tanto de las conversaciones, la semana pasada de Messina con los accionistas Intesa ha descartado la venta de esas operaciones y en estos contactos ha comunicado que no haría esas desinversiones. En lo que coinciden sin embargo todas las fuentes próximas a Generali es que el asegurador que había prevista reducir sus costes en un 4% equivalente a 200 millones, está ahora pensando en un umbral de entre el 6% y el 7%. Entre los asesores de la compañía hay quienes preconizan que los recortes del gasto lleguen hasta el 20% del total de este epígrafe.

De acuerdo con fuentes de medios financieros, el consejo de Intesa ha dado a Messina un amplio margen de tiempo para llevar adelante su operación, pero el ejecutivo quiere despejar la opinión de los accionistas de referencia a la brevedad posible para tomar una decisión sobre una oferta en firme antes de finales de febrero. Una de las cosas que se sabe ya es que el banco ha descartado hacer una oferta sólo en acciones. El motivo fundamental es que Mediobanca es el primer accionista de Generali y en un canje de papel acabaría como accionista relevante de Intesa. La aseguradora por su parte cuenta con activos en gestión por 500.000 millones de euros y es uno de los principales tenedores de deuda pública italiana lo que lo convierte en una pieza estratégica para la estabilidad de la economía del país.

Mientras Messina tiene relaciones inmejorables con el establishment político del país a nadie dentro de él le gustaría poner en riesgo el futuro de la compañía y no está claro que el Gobierno favorezca la adquisición. En todo caso para la administración que encabeza el sucesor de Matteo Renzi, Paolo Gentiloni, Generalli ha resultado un tanto problemática al negarse a participar en el órgano público privado diseñado para los rescates bancarios conocido como Atlante, el fondo que adquiere participaciones en bancos en crisis y adquiere activos dañados de los mismos. Estos hechos hacen que la batalla en torno a Generalli en el contexto de la situación del sistema bancario italiano sea un mero detalle.

El sector está cargado con créditos morosos del orden de los 360.000 millones de euros, es decir más del 20% del producto interior bruto del país. Las entidades no han transparentado esta situación que está ocasionando bajas severas en el sistema. La semana pasada UniCredit, el primer banco por activos anunció pérdidas por importe de 11.790 millones de euros tras asumir la situación real de su cartera de créditos. En el contexto de la vasta operación de saneamiento del sector bancario italiano, que incluye la situación de Banca Monte dei Paschi di Siena, además de las pequeñas entidades locales nacionalizadas, la lucha por la aseguradora deja de ser una cuestión central para el ministerio de Finanzas y el Banco de Italia.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...