edición: 2618 , Martes, 18 diciembre 2018
04/10/2010
Tesorería, deuda pública, operaciones ROF, valores… nuevos centros de beneficios

La banca recurre al 'trading' para salvar las cuentas del trimestre

El margen de intereses, a la baja con las comisiones de intermediación al alza
Juan José González

Comienza el período de presentación de resultados trimestrales del sector y todo apunta a que la tendencia del desplome de márgenes en los resultados del semestre pasado se haya contenido en la mayoría de los casos. La historia más reciente muestra unas cuentas sufriendo por las fuertes provisiones por morosidad así como los impagados del inmobiliario, que todavía dejarán disgusto por mucho tiempo. La única maniobra posible, al margen de la terapia de provisionar y provisionar, no ha podido ser muy diferente en la mayoría de las entidades financieras. De esta forma, planes de pensiones, fondos, seguros, utilización de la tesorería, mercado de deuda, banca corporativa en algún caso, en definitiva, los beneficios de las operaciones ROF (operaciones financieras) han debido tapar los rotos de un negocio retail con un fuerte agujero en el presente ejercicio. Las sociedades de valores bancarias pueden haber sacado del apuro las cuentas de resultados trimestrales a más de dos y de tres entidades financieras.

Extraña sensación que lleva a pensar que gran parte de la banca venga sacando adelante su cuenta de resultados a trancas y a barrancas, a base de resultados no recurrentes, extraordinarios puntuales, 'trading' a discreción y con deuda pública española, como el reciente episodio del verano pasado, cuando la rentabilidad del riesgo país se disparó. Un momento –vivan las turbulencias- que aprovechó el sector bancario para comprar bonos baratos y venderlos más caros, con el consiguiente beneficio, unos 18.500 millones de euros, según la información del Tesoro público español.

Ahora vuelven las tensiones sobre la deuda soberana y se puede comprobar cómo en los últimos días las mesas del mercado de capitales viven uno de sus mejores momentos. La operativa de los 'traders' se transforma en beneficios no recurrentes para la banca que, a fuerza de repetir la práctica en cada rally acaba siendo 'trading' recurrente.

El juego de la curva de tipos se acaba para la banca, un deporte practicado con intensidad en los últimos meses y que comienza a bajar de rendimiento. Financiarse al 1% con dinero del Banco Central Europeo y comprar deuda soberana al 3,98% se consideraba como una buena práctica en tiempos de guerra, de turbulencia financiera, una tormenta de larga descarga en los últimos 15 meses, particularmente intensa en los ocho más recientes. Juego peligroso –como todos si sale mal- pero universalmente aceptado para cubrir agujeros, deficiencias, pérdidas y caída de margen. Ahora las expectativas de subida de tipos, el euribor al alza –el viernes registró la mayor subida desde junio de 2008 hasta 1,464% desde 1,433%- anuncia un cambio en las condiciones del mercado.

No hay banco ni caja que no tenga sobre la mesa, por ejemplo, una revisión en los precios de sus hipotecas, consideradas baratas en su comparativa con el resto de la banca europea. Pero las cuentas tienen que salir bien cada trimestre -como sea- y si la financiación que prestan es barata y el coste del pasivo ya comienza a ser más elevado, el resultado es un margen menguante, así que no hay más remedio que revisar  -al alza- los servicios –comisiones- o hacer más cosas. Y los bancos –y cajas por supuesto- han comenzado en septiembre a aplicar un mix de ambas.

El escenario esta cambiando con rapidez, al contrario que la mentalidad del consumidor y clientes bancarios, un asunto cultural que comienza a adaptarse a la nueva realidad desde 2007, si bien, dista mucho de entender que todas las operaciones bancarias –servicios- tienen un coste de intermediación, y no digamos si la banca española, como la americana, por ejemplo, comienza a cobrar un cero con algo por mantener, simplemente, el dinero en el banco. Los bancos en España, como en la mayoría del resto de Europa y parte de EE UU, hacen sus cuentas de resultados en base a la intermediación de dinero.

Desde 2007, la actividad empresarial y el consumo de crédito privado –crédito al consumo e hipotecario- viven una tendencia a la baja. La menor demanda de crédito junto a las nuevas exigencias de la normativa de Basilea III, obligará al sector financiero a un menor consumo de capital, luego se da por seguro que si la concesión de crédito pasa a un segundo término, los beneficios recurrentes procederán cada vez más de otras áreas de negocio. Un cambio de modelo de banca esperado que comenzará a concretarse en 2011 con la mayor aportación del 'trading', mercados de deuda y demás operaciones financieras a la cuenta de resultados. Para los clientes bancarios el modelo es más sencillo, no conlleva ingeniería: arrebato de comisiones. Al alza, claro.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...