edición: 2328 , Lunes, 23 octubre 2017
28/11/2011
A pesar de la menor rentabilidad

La banca defiende sus pagarés y depósitos frente a la deuda pública

Desaconseja a sus clientes la compra de deuda pública. Es la competencia directa, la que le puede arruinar las campañas y la caja. Hoy, la rentabilidad de las letras es insuperable
Fernando Romero

Los intereses ofrecidos en las últimas subastas de letras a tres y seis meses son superiores al 5%. Es un quebradero de cabeza. La crisis de deuda en Europa no deja vivir en paz a los dirigentes de la eurozona, que se esfuerzan día a día por frenar la escalada de sus diferenciales. Pero algunos inversores han encontrado entre tanta agitación una nueva oportunidad de inversión.

Al incremento de la rentabilidad de la deuda a corto hay que sumar las limitaciones puestas en marcha por el Ejecutivo que, en un intento de acabar con la guerra del pasivo, aprobó el pasado julio una nueva ley que penalizaba a las entidades que ofrecieran altas remuneraciones.

La volatilidad que vive la Bolsa provoca que muchos los pequeños inversores decidan apartarse de la renta variable. Descartada esta primera opción, empiezan a ganar fuerzas los partidarios de la renta fija, que en los últimos tiempos han sido testigos de los elevados rendimientos.

En este nuevo frente, los bancos se esfuerzan por convencer a los clientes de que la mejor opción es decantarse por depósitos, pagarés y otras emisiones de deuda y dejar de lado la renta fija pública. El mercado se ha convertido en un nuevo foco de incertidumbre, sobre todo para España e Italia.

Incluso los empleados desaconsejan al inversor confiar sus ahorros a la deuda del Estado, ofreciendo múltiples razones. Y así, lo que para muchos puede verse como un intento más de proteger al pequeño inversor, para otros es una estratagema encaminada a captar liquidez en unos momentos de sequía total en el mercado mayorista.

Argumentos del estilo de, por ejemplo, el Fondo de Garantía de Depósitos no cubre la inversión realizada en letras en caso de quiebra, una afirmación que no tiene mucho sentido, pues en caso de impago la capacidad de respuesta del fondo quedaría seriamente dañada. Pero si el cliente se sigue mostrando a favor de comprar deuda del Estado, la persona encargada de aconsejarle le advierte de la difícil situación que atraviesa el riesgo-país, síntoma de la falta de estabilidad que ofrece España.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...