edición: 2724 , Viernes, 24 mayo 2019
08/11/2012
La UE aumentará los requisitos requisitos de capital para las cámaras de compensación

La batalla entre las bolsas se desplaza al negocio de las entidades centrales de contrapartida

Carlos Schwartz

En pocos días Deutsche Borse (DB) iniciará las operaciones de compensación de instrumentos derivados hechos de forma bilateral, es decir fuera de los mercados regulados, los denominados Over the Counter (OTC). La compensación de esos instrumentos se hará a través de la entidad central de contrapartida propiedad de DB, Eurex. La centralización de los instrumentos OTC a través de ECC´s ha sido impulsada por el G20 desde 2008 en un intento por acotar el inmenso volumen de riesgo representado por el mercado de derivados que se ha desarrollado al margen de los mercados regulados. La Unión Europea (UE) ha hecho suya la exigencia de que los derivados comiencen a ser negociados a través de entidades de contrapartida impulsando esta área de negocio.

En España, Iberclear ha procedido a un reforzamiento y adecuación de sus estructuras a los cambios normativos del sector. Sin embargo hasta ahora no ha anunciado si deberá incrementar su capital en línea con los nuevos requisitos que el proceso de consulta acerca de la normativa de las ECC han hecho la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) y la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA, por sus siglas en inglés). El acuerdo definitivo tras la homogeneización de las propuestas de ambos reguladores está en estudio en comisión en el Parlamento Europeo quien dispone de seis meses desde septiembre para aprobar la regulación sustitutiva. Sin embargo, los actores de este mercado consideran que las condiciones se han endurecido de forma significativa.

En septiembre, London Clearing House (LCH. Clearnet) estimó que los nuevos requisitos de capital le obligarían a aumentar sus recursos propios entre 300 y 375 millones de euros. LCH.Clearnet anunció que haría efectivo el incremento de capital en el primer trimestre de 2013, cuando la normativa se supone que estará en vigor. Por su parte, Deutsche Borse, ha anunciado que el capital de su filial Eurex se deberá incrementar entre 100 y 150 millones de euros para hacer frente a las exigencias nuevas.

Los cambios en la regulación son muy estrictos, y de adoptarse en su forma actual implicarían, entre otras cosas, que las ECC tengan un capital equivalente como mínimo (I) a la suma de los gastos operativos brutos a pagar o reestructurar en un periodo de tiempo apropiado y (II) el capital requerido para cubrir todos los riesgos operativos y legales, de crédito, de crédito de contrapartida, y riesgos de mercado de ciertas actividades y riesgos. Deberán notificar a su regulador si el capital cae por debajo del 110% de estos umbrales. Las ECC europeas deberán mantener de sus propios recursos un colchón equivalente al 25% de sus requisitos de capital que deberán usar antes de disponer del fondo de insolvencias dotado por los partícipes del mercado.

Esta normativa, mucho más estricta, aparece en medio de la carrera por controlar la mayor porción posible del negocio OTC que deberá canalizarse a través de las ECC. En Europa son varios los competidores para este negocio. El fuerte interés de las grandes bolsas por participar en el mercado de las entidades centrales de contrapartida está alimentado entre otras cosas por la caída de los volúmenes de contratación que afectan a los mercados europeos en especial. Este ha sido un año en el cual la reducción de volúmenes ha adquirido dimensiones alarmantes para las sociedades propietarias de los mercados. Mientras, DB ha visto como las autoridades europeas de la competencia han hundido su estrategia de fusión con el New York Stock Exchange (NYSE-Euronext) a comienzos de 2012 y su lucha por la diversificación forma parte de su intento por reubicarse en el escenario que se le ha impuesto.

Por su parte LCH. Clearnet fue adquirida este año por el London Stock Exchange, que en cierta medida ha sido el gran ganador del frenazo a la fusión DB-NYSE. La Bolsa de Londres, que fue objeto de una oferta hostil de adquisición por DB en 2004, ha entrado este año en el mercado de las ECC del que estaba ausente. El objetivo ha sido operar en compensación de derivados y contrapartida. El LSE compensaba las operaciones con tñitulos de su marcado a través de LCH con la que ha mantenido históricamente relaciones de buena vecindad. Ahora son carne y uña.

En septiembre LCH adquirió en Estados Unidos la cámara de compensación de swaps IDCG que rebautizó como LCH. Clearnet USA Llc. De esta forma se ha introducido en el mercado de las contrapartidas para los swaps más grande del mundo. Lo interesante es, por otra parte, que la adquisición la hizo de manos de los anteriores socios