edición: 2362 , Martes, 12 diciembre 2017
27/05/2010
El sector se siente atrapado por la pinza entre la nueva norma y Basilea III

La banca busca alternativas para reducir el impacto de la ‘tasa Barnier’

Se barajan varias posibilidades, como ‘deslocalizar’ negocios y reducir tamaño
Juan José González

La idea de un ‘frob’ europeo de carácter preventivo o, traducido textualmente, “una red de fondos de resolución”, pensada para sufragar posibles y futuras crisis bancarias en Europa, en vez de ser cubiertas por los presupuestos públicos –contribuyentes- amenaza con causar una pequeña revolución en el sector bancario, principal destinatario de la nueva normativa al tiempo que primer y, posiblemente, único contribuyente a esos fondos. Y ¿qué hacer ante este nuevo impuesto al sector financiero? Los bancos piensan sobre este asunto con intensidad desde hace seis semanas en busca de la mejor alternativa para que la norma en cuestión le suponga el menor impacto posible en sus cuentas. Hay pocas soluciones pero las hay, y los jurídicos de los bancos, particularmente, de los más grandes, hacen estos días las cuentas del impacto del nuevo ‘frob’ europeo.

Puesto que la medida tendría un alcance continental, al tiempo que serían de carácter transitorio, desde 2011 hasta 2018, para posteriormente quedar limitado a partir de 2019, algunas entidades ya piensan en orientar sus planes de negocio hacia otros mercados, menos exigentes en el aspecto de la prevención. Es posible que si el hoy proyecto legislativo de fondo comunitario para la resolución de crisis bancarias se aprueba en 2010 y su entrada en vigor se produce en 2011, muchas serán las entidades financieras –quedan excluidas aseguradoras y fondos de inversión- que piensen en ‘deslocalizar’ una buena parte de su actividad financiera. Y hasta es posible que algunos bancos se replanteen el tamaño y opten por reducir sus balances.

El proyecto en cuestión, si bien no desiste completamente en la idea de un fondo a escala comunitaria, se centrará en dibujar un modelo donde cada miembro de la UE se dote de su propio ‘frob’ destinado a la contingencia señalada de prevención de crisis. Y en ese planteamiento, Michael Barnier, comisario europeo de Mercado Interior y padre del proyecto –la tasa Barnier-, utiliza el sistema de globos sonda para comprobar por dónde respiran los Gobiernos, los técnicos y sobre todo las entidades financieras. Si primero se trataba de articular un “superfondo federal”, según terminología del propio Barnier, este se quedó posteriormente en que cada Estado miembro se monte el suyo propio. Los Gobiernos señalaban que no estaban muy dispuestos a ceder, de nuevo, un trozo de soberanía política a un nuevo organismo bajo el paraguas de la Comisión Europea.

Y ahora la polémica se centra en un aspecto de mayor profundidad, como es el de fijar un criterio base sobre el que debe ser calculada la contribución de cada entidad financiera. Barnier lanzó uno de esos globos sonda hace unas semanas, cuando en una visita al ministerio de Economía y posterior almuerzo con Elena Salgado, explicó que la base de dicho cálculo se realizaría sobre el pasivo y teniendo en cuenta el nivel de beneficios de las entidades, y no sobre los activos, idea que se rechazó desde el principio.

Ahora el problema que se le presenta al comisario Barnier tiene otra dimensión aún mayor porque varios ministros de Economía le han pedido que en su propuesta reconsidere los tiempos de aplicación de la nueva norma prevista en el proyecto, pues el sector bancario todavía tiene pendiente el cálculo de cómo le afectará a sus cuentas los nuevos requisitos de capital recogidos en Basilea III.

Y poco más se conoce del plan Barnier, salvo que el presidente ejecutivo de la Comisión Europea le ha insistido en que debe quedar bien claro que el nuevo mecanismo no tendrá por objetivo reflotar entidades en situación de quiebra, sino la gestión de la insolvencia de las entidades financieras para evitar que se desestabilice el conjunto del sistema, como sucedió en la crisis bancaria de 2008 en Europa, lo que puede tener sentido con el establecimiento del fondo de previsión.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...