edición: 2558 , Jueves, 20 septiembre 2018
18/01/2011
OBSERVATORIO FISCAL

La base de la retención sobre los arrendamientos de inmuebles urbanos

DATADIAR

Tanto en la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, como en la del Impuesto sobre Sociedades, se establece que la obtención de una renta derivada del arrendamiento o del subarriendo de inmuebles urbanos debe ser sometida a retención. El art. 75.2.a) del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas es el que determina en ese impuesto esa renta como sometida a la obligación de retención. El art. 58.1.e) del Reglamento del Impuesto sobre Sociedades también establece, para esta renta, esa obligación, para este otro impuesto. Los obligados a practicar estas retenciones serán los pagadores, arrendatarios o subarrendatarios que paguen esas rentas.

La obligación de practicar la retención nace en el momento en que las rentas son satisfechas por el pagador.

Pero si prácticamente todas la regulación en ambos impuestos corre de manera paralela, existe una diferencia importante.

Efectivamente, mientras que el art. 100 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas a la hora de establecer el importe sobre el que aplicar la retención sobre este tipo de rentas, se expresa indicando, que la misma se aplicará sobre todos los conceptos que se satisfagan al arrendador, excluido el IVA.

Lo anterior, incluye la repercusión de los gastos de comunidad, IBI, etc…

Sin embargo y sorprendentemente,  el art. 62.1. del Reglamento del Impuesto sobre Sociedades, indica que la retención se aplicará sobre la contraprestación íntegra exigible o satisfecha.

Si bien, lo lógico hubiera sido considerar que estas dos bases de retención deberían contener o estar conformadas por los mismos elementos, sin embargo, la Dirección General de Tributos en sus consultas, ha manifestado expresamente, que en el ámbito del Impuesto sobre Sociedades, por contraprestación íntegra se debe entender, exclusivamente, la renta que equivalga a la cesión del inmueble, pero no el resto de gastos repercutidos al arrendatario, cómo sí ocurre en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

En este sentido se pronuncia la DGT en consulta V 1287-09 de fecha 29 de mayo de 2009.

Lo anterior, es una diferencia sustancial, dependiendo simplemente, de que el arrendador sea una persona física, o una sociedad mercantil o entidad sujeto pasivo del Impuesto sobre Sociedades.

El tipo de retención a aplicar en ambos casos es el del 19%.

Equipo jurídico de Datadiar.com

Consultas Vinculantes

El precio de transmisión de la vivienda vendrá dado por el importe resultante de reducir la cantidad total entregada por el cliente en el momento de realizarse la compraventa en el principal de la operación de préstamo. D.G.T. C, (10/09/2010).
La entidad consultante es una promotora de viviendas que pretende incentivar a los futuros adquirentes mediante la concesión de un descuento en el precio de venta, con la peculiaridad de que dicho descuento se reconoce como una deuda de la parte vendedora que se hará efectiva a la parte compradora, no en el acto de la compraventa sino mediante el pago de unas cantidades mensuales durante un determinado plazo. Tanto en el supuesto de que se refleje el descuento en la escritura de compraventa como en el supuesto de que no se refleje y, en este caso, en documento aparte, se reconozca una deuda por el importe del descuento a favor del comprador: Si las cantidades pagadas mensualmente en concepto de descuento tienen la consideración de gasto fiscalmente deducible en el Impuesto sobre Sociedades. Tratamiento en el IVA. Base que se debería tener en cuenta a efectos del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Tratamiento en el IRPF de la parte compradora.

Atribución a los socios de los rendimientos de actividad económica obtenidos por una sociedad civil profesional. D.G.T. C, (10/09/2010).
La entidad consultante es una sociedad civil profesional constituida con arreglo a la Ley 2/2007, de 15 de marzo, de sociedades profesionales (BOE de 16 de marzo). Para el ejercicio de abogacía es necesaria tanto la colegiación de los socios que desarrollan la citada actividad, como su alta en el régimen especial de trabajadores autónomos de la Seguridad Social. Deducibilidad de las cuotas del régimen especial de trabajadores autónomos de la Seguridad Social y de los gastos derivados de la pertenencia al Colegio de Abogados que se facturan individualmente a nombre de sus socios y que son necesarios para el desarrollo de la actividad profesional que desarrolla la entidad consultante. Los socios de la entidad consultante referidos en el escrito de consulta son personas físicas que prestarán sus servicios profesionales a través de la sociedad civil profesional, obteniendo, por tanto, rendimientos de una actividad económica a través de esta última. Para el cálculo de la renta a atribuir por la sociedad civil profesional no se tendrán en cuenta los gastos derivados de su pertenencia al Colegio de Abogados, ni sus respectivas cuotas del régimen especial de trabajadores autónomos de la seguridad social. No obstante, una vez atribuidas las rentas correspondientes a la sociedad civil a sus miembros, en la medida en que guarden la debida correlación, de manera que se acredite que se han ocasionado en el ejercicio de la misma, el socio podrá deducir los mismos de la renta atribuida por la sociedad civil en los términos previstos en los preceptos legales antes señalados.

