edición: 2515 , Lunes, 23 julio 2018
29/01/2009

La Banca pondrá sus bonus en cuarentena

Juan José González

No sólo de moderar la exhibición de beneficios hablaron los banqueros con el presidente del Gobierno en la última reunión, en la que Zapatero no dejó pasar la ocasión de solicitar a sus interlocutores un cuidado intensivo en asuntos de trascendencia social, como por ejemplo recortes de plantilla, programas de jubilaciones anticipadas y las retribuciones variables o bonus. Espinoso asunto este sobre el que casi todos pusieron cara de póker. Los miembros del grupo se dividían entre seguidores, poco seguidores y nada seguidores, siendo los dos últimos mayoría y tan sólo dos asistentes, Miguel Blesa y Francisco González, proclives a una actitud más indulgente (sólo en este asunto) con el jefe del Ejecutivo.

En muchos consejos de la Banca española no habían sentado bien las alusiones del presidente del BBVA, Francisco González, sobre la obsesión y ansia de los ejecutivos en fijarse antes en los bonus que en el futuro de las instituciones en las que trabajan. Y en el transcurso de la presentación de los resultados del banco de ayer volvió, de nuevo, a poner el dedo en la llaga. Las primeras alusiones fueron en Financial Times y las de ayer en Castellana 81, en ambos casos serán tenidas en cuenta por la AEB, Banco de España y por el grueso de la Banca. A González no le falta razón, pero ayer cuando fue preguntado al respecto, sobre si se había planteado reducir el bonus en su consejo, la respuesta no predicaba condescendencia, sino todo lo contrario ¡vaya que si habrá bonus!

La sensación es que González –a quien no hay que escatimar mérito en abrir este melón- ha tocado un tema sensible, de los que se habla al menos una vez al año en consejo y tres o cuatro en la comisión de nombramientos y retribuciones, esta última con más trabajo de la cuenta en los últimos meses. Se quieren cambiar sistemas de retribución, y al mismo tiempo aplicar rebajas. En los consejos de administración de los grandes y de los medianos bancos españoles, se defiende la tesis favorable al mantenimiento del bonus, porque se dan resultados positivos y porque son un incentivo a la producción, dedicación y talento. Lo cierto es que se ha puesto en marcha la revisión del bonus en numerosas entidades financieras en lo que se considera puede ser el inicio de una cuarentena de la retribución variable, al menos mientras las cifras de desempleo sigan siendo millonarias y las pérdidas multimillonarias.

Vincular retribución variable a resultados ha tenido tradicionalmente su fundamento, lo que sucede es que se ha abusado del mismo y algunos aspectos, con el paso del tiempo, han quedado obsoletos. Hoy más de un accionista se pregunta ¿en qué medida los buenos resultados son fruto de la labor del gestor?, o ¿qué contrapartida –si es que se contempla- se aplica cuando las cosas no salen bien?, o ¿hasta qué punto la gestión del crecimiento de la compañía ha sido el origen de la quiebra o pérdidas del ejercicio?, o hasta dónde buena gestión y hasta dónde efecto de una buena coyuntura? En fin.
 
En varias entidades financieras se viene trabajando desde hace tres años en una revisión del asunto del bonus, cuestión peliaguda si se tiene en cuenta que en la mayoría de los casos son los propios ejecutivos quienes se fijan sus propios bonus, y claro... Cuando en la mañana de ayer, el presidente del BBVA hacía referencia a riesgos ‘reputacionales’ de la competencia, no estaba apuntando únicamente al fiasco de Madoff sino a la necesidad de reformar más de un modelo de gobierno corporativo.
Pero se defiende, al mismo tiempo, que 2008 y siguientes serán años de vacas flacas en los que los buenos resultados, antes que por mayores ventas, procederán del recorte de costes, y claro, no es lo mismo. Así que la batalla del bonus ha pasado de los consejos de administración a las comisiones de retribuciones para que ésta ofrezca una explicación que seduzca y no enfrente a los ejecutivos. Y todo en aras de la paz social y del rendimiento del personal.

Comienzan a ser varios los casos de responsables empresariales que en vista de los resultados ven como sus bonus, su retribución variable, se viene abajo. Algo cada día más común y que cada vez se reclama con mayor insistencia, no solamente como uno de los males originarios de la crisis financiera, sino como tarea pendiente de regulación para los Gobiernos, pensando en que tras la debacle actual, en la nueva era de las empresas todo o casi todo deberá ser diferente.

En el resto de Europa ya hay más de un país que ha comenzado a trabajar en este sentido, y que bien puede tomarse como ejemplo, aunque en algún caso haya sido obligado por las complicadas circunstancias de la compañía. Primero fue el francés Daniel Boston, presidente de Société Générale, y su director general Frédéric Oudéa, quienes renunciaron a la parte variable de sus remuneraciones correspondientes a 2008, sin tener en cuenta los resultados del banco ni la situación de los fondos propios. Propuesta aceptada de inmediato por el consejo de administración, que se reunió con carácter de urgencia ante tan insólito acontecimiento.

El consejero delegado de ING, Michel Tilmant, despedido hace unos días, se lleva la indemnización prevista en contrato pero se queda sin bonus (por el fiasco que provocó en la compañía y que no supo resolver). En general, en todos los países donde los Gobiernos se han visto obligados a inyectar liquidez por una u otra vía, o a tomar participación accionarial para evitar quiebras, una de las primeras cuestiones que se eliminó fueron los bonus. Lógicamente. De ello tenemos profusos ejemplos en EE UU, Francia, Alemania, Reino Unido…

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...