edición: 2557 , Miércoles, 19 septiembre 2018
20/07/2016
banca 
Avance premonitorio

La banca volverá a señalar al precio del dinero como la bestia negra de sus resultados

La banca española, alineada con la americana, insiste en el argumento de los tipos de interés como principal culpable
Juan José González
Malas noticias las que llegan del otro lado del Atlántico. Caída generalizada de beneficios en la primera mitad del año: IBM gana un 27,4% menos; Ericsson un 26% menos, y Yahoo! pierde cerca de 500 millones de dólares. Medio año que marca tendencia y que puede ser el avance de lo que resta hasta el cierre del año. Los resultados de estas grandes multinacionales indican un fallo en las previsiones, una coyuntura adversa y problemas para levantar el vuelo. Retrocesos a pesar de que las ventas se hayan mantenido o, según el caso, reducido ligeramente. En un plano más doméstico, Enagas gana un escaso 0,5% más pero baja su resultado bruto un 4,1% en la primera parte del año; muy pobre resultado. En los próximos días se esperan los del resto del Ibex 35, con especial atención a los bancos. A modo de adelanto, las entidades bancarias norteamericanas están mostrando que con los tipos de interés en los niveles actuales, es casi imposible obtener buenos resultados. De nuevo son los bajos tipos de interés y la Fed los culpables de la situación, un recursos que ya debería estar más que agotado.
Conocedores de que el escenario de tipos bajos se mantendrá sin cambios destacables en el medio plazo -si es que la Fed mueve ficha- en el presente ejercicio y buena parte del próximo, las entidades financieras parecen tener agotado el argumento del dinero barato como causa de buena parte de sus males, en particular, los que afectan a sus cuentas de resultados. Los primeros, ya conocidos del sector bancario en EE UU, pueden ser el adelanto, o la tendencia, que puede ser de gran utilidad para las entidades europeas y, en concreto, para las españolas. En general, podría decirse que es el mismo virus que afecta a la economía en general y a la banca en particular, en tanto que el dinero es la materia prima que debe transformar; es la base de su negocio.

En principio, los resultados de Bank of America, con una caída del 17% en el semestre, deberían servir para orientar al resto del sector bancario, puesto que el deterioro de las cuentas se produce como consecuencia de la pérdida de rentabilidad del negocio en el sector inmobiliario, donde registró una caída de ingresos del 12%. Su negocio inmobiliario está afectado por los préstamos así como por sus inversiones en activos inmobiliarios. En este caso, el banco no tiene fácil el resto del año debido a que seguirá dependiendo del inmobiliario.

Wells Fargo, de menor tamaño que Bank of America y al contrario que éste, se está viendo favorecido por el bajo precio del dinero: vende más hipotecas y más préstamos para la adquisición de automóviles. De la mayor cantidad de préstamos es de donde obtiene Wells sus mejores ganancias. En este caso, Wells consigue obtener rendimientos positivos de donde Bank of America registra caídas de ingresos que acaban afectando a su cuenta de resultados. Se salvan del virus las entidades que obtienen sus beneficios de la banca de inversión, Goldman Sachs y JPMorgan.

Sin embargo, la contradicción entre las ganancias de uno y las pérdidas de otro, no deberían servir de excusa para seguir insistiendo en que sin una subida de tipos de interés por parte de la Fed, no será posible mejorar los resultados: el recorte de gastos y la subida de las comisiones, elementos salvavidas en los últimos años, sirven para arreglar las cuentas varias temporadas, pero se agotan si se utilizan de forma recurrente como es el caso.

La enseñanza, o experiencia de la banca en EE UU no servirá de ejemplo a la europea ni, por tanto, a la española, toda vez que ha sido compartida, imitada y coincidente con aquellas. Desde el punto de vista de los resultados, es probable que la coyuntura más reciente del Brexit sea un factor diferencial entre la banca de EE UU y de la UE. Aunque para comprobarlo será preciso que pasen más trimestres.

En el ámbito local español, si bien los resultados de una compañía distribuidora de gas, como la mencionada, no vayan a ser una referencia útil, tampoco se esperan posibles efectos del Brexit, conocido el 24 de junio, con el trimestre prácticamente cerrado. Pero es probable que los resultados de la banca y de las multinacionales norteamericanas, si bien no son trasladables al escenario español, sí pueden ser premonitorios de los que se vayan a conocer en estos últimos días del presente mes. Seguramente habrá citas y reflexiones en abundancia sobre el virus recurrente para justificar, otra vez más, unos resultados que no deberían ser tan adversos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...