edición: 2578 , Viernes, 19 octubre 2018
28/07/2009
MAFO quiere demostrar con CCM que el que la hace la paga

La banca tendrá en 2014 una nueva cara

Salgado aplica sordina al Banco de España en la reestructuración del sector
Juan José González

El ministerio de Economía ha comenzado a emitir. El locutor responsable del programa, comandado por la vicepresidenta Elena Salgado, es el secretario de Estado de Economía José Manuel Campa. Estos han comunicado a la AEB y a la CECA que el cambio de modelo productivo va a afectar a sus asociados, bancos y cajas. Aseguran los funcionarios,  que cuentan con las cifras del Banco de España que, a modo de Gran Hermano, las conoce como nadie. Economía, el secretario de Estado, ha hecho hincapié en que la gran obra de infraestructura que supondrá un cambio de modelo, también financiero, no contará con margen alguno para el fracaso. Acaba de asegurar que la reestructuración del sector bancario, es un proceso a medio plazo, es decir, que en 2012 o 2014, el sector tendrá otra cara. Es muy interesante el interés de Campa en matizar que ese proceso interesará al sector pero “no sólo de las cajas”. Se espera que antes de proceder a tan magna obra, las entidades financieras desvelen cuál es el verdadero peso de los activos tóxicos en sus balances, lo cual deja en peligrosa exposición a los riesgos de insolvencia material de las entidades.

Economía conoce de sobra la situación de los bancos medianos españoles, donde hay tres candidatos a FROB que parecen sonar en la mayoría de las quinielas. Hay coincidencias entre los balances de Sabadell, Pastor y Guipuzcoano, con denominadores comunes. Son bancos solventes pero con alguna dolencia, pasajera, coyuntural, pero dolencia que los resultados del segundo trimestre se encargan de dejar al descubierto. Los tres se encuentran en situación de búsqueda de alternativas. El Sabadell quiere ser más grande, más tamaño, para lo que acaba de adquirir un pequeño banco en EE UU. No saciado ni conforme con el movimiento, busca ahora una operación que le consolide como la tercera fuerza bancaria española, una posición bien distinta a la tiene en la actualidad. Los otros dos, Pastor, y Guipuzcoano, viven momentos de indecisión corporativa. No esta claro con quién ni cómo, pero sí el qué y el cuándo, cuanto antes, porque en los próximos meses pueden llegar a saltar las alarmas de la morosidad. Economía esta convencida, y no se pone en duda que tengan razón, que los bancos, presentes en el origen del problema, continúan siendo una parte del mismo.

Se sabe, se percibe todos los días, que la reestructuración del sector financiero ha comenzado por las cajas: son el chivo expiatorio, el modelo de lo que se desea, y cómo se desea que se hagan las reestructuraciones y cambios en las entidades que lo necesiten. Los avatares y los desmanes cometidos en la gestión de la caja manchega intervenida por el Banco de España, la CCM, indican que hay –habrá- cosas que no se pueden ni podrán permitir en el futuro. Como por ejemplo, la gestión de esos 19 miembros del consejo de administración y la falta de celo en el segmento directivo de esa entidad. Mala gestión que puede terminar, seguramente, con algo más que inhabilitados por décadas para el ejercicio de la profesión de los entonces gestores.

El Banco de España se muestra satisfecho porque en la ‘etapa Salgado’ sus decisiones no son tan discutidas ni sus actuaciones tan polémicas; desde Alcalá han decretado sordina a los de Cibeles, y estos como buenos estrategas y planificadores se han dedicado a hacer su trabajo y apartarse de la beligerancia política del día a día. Aunque, a decir verdad, es posible que el Banco de España no haya tomado decisión alguna –al menos, con repercusión política- en los últimos tiempos. La intervención de la CCM le viene al supervisor como anillo al dedo para lanzar mensajes de por dónde van los tiros y por dónde deberán ir en ese futuro de medio plazo que anuncia el secretario de Estado. Quieren evitar, a toda costa, una judicialización de cualquier proceso de intervención, aunque para ello deban hacer auténticos esfuerzos para evitar las fuertes presiones de medios de comunicación interesados en hacer sangre del asunto. Tienen fácil conseguir, cuando llegue el día, imputaciones graves sobre su gestión, aunque no será fácil que las sentencias o sanciones administrativas lleguen a tiempo como para que la función ejemplar de la pena cumpla eso, su función.

Es más que probable que en medio del verano –agosto- se conozcan los nombres de nuevas cajas que caigan en intervención. Una situación que sólo puede ser eludida por algunas de ellas si se encuentran en proceso de conversaciones encaminadas –y reconocidas por el BdE- a alcanzar algún acuerdo formal de fusión o integración en nuevas o ya existentes unidades de mayor volumen. En algún caso, la comunicación de la apertura de conversaciones formales para llegar a algo, es la estrategia elegida para ganar tiempo y abrir un plazo, unos meses, que pueden resultar de oro, para corregir y equilibrar algún ratio que hoy amenaza con la quiebra técnica y evitar la intervención inmediata, un enroque que intentó al final la manchega con Unicaja, pero que fracasó. Una táctica que medio sector de cajas esta poniendo -y pondrá- en práctica.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...