edición: 2361 , Lunes, 11 diciembre 2017
22/11/2017
banca 
Expectativas de negocio, buena señal

La banca asume más riesgo y se embarca en grandes operaciones empresariales

La Bolsa espera al 21-D mientras las entidades financieras y los grupos empresariales dan por finalizada la inestabilidad política
Juan José González
Los grandes bancos se implican en la financiación de las operaciones empresariales en marcha. Buena señal que parece animar al resto de los inversores nacionales y extranjeros, estos últimos más volcados hacia la deuda pública española de corto, medio y largo plazo, lo cual es también otra señal de confianza en las perspectivas de evolución de la economía española. Pero es quizá la apuesta del sector bancario nacional la que puede dar una idea más completa del sentimiento inversor en tanto su significado como compromiso presente y futuro del dinero en la actividad empresarial y en la economía española. Parecería así que el sector financiero quiere pasar página y dar carpetazo casi definitivo o por ahora al conflicto catalán, cuyo balance para el sector bancario no tiene otro signo salvo el negativo. El mercado bursátil está siendo más un barómetro que un termómetro, pues parece más interesante comprobar el clima, el ambiente y la atmósfera que la temperatura del mismo, variable y con escasa oscilación, todo lo cual se refleja en las cotizaciones. Así el ambiente positivo, los grandes bancos toman mayores riesgos y aseguran negocio -comisiones presentes y rentabilidad futura- con vistas a un próximo ejercicio que ofrece mejores expectativas y recuperación de ganancias mermadas en el más reciente pasado.
Santander y BBVA compiten estos días en el terreno de juego de la financiación inmobiliaria. Son accionistas principales en sociedades promotoras del sector como Metrovacesa y Testa Residencial, y ambas se están preparando para salir al mercado bursátil en mayo o junio del próximo año. Ellos dos llevarán la voz cantante en las colocaciones y, seguramente, los beneficiarios primeros de las plusvalías y de las comisiones, importantes en este tipo de operaciones.

Otra operación empresarial en  marcha, la oferta del grupo hotelero Barceló a NH Hotel Group para fusionar sus respectivos, operación en el entorno de los 2.500 millones de euros, cuenta con el asesoramiento de Santander. No estará al margen del negocio de las colocaciones bursátiles Caixabank, que contará con un papel interesante en otra operación del sector inmobiliario como la sociedad Vía Célere, donde no estará ninguno de los primeros bancos por "conflicto de intereses".

BBVA y Bankia sí están presentes como únicos bancos españoles en el crédito sindicado a ACS con una aportación conjunta de 1.600 millones de euros, pequeña aportación que se une a los 19 bancos restantes del sindicato y que en conjunto reúnen 15.000 millones de euros para que la constructora española se haga con el control de Abertis en su `contraopa´ frente a la italiana Atlantia. En esta operación, Santander y Caixabank están presentes, aunque de parte de la italiana que, en cualquier caso, no elimina la apuesta de los dos bancos españoles por el riesgo del negocio de infraestructuras ni tampoco por la empresa española Abertis. Por tanto, bien de uno u otro lado, la financiación de la operación empresarial en marcha significa un voto de confianza en la marcha de la economía.

Colocadores, asesores y financieros parecen de esta forma multiplicar su actividad en la parte final del ejercicio en operaciones empresariales relevantes a nivel sectorial y de peso, dado el volumen financiero que implican y, por tanto, también de riesgo de negocio para las entidades bancarias que ponen los recursos. Actividad financiera que está apoyada en los buenos resultados de buena parte de las compañías cotizadas, en la continuidad de la expansión económica española y también en la general.

De la evolución de estas variables en el próximo ejercicio dependerá buena parte de los beneficios bancarios, aunque en cualquier caso, financieros y empresarios parecen descontar con sus inversiones buenas previsiones y expectativas y estas parecen ser en la actualidad suficientes como para poner en marcha la máquina de la inversión. Se podría incluso asegurar que el actual clima empresarial que se desprende de las operaciones en marcha es optimista e, incluso, en algún caso, eufórico, al entender que el horizonte se presenta despejado para la inversión en España tras el reciente conflicto catalán. Y aunque las cotizaciones bursátiles sean la única variable que hoy se mantiene a la espera del desenlace electoral de diciembre, bancos y empresas parecen haber dado un carpetazo definitivo a la inestabilidad política.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...