edición: 2831 , Miércoles, 23 octubre 2019
06/06/2011

La banca no da tregua a sus clientes y dispara las comisiones en la búsqueda desesperada de ingresos

Las tarjetas de débito y las cuentas corrientes suben un euro en cinco meses
Esther García

Los grandes carteles publicitarios de bancos y cajas de ahorros que hace pocos años empapelaron la vallas publicitarias con el reclamo de ‘Cero euros de comisión’, ya han desaparecido de nuestro paisaje urbano debido a la crisis. El vía crucis por el que atraviesan numerosas entidades financieras inmersas en su reestructuración y la necesidad de la banca de obtener mayores ingresos para compensar la caída del margen de intereses ha hecho que los ejecutivos bancarios vuelvan sus ojos hacia las comisiones como fuentes de ingresos y las revisen al alza como una manera de aportar beneficios a sus entidades a costa del ‘bolsillo’ de sus clientes, acostumbrados a unos servicios bancarios baratos con respecto a los pricipales países europeos.

Tras el inicio de la crisis en 2007, el precio de las comisiones ha subido exponencialmente hasta superar ampliamente en el último año el Índice de Precios al Consumo, por ello muchos clientes de entidades bancarias se quejan de estar costeando ellos la crisis financiera a base de comisiones y de pagar muy caro la utilización de unos servicios básicos que les da su banco.

Desde mayo, disponer de una tarjeta de crédito o de débito, abrir una hipoteca o encargar un estudio de crédito hipotecario les sale a los clientes de bancos y cajas más caro que el año anterior. Por una tarjeta de débito que en mayo del año pasado pagamos 16,84 euros, este año en el mismo mes hemos tenido que pagar un 12,5% más, hasta alcanzar los 18,39 euros. Algo parecido ha ocurrido, aunque en menor medida, con las tarjetas de crédito que el año pasado nos costaban 33,48 euros y este 34,66.

Respecto a las comisiones que las entidades aplican por el estudio de créditos, subieron en mayo hasta el 0,84% del importe del crédito total, frente al 0,74% correspondiente a diciembre de 2010 y al 0,62% que se cobraba en mayo de hace un año. Mientras que las comisiones sobre la apertura de hipotecas son las que menos se han encarecido, cinco milésimas en lo que va de año, hasta el 2,76 % del importe del crédito que se cobró de media en mayo.

Las cuentas corrientes también se han visto afectadas por la subida. Su comisión de mantenimiento semestral ha aumentado en promedio de los 22,36 euros finales de diciembre a los 23.33 euros, un 4,3%; y en el caso de las cuentas de ahorro el aumento ha sido del 4,1% hasta alcanzar los 22,59 euros.

Ante este constante aumento de las comisiones, los clientes de bancos y cajas no se han quedado de brazos cruzados y las quejas y reclamaciones sobre esta carestía interpuestas ante el Banco de España, las Comunidades Autónomas y las asociaciones de consumidores se han multiplicado. En la Comunidad de Madrid de las 20.248 reclamaciones presentadas a lo largo de 2010, 8.797 tenían relación con entidades bancarias, telefonía e Internet. Muchas de ellas se basan en que la entidad bancaria no suele informar del precio de las comisiones si el cliente no se lo pregunta.

Según la asociación de consumidores ADICAE, “los consumidores cada día pagamos más comisiones por unos servicios que continúan disminuyendo en calidad” y se queja de que la reestructuración del sistema financiero ha provocado el cierre de sucursales bancarias y ha hecho que se reduzca el tiempo destinado a la atención de cada cliente y aumente el tiempo de espera para ser atendido. “La banca está reduciendo gastos y esto es correcto, pero también debería reducir los costes de su servicio y no al revés”, aseguran desde la asociación.

También los últimos datos elaborados por el Banco de España recogen el incesante aumento del número de reclamaciones desde que estalló la crisis. En el primer semestre del 2009 la entidad recibió 6.152 reclamaciones lo que supuso un 81% más que en el mismo periodo del año anterior. Tras reclamar, los usuarios recuperaron 2,46 millones de euros en concepto de rectificaciones, lo que significa que no siempre la banca gana.

La crisis ha hecho que bancos y cajas busquen fuentes de ingresos que antes de 2007 casi tenían olvidadas, como las comisiones. Su avidez por obtener beneficios y liquidez -frenada hoy con la aprobación por parte del Gobierno del real decreto que pondrá fin a la ‘guerra de depósitos-, es evidente, pero no significa que una subida acelerada de las comisiones vaya a compensar otros problemas de los que adolece el sector, como la caída de la actividad crediticia, y menos, teniendo en cuenta que a los que no dan tregua con estas subidas son a sus clientes.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...