edición: 2472 , Miércoles, 23 mayo 2018
01/06/2012
La salida de capitales se acelera en el primer trimestre del año y causa alarma

La balanza de rentas y el balance del eurosistema con España se ventilan en el FMI

Carlos Schwartz

Los motivos para la estampida de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría a Washington para una reunión de emergencia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) están contenidos en el deterioro de la balanza de pagos de España. La situación de las cuentas no parece sostenible y el Gobierno ha tensado demasiado la cuerda con el principal financiador de esta situación, el Banco Central Europeo (BCE). De acuerdo con las cifras publicadas ayer por el Banco de España para la balanza de pagos a marzo de este año las instituciones financieras monetarias han contribuido sólo en marzo a una salida de recursos financieros de 50.118 millones de euros, llevando el total del primer trimestre de 2012 para este capítulo a la friolera de 97.091 millones de euros comparado con los 75.307 millones que salieron a lo largo de todo 2011.

El pasado fue el primer año con saldo negativo en la balanza de rentas en mucho tiempo. Es alarmante además la contribución de las Administraciones Públicas a esta pérdida de rentas lo que indica que los pagos que se están haciendo por cuenta de las AAPP por los conceptos de intereses y amortizaciones superan sus ingresos, lo que pone de relieve una situación insostenible que detonó con la crisis de la deuda en el verano pasado. Las cuentas no han hecho más que empeorar en el primer trimestre, cuando las cifras finales del saneamiento de Bankia eran aun materia ignota. Como es imaginable sin que los aprendices de brujo que ocupan el Gobierno nos lo cuenten, la crisis de Bankia y los recursos necesarios para su saneamiento, y para atender a las necesidades del resto de las entidades en crisis, han agravado las posibilidades de financiar la balanza de pagos. Esto pone de manifiesto una vez más que la crisis de deuda soberana en la eurozona es una crisis encubierta de balanza de pagos.

El año pasado las AAPP tuvieron un balance negativo frente al resto de mundo de 15.304 millones de euros. Sólo en marzo de este año ese saldo negativo fue de 11.485 millones de euros y el acumulado en el primer trimestre fue de 17.975. Mes a mes es el Banco de España (BdE) a través del dinero que recibe del BCE el que enjuaga el déficit de las cuentas desde junio del año pasado. Pero las cifras se han disparado. Mientras que los activos netos del BdE frente al eurosistema en todo 2011 representaron 124.056 millones de euros, en el primer trimestre de este año han alcanzado a los 101.155 millones de euros, en el mismo periodo del pasado año el BdE era acreedor del eurosistema por 10.895 millones de euros. La situación cambió de forma drástica a partir de junio de 2011, es decir hoy llevamos un año de sangría pagado por el BCE. En el mes de marzo los 66.734 millones de euros inyectados por el BdE permitieron dar un signo positivo a la pérdida de 66.200 millones de euros entre las entidades financieras y las AAPP más Otros Sectores, generando un saldo positivo de 533 millones de euros, que es de todas formas muy pequeño en comparación con otros meses.

Sin embargo, la posición real del BdE frente al BCE es mucho mayor que lo expuesto por las cifras de la balanza de pagos. Esa posición viene descripta en el Balance del Eurosistema. El total para marzo que da el Balance como saldo del BdE “Intrasistema”, es decir el dinero total recibido del BCE en ese mes, fue de 284.549 millones de euros. De este total sabemos por el detalle de la balanza financiera que el BdE destinó a financiar la balanza de pagos 105.572 millones de euros lo que deja sin visibilidad la aplicación de la diferencia que es de 178.977. Sería razonable suponer que esa diferencia ha ido a complementar la liquidez del sistema financiero, sumándose a los más de 310.000 millones de euros concedidos a la banca de nuestro país por el BCE vía BdE. Los socios de la unión monetaria europea, al menos su principal socio -Alemania- quieren que esta crisis de deuda sea solventada por cada país mediante una reestructuración de sus balanzas de pagos. Reducción de salarios, incremento de la competitividad, incremento de las exportaciones, reducción del gasto público para hacer sostenibles las cuentas nacionales. Y sólo da curso de forma limitada a la financiación de los déficit de manera transitoria vía BCE.

Esta es la situación que le conviene a Alemania, y seguramente no sólo a su Gobierno conservador, sino a sus capitales más concentrados gobierne la CDU o el SPD. Una unión monetaria europea que sólo se comporta como tal en las épocas de vacas gordas. Cuando los flujos de capitales son por cuenta de las instituciones financieras y los intercambios comerciales privados la cosa va bien. Para ponerlo en términos coloquiales: te vendo Mercedes Benz, tu pagas. Te vendo Airbus, tu pagas. Te vendo Siemens, Bosch y demás, tu pagas. Necesitas financiación para comprarme, yo te la doy. Quieres descontar títulos hipotecarios para alojar en tu burbuja inmobiliaria mis Mercedes, Bosch y lo que haga falta... mis bancos te los compran. ¿Tu ya no compras y tienes que hacerte cargo de la crisis que ha provocado el sobrecalentamiento de la economía? Ese es tu problema. Pero la receta aplicada para el saneamiento económico no funciona. Se agrava la crisis. Se desencadena la recesión, la recesión se convierte en depresión. Cae la recaudación fiscal. Crece la morosidad bancaria. Cae la demanda exterior y se estancan las exportaciones... Las palmadas de la canciller Angela Merkel en la espalda de Mariano Rajoy son un gesto sin consecuencias.

El presidente del Gobierno ha centrifugado a sus primeras espadas para atajar la quiebra. Sáenz de Santamaría a Washington. Luis de Guindos un día antes a Berlín. Es inminente que España entable una negociación con el FMI y con la UE para buscar la liquidez que ataje el problema aunque más no sea en el corto plazo. Las condiciones van a ser leoninas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...