edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
25/02/2014
Con el consentimiento de Linde

La banca extranjera mantiene el desafío al Banco de España

Espírito Santo e ING, en cabeza de una ´guerra del pasivo´ y a la caza de los vencimientos de 20.000 millones trimestrales
Juan José González

El Banco de España sigue sin atender las reiteradas quejas de la banca española ante lo que califica como un trato de favor del supervisor a las entidades extranjeras, libres de pecado al amparo de una legislación, una laguna legal, que las sitúa en una posición de competencia desleal. Son una docena de entidades, entre extranjeras y nacionales, que se mantienen en actitud díscola frente a la directriz del banco central español que en diciembre de 2012 limitó las ofertas de los depósitos al 1,75%. Se trata de una cobertura legal de la que se vale el Gobernador Luis María Linde para demorar la solicitud de una solución a las autoridades bancarias europeas. Son Banco Espírito Santo, ING, Evo banco, Mediolanum, Bankoa y el ecuatoriano Pichincha, a los que se suma Openbank, del grupo Banco Santander. En estos primeros meses del año aumentan las tensiones en el sector bancario por la desidia del supervisor en un asunto en el que se juegan bastante millones -20.000 calculan en el mercado- que es el saldo medio de vencimientos trimestrales de depósitos, exceptuando el último del año, más numeroso que el resto.

Poco más de media docena de entidades que han decidido plantar cara a las normas generales que rigen la práctica bancaria en España y que se amparan en su estatus de sucursal de una entidad financiera extranjera y mantener su particular `guerra del pasivo´, y que fue uno de los motivos que provocó que el Banco de España estableciera un tope a la remuneración de los depósitos. Pasado el tiempo, y bastante desde aquel diciembre de 2012, el supervisor español continúa sin resolver la laguna normativa que permite la competencia desleal por los depósitos.

El pasivo continúa siendo objetivo y necesidad para mantener y aumentar la cuota de mercado, un deseo de todas las entidades financieras al que ninguna está dispuesta a renunciar, de ahí que cualquier ventaja sea aprovechada por los competidores. Porque se trata de pelear por una cantidad de dinero en juego que los expertos estiman que puede alcanzar al trimestre 20.000 millones de euros en vencimientos, por tanto, un rico caladero donde cualquiera de los `díscolos´ puede resolver las cuentas anuales.  a renunciar, sobre todo cuando su actuación, aprovechando un vacío legal, una laguna normativa, se encuentra amparada por el Banco de España, y que, de paso, se mantenga una particular `guerra del pasivo´, y en la que participan otras entidades españolas, caso de Openbank. 

El grupo de bancos que `vive´ y bebe de ese oasis normativo: Banco Espírito Santo, ING, Pichincha, Mediolanum, Bankoa y Evo banco (también Openbank) siguen presumiendo en sus ofertas de extratipos. En oficinas y páginas web publicitan los depósitos que, curiosamente, ya cuentan con su `denominación de origen´ bajo el nombre comercial de `Depósito Bienvenida´, común denominador para varias de las entidades mencionadas. Hoy puede verse en sus portales de Internet y en los escaparates de las oficinas como Openbank (Grupo Santander) comercializa el `Depósito Bienvenida´ con una TAE del 2% a 4 meses. Evo bank lo mismo, con el 2% TAE y liquidación mensual de intereses. Banco Espírito Santo, el más agresivo y desenfadado de la banca extranjera establecida en España, tiene a gala ser el primero entre los primeros con el nuevo depósito a 12 meses al 2,50% de TIN (tipo de interés nominal) que; ING comercializa el Depósito Bienvenida al 2% TAE a tres meses; Bankoa, 2,25% de TAE (TIN 2,231%) a tres meses; el ecuatoriano Pichincha vende su depósito al 1,90% para el plazo fijo de 12 meses, y Mediolanum paga el depósito de 13 meses al 2% TAE.

Como se puede comprobar, el grupo de bancos que se saltan la limitación del supervisor cuentan con capacidad suficiente para ocupar una cuota de mercado que no alcanza el 15% pero que es considerada por la banca mediana como una zona importante para obtener depósitos extra y que ahora estaría siendo ocupada por las sucursales de extranjeros, además de Openbank. En su labor de vigilancia ¿no debería el Banco de España poner un tope también a las sucursales díscolas?

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...