edición: 2788 , Viernes, 23 agosto 2019
25/11/2015
banca 
Cambio de estrategia

La banca prioriza la rentabilidad en sus activos inmobiliarios

Frena el ritmo de las ventas de los adjudicados en un entorno económico más favorable, precios al alza y mayor actividad hipotecaria
Juan José González
La demanda se recupera, el consumo se anima, se despeja el panorama social de los embargos de pisos y el precio del dinero continúa en niveles muy bajos. Son las variables que se convierten en constantes si se apuesta por la recuperación de la economía y, por tanto, de una mayor actividad en el mercado inmobiliario. La banca contempla este escenario cuando le restan por resolver nada menos que 90.000 millones de euros en activos inmobiliarios adjudicados, la losa que lastra los resultados de la banca y elementos tóxicos que, aunque en menor medida, inundan los balances de las entidades financieras. Inicialmente, la orden de la alta dirección era eliminar cartera tóxica a toda velocidad para reducir provisiones, pero ahora la consigna es otra: hay que rentabilizar el negocio en cartera porque el mercado parece que recupera el pulso. Y el banco, el beneficio.
Si el problema de los bancos españoles es la baja rentabilidad, habrá que darle una vuelta a los negocios principales y analizar a fondo las carteras de activo. De un primer análisis se desprende que el inmobiliario, el principal fiasco para la banca y motivo original de la crisis, se comía, según los casos, una gran parte de las ganancias y en la mayoría de los bancos, la mitad. Había que soltar lastre obligada y rápidamente. Así, salieron de los balances cerca de 325.000 inmuebles que fueron liberando provisiones y saneando una parte importante de los balances.

Pero una vez cubierta esa fase de urgencia, por las normas en forma de decretos del Ministerio de Economía, las entidades financieras han comenzado a valorar más los aspectos de negocio del inmoibliario. Aquí es donde se encuentra el principal cambio, el motivo de la nueva estrategia, consistente en echar el freno a las ventas y bajar el ritmo de sus objetivos de salida de los adjudicados en balance. Ahora el criterio es incrementar la rentabilidad del negocio inmobiliario en un también nuevo escenario de recuperación macroeconómica, caracterizado, principalmente, por el aumento de la demanda, la estabilidad del precio del dinero, las expectativas de crecimiento, mayor demanda de crédito hipotecario, todo lo cual está impulsando los precios inmobiliarios.

A tenor de las cifras reveladas en los balances trimestrales, se puede ver el cambio de estrategia, desde la más agresiva y urgente de hace un año, hasta la actual en la que ya se advierte la aplicación de una cierta moderación en la salida de activos inmobiliarios. Los balances muestran una recuperación de los ingresos mayor para una cantidad equivalente de inmuebles vendidos, lo que ha elevado un 30% el precio medio de los pisos.

En esta carrera por rentabilizar los activos tóxicos, las entidades han corrido una suerte muy dispar. Sabadell parece haberse aplicado más que ninguna otra entidad consiguiendo los mayores ingresos del sector. Todo lo contrario que Bankia, que consigue en los nueve primeros meses del año los ingresos más humildes del sector a pesar del elevado número de operaciones. Mientras que Santander, Caixabank y BBVA se mueven, individualmente, en el entorno de los 1.450 millones de euros de ingresos

El cambio de estrategia en el inmobiliario es, por otro lado, todo un síntoma de que el mercado está suficientemente maduro como para absorber (demandar) mayor volumen de financiación hipotecaria, sin duda la que origina más rentabilidad a la banca, siempre, claro está, que se cumpla la condición de solvencia necesaria.

Pero la recuperación de la economía, de las ventas, del crédito y de la confianza en general, como también de los objetivos de la banca de mayor rentabilidad y beneficios, debería de ser consciente y hacer memoria que hace apenas un lustro, una excesiva alegría les llevó a colaborar en una burbuja de cuya explosión aún no ha logrado recuperarse. Prueba de ello es la existencia de una entidad como Sareb a la que todavía le queda vida y actividad por delante. La banca deberá evitar tropezar otra vez con la misma piedra, o ladrillo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...