edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
06/02/2017
banca 
Cerca de 19.000 millones

La banca cierra otro ejercicio sin retorno de la inversión digital

La asignatura pendiente, números y palabras mayores que no aportan beneficios ni cumplen objetivos
Noqueado por la coyuntura, social y judicial y necesitado de ingresos, el sector no hace balance de la banca digital
Juan José González
La banca española ha concluido la explicación de los resultados del cierre del pasado ejercicio haciendo un ejercicio, ya habitual, de enumeración de daños y sus causas, apuntando el origen de los problemas y sus perjuicios. Lo han hecho en medio del temporal meteorológico de la coyuntura, pronunciamientos de los tribunales, las cláusulas suelo y, por si no fuera suficiente, se ha añadido a la lista de adversidades la reforma de la Ley hipotecaria. Quedan en la sombra, los resultados de otra actividad: los efectos, positivos y negativos, de las reestructuraciones, tanto de personal como de oficinas, gastos generales y demás decisiones que las entidades bancarias han llevado a cabo en un ejercicio en el que las ganancias han mejorado un 10% de media aunque, por otro lado, el beneficio total se haya reducido en un 22%. Poco o nada se ha mencionado el presente ejercicio, donde, al parecer, el sector piensa aplicarse en sacarle rendimiento a los cerca de 19.000 millones de euros invertidos en desarrollos digitales.
En la presentación de resultados, poco o más bien nada se ha mencionado la intención de las entidades de incrementar sus inversiones digitales. Es lógico si se tiene en cuenta que en los seis últimos ejercicios el sector ha destinado 18.800 millones de euros a lo que denominan en sus cuentas y balances "transformación del modelo de negocio" o banca digital. Este capítulo ha vivido en estos últimos seis ejercicios la puesta en marcha de equipos especializados en la gestión de las inversiones aprobadas en consejo y su seguimiento.

El resultado de esas inversiones muestra la escasa actividad de los nuevos productos financieros y de la escasa repercusión en la operativa general de la banca de los cambios digitales. Por tanto, el retorno de la inversiones de los desarrollos digitales se mantiene en cifras inferiores al 10% mientras los objetivos están fijados (estaban en 2016) entre el 25% y el 40% de rentabilidad de la inversión digital. Es esta carencia de resultados la que parece haber hecho mella en los resultados globales del sector y, en particular, de varias entidades, sobre todo en las que mayor inversión destinaron a la digitalización. Y es también el reto que parece estar asumido por todas las entidades financieras dado que una nueva directiva europea obligará al sector a nuevas exigencias.

Por otra parte, la banca intenta por todos los medios revertir la situación negativa que representa la brecha digital en España, el país de Europa con la más elevada penetración de smartphones, al tiempo que más bajo volumen de clientes digitales en banca. Se supone que para cerrar esta brecha el sector deberá seguir invirtiendo no sólo en recursos financieros, sino también en información (y formación) para facilitar la conexión con la clientela. El hecho de que un 90% de los hogares españoles cuente con un PC y que aún no estén conectados con un banco, indica que éste no ha puesto demasiado interés en la conexión, mientras que sí se ha preocupado de hacer visible su modelo de negocio (digital) y sus ventajas.

Así las cosas, al sector le faltaría orientar sus esfuerzos inversores a mostrar la eficacia de los servicios, mostrando al cliente no sólo las ventajas sino también facilitando la conexión con el banco y, de paso, demostrar que la operativa es también menos costosa -menos comisiones- si utiliza los servicios digitales. La necesidad de aumentar los ingresos puede haber propiciado que las entidades hayan dedicado más recursos a la operativa presencial (oficinas y cajeros) que a potenciar la utilización de la banca digital, algo que, seguramente, comenzará a cambiar en breve.

Y debe hacerlo sin falta, pues si en 2016 el sector, en términos generales, no ha cumplido con los objetivos de retorno de las inversiones digitales, en 2017, dadas las necesidades de ingresos, que no llegarán por la vía del crédito, está obligado a ofrecer resultados en línea con la inversión realizada en el nuevo modelo de banca.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...