edición: 2614 , Miércoles, 12 diciembre 2018
04/03/2009

La Banca pone freno al crédito de las tarjetas

Endurece la disponibilidad de dinero para evitar los impagos
Juan José González

Alarma entre los cinco primeros emisores de tarjetas bancarias (Santander, BBVA, La Caixa, Caja Madrid y Popular), entre ellos suman un 43% de las tarjetas bancarias que circulan en España y de las que un 60% (45 millones de tarjetas) son de crédito y el resto, hasta los poco más de 76 millones, son de débito. Alarma porque estaban comprobando que la morosidad por la vía de las tarjetas de crédito se disparaba cada mes hasta llegar a situarse en un 4,7% al final de 2008, el doble que hace un año, una deuda que para las entidades financieras suponen cerca de 2.800 millones de euros. Este tipo de “efectivo plástico” en manos del público venía experimentando un crecimiento silencioso en los últimos meses. Así que para no correr mayores riesgos, las instituciones financieras decidieron reducir las líneas de crédito.

Sin embargo, las entidades financieras no se han quedado cortas ante este fenómeno, subiendo paulatinamente sus intereses y comisiones por el uso de las tarjetas. Y como en cualquier ambiente de crisis, la mayoría de bancos y cajas han procedido a aplicar la tijera, endureciendo las condiciones de uso; ahora los tipos de interés y las comisiones de mantenimiento (datos del Banco de España) han subido, mientras que los límites de compra se han reducido. Eso sí, ahora se exigen más garantías. Así que esos viajes, cenas, compras de verano o fin de año, todo a bajos tipos de interés, se terminó.

Para evitar esta sangría de situaciones de impago, la mayoría de las entidades financieras vienen recortando los límites disponibles de crédito y en la actualidad se estima que la media de disponibilidad por tarjeta de crédito se sitúa en los 2.900 euros, cantidad sensiblemente inferior a los 6.000 euros de media de hace tres o cuatro años. El celo bancario en la disponibilidad de crédito comenzó a aplicarse en septiembre de 2007, dice un gerente de una gran caja de ahorros “porque veníamos comprobando que los titulares de tarjetas aumentaban como los champiñones”. Recuerda que aquel año las tarjetas de crédito crecieron un 18% frente a las de débito que apenas llegaron al 2%.

Y si el número de plásticos en las carteras de los españoles crece, como también lo hace la ratio de mora, significa que, en contra de algunos indicadores macro, nos estamos resistiendo a dejar de consumir, para lo que no dudamos en recurrir al pago aplazado, por supuesto, con la tarjeta de crédito. La situación de muchas familias no deja en ocasiones margen para elegir y por esta vía pasan a engrosar la cifra de nuevos titulares quienes ven en esta fórmula de financiación el camino para “ir tirando”. De la misma forma que usuarios tradicionales de una tarjeta de débito terminan por convertirse en clientes de crédito. Y todo sin darse cuenta que las compras con tarjeta de crédito son más caras.

Pero si la maniobra de vivir del crédito a corto resulta rápida, sencilla y eficaz, todo cambia de color –generalmente al rojo- cuando se aplican los intereses. Se estima que en el segundo semestre de 2008, la media del tipo de interés aplicado a la adquisición de un electrodoméstico era del 8,2%, tipo que en la actualidad puede situarse en torno al 9%. Sin embargo, las cuentas suben de tono desde el momento en que se incorporan otros mecanismos de financiación más sofisticados. Así aparecen las tarjetas revolving, instrumentos de pago con crédito instantáneo que en el último año han causado furor entre el público con mayor querencia a la compra. Estas tarjetas llegaron a alcanzar intereses del 19%.

Otro detalle a tener en cuenta es el precio que las entidades financieras cobran por el uso del plástico. Las de crédito terminaron 2008 con una subida del 30%, equivalente a unos 30 euros por tarjeta y año, si bien este tipo de comisiones suele entrar en el “paquete de negociación” con el banco o caja que nos proporciona la tarjeta. El Banco de España tiene establecidas las comisiones de mantenimiento anual en 47 euros la tarifa máxima y en 13,52 euros la mínima (la media es de 30,66 euros).

American Express, primera empresa de tarjetas de créditos de EE UU por volumen de compras, ha comenzado a ofrecer rebajas a determinados clientes si liquidan sus saldos antes de tiempo para reducir el riesgo de impagos. Tomen nota.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...