Tribunales

Imputación temporal de la devolución del gravamen complementario de la tasa fiscal sobre los juegos de suerte, envite y azar. Tribunal Supremo. Sentencia 10 de octubre de 2010.
El art. 19.1 de la LIS 1995 señala que  «los ingresos y los gastos se imputarán en el período impositivo en que se devenguen (...) con independencia del momento en que se produzca la corriente monetaria o financiera, respetando la debida correlación entre unos y otros» , de donde se desprende que los elementos a tener en cuenta a la hora de fijar el criterio fiscal de imputación temporal son tres: el devengo, el momento de la efectiva corriente monetaria y la correlación entre ingresos y gastos. Y, en este caso, las cantidades objeto de discusión son ingresos indebidos devengados fiscalmente en el momento en el que se produjeron, con independencia del ejercicio en que se realice la devolución efectiva de los mismos, respetando así su correlación con los gastos. Los intereses satisfechos por la Administración tributaria, como consecuencia de la devolución de lo indebidamente ingresado por el «gravamen complementario» declarado inconstitucional, cuyo cómputo se hará, como es lógico y ratificando la conclusión alcanzada, desde que se produjo el ingreso indebido del «gravamen complementario» de la Tasa Fiscal sobre el Juego, deberán imputarse fiscalmente al ejercicio en que se devengaron, con independencia del ejercicio en que se contabilizaron. De ahí que los intereses devengados en ejercicios prescritos también habrán de ser devueltos por la Administración tributaria, si fueron considerados como ingresos fiscales del ejercicio en que se percibieron.

Pérdidas compensables en Grupo consolidado. Gasto deducible. Tribunal Supremo. Sentencia 13 de octubre de 2010.
El régimen, al que se someten voluntariamente las sociedades que integran el Grupo, comporta una serie de consecuencias entre la que cabe destacar el del "balance consolidado del Grupo" que se obtendrá, como señala el  artículo 11 del RD 1414/1977 , "por agregación de las cuentas de idéntica o análoga significación económica del activo y del pasivo de los respectivos balances de situación de las Sociedades consolidables", siendo la "base imponible consolidada del Grupo", dice el  artículo 11 "la totalidad de la renta o beneficio neto obtenido conjuntamente por todas las Sociedades que formen el Grupo consolidable", para añadir en el  artículo 13 , que "La base imponible consolidada se obtendrá por agregación de las distintas partidas de ingresos computables y gastos deducibles de cada una de las Sociedades integrantes del Grupo". Es decir, en cada ejercicio se operará, a los efectos del impuesto, sobre esa base, en la que se integran todos los gastos deducibles, que se extraen del balance global del Grupo, entre los que se encuentra la latente deducción por creación de empleo y por inversiones por activos fijos nuevos, que las sociedades consolidables no hayan podido ejercitar anteriormente, y que constituye un elemento del balance que hay que computar. Las pérdidas compensables de cualquier Sociedad consolidable que se hubieran producido en ejercicios anteriores a aquel en que dicha Sociedad tribute en régimen de declaración consolidada, tendrán la consideración de gasto deducible, lo que significa que corresponde al Grupo realizar los ajustes entre ingresos y gastos, que existan en el ejercicio, aunque procedan de ejercicios anteriores

Tribunales Económico-Administrativos

Dado que no se trata de un contrato de arrendamiento de cosa, sino de un contrato de arrendamiento de servicios, no procede la exención en el Impuesto sobre Determinados Medios de Transporte. TEAC R, (05-10-2010).
El análisis de la procedencia de la exención del IEDMT concedida en la matriculación de una aeronave, al amparo del artículo 66.1.k) de la Ley 38/1992, exige determinar si realmente se ha producido el arrendamiento de cosa a favor de una entidad de navegación aérea ya que, las obligaciones tributarias se exigirán con arreglo a la naturaleza jurídica del hecho, acto o negocio realizado, cualquiera que sea la forma o denominación que los interesados le hubieran dado, y prescindiendo de los defectos que pudieran afectar a su validez. En el presente caso, teniendo en cuenta las condiciones del contrato y que el propietario ha sido prácticamente el único usuario de la aeronave en cuestión se llega a la conclusión de que no se trata de un contrato de arrendamiento de cosa, sino de un contrato de arrendamiento de servicios, por lo que no procede la exención.

Suspensión en vía económico-administrativa para uno de los declarados responsables solidarios: no extensión de efectos a los demás. TEAC R, (06-10-2010).
En el caso de derivación de la acción de cobro por concurrir un supuesto responsabilidad tributaria cuando la derivación es dirigida a una pluralidad de sujetos (con identidad de alcance y al amparo del mismo título habilitante), lograda la suspensión por uno de los derivados, no se extienden los efectos de esta suspensión a los demás declarados responsables.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...