edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
24/04/2012

La banca deberá buscar inversores privados para las sociedades inmobiliarias en las que aislar el ladrillo

La banca deberá buscar inversores privados para que tomen el control de las sociedades inmobiliarias que deberán crear para aislar el riesgo vinculado al ladrillo, según el plan que diseñan Gobierno y Banco de España para restablecer la confianza internacional en el sistema financiero español.

Según confirmaron en fuentes gubernamentales, el objetivo es que dichos inversores controlen el 51% de las sociedades inmobiliarias de liquidación que deberán constituir los bancos para depositar sus activos inmobiliarios y separarlos del balance.

El Gobierno y el instituto emisor avanzan en el análisis de una fórmula que permita segregar el ladrillo de las entidades financieras en sociedades de liquidación con un periodo de vida de diez años.

Se trataría de una segunda fase de la reforma financiera para despejar las dudas de los inversores sobre la salud de los balances de los bancos que delimitara claramente los activos sanos de aquellos con riesgo inmobiliario, tal y como esbozó recientemente en una presentación a inversores y analistas en Londres el director de Regulación del Banco de España, José María Roldán.

Dichas sociedades de liquidación tendrían una duración de diez años y transcurrido dicho plazo se saldarían con pérdidas o ganancias en función de las operaciones de venta de activos inmobiliarios que se hayan cerrado.

Esta fórmula permitiría a los bancos sacar de balance dichos activos vinculados al ladrillo, ya que las entidades financieras no tendrían el control ni la gestión de las sociedades de liquidación, en las que otros inversores deberían controlar el 51% de éstas.

De hecho, la pérdida de control de la sociedad es una condición indispensable para que desde el punto de vista de la contabilidad europea se considere que se han desagregado los activos inmobiliarios del balance, por lo que dejarán de consumir capital en éste.

El Banco de España ve compatible acotar los activos del ladrillo sin recuperar la idea del banco malo, institución con fondos públicos que aglutinaría todos los activos tóxicos del sistema financiero español, según indicó Roldán en la City.

Después de que el sistema financiero español haya reconocido activos problemáticos que suman el 54% de los créditos al sector inmobiliario y haya ajustado valoraciones con provisiones que cubren el riesgo del suelo en un 80% y de la vivienda en desarrollo en un 65%, "un tercer paso podría ser la delimitación", esbozó entonces el responsable del Banco de España.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...