edición: 2788 , Viernes, 23 agosto 2019
30/09/2013
Pesan más las deudas que los ingresos
Aena, una de las empresas pendientes de privatización

La avalancha privatizadora puede encontrarse con falta de liquidez

La bolsa y la próxima primavera vivirán una explosión de operaciones públicas de venta
Juan José González

Según pasa el tiempo, parece que las promesas y planes de todo tipo, empresariales y gubernamentales, fijan su objetivo en una fecha clave: el segundo trimestre del próximo año. Para entonces se prevé crecimiento neto de empleo, recuperación de la confianza empresarial, consumo privado al alza y una confianza de los inversores desbordada por todos esos datos. El telón de fondo serán unas elecciones europeas de escasa o nula repercusión en la política local. Por tanto, tampoco extraña que sea la fecha elegida (recomendada) por la Oficina Económica del Gobierno para lanzar al mercado bursátil Aena, Loterías, Adif o Correos entre otras. Estiman en la Oficina gubernamental que ya no se estará malvendiendo el patrimonio del Estado y que a esas alturas del año los ingresos por las ventas pueden ser el bálsamo final para corregir el déficit público.

Y es que la hora de la "legitimidad social" en los procesos de privatización que el hoy ministro de Hacienda Cristóbal Montoro ponía como argumento para detenerlos en septiembre de 2011, se darán a buen seguro en los próximos meses, cuando se anuncie el paquete privatizador de Aena, Loterías, Adif y Correos. El momento oportuno para las privatizaciones parece ser el segundo trimestre del próximo año porque en él confluyen numerosas situaciones de mercado propicias para que los inversores nacionales e internacionales pujen en el mercado bursátil español.

Pero los planes de la Oficina gubernamental se antojan un tanto optimistas ya que barajan cifras de ingresos de entre 24.000 millones y 27.000 millones de euros por la venta de participaciones empresariales de las cuatro mencionadas, así como de la cesión temporal en arrendamiento de la explotación a largo plazo de algunos activos que actualmente gestiona el Estado. En ambas fórmulas, se contempla la participación del mercado bursátil, como cualquier oferta pública de venta, así como la venta de paquetes minoritarios a grupos institucionales que en las últimas semanas no dejan de llamar a las puertas de Fomento.

Sin embargo, no todo será un camino de rosas en la venta de algunas joyas empresariales de la Corona pues, si bien los ingresos estimados por las operaciones ayudarían con fuerza a resolver algunos problemas en las cuentas públicas, las deudas de compañías como Aena o Adif y Renfe, seguramente van a resultar obstáculos en el camino de muy difícil solución. Adif y Renfe deben en torno a los 19.000 millones de euros y Aena 12.000 millones de euros. En ambos casos se trabaja en la reestructuración de la deuda y cómo refinanciar con los bancos acreedores tan voluminosas cuentas pendientes con los acreedores.

Es sin duda la cara negativa de los planes de privatización del Gobierno de Mariano Rajoy que, lógicamente, quiere elegir el mejor momento para maximizar sus participaciones en las sociedades públicas. Cabe recordar en este sentido que a la vuelta del verano de 2011 y apenas mes y medio antes de la victoria del Partido Popular, Cristóbal Montoro, portavoz económico del partido en el Congreso, se oponía tajantemente a las privatizaciones en marcha de Loterías y Apuestas del Estado con el argumento de "no malvender el patrimonio del Estado". 

Si entonces las cifras que estimaba el Gobierno socialista como ingresos probables del mismo paquete de empresas que actualmente contempla el Gobierno popular, entre los 28.000 millones y los 32.000 millones de euros, hoy la cifra estimada proyectada sobre un mercado al alza también para mayo de 2014, apenas supera los 27.000 millones de euros. Y por otro lado, si entonces las deudas conjuntas de las empresas a privatizar se situaban en 25.000 millones hoy día aquellas deudas se acercan a los 31.000 millones de euros.

Es probable que los planes de la Oficina económica serán retocados y recalculados a lo largo de los próximos meses, en función de los cambios del escenario económico y político y adaptando los deseos a la realidad de los mercados financieros. Como también es probable que, al margen de esa cuenta de ingresos previstos y deudas pendientes, cuenten los optimistas técnicos con que no les va a faltar competencia (Telefónica y Línea Directa también planean acudir a bolsa en busca del mismo activo) como que también alguna excaja piensa que el segundo trimestre de 2014 puede ser interesante para pescar en el mercado bursátil. Así que es probable que, o bien no habrá dinero para tantos ni para todos, o bien, los precios (y por tanto, los ingresos) serán más bajos. A echar cuentas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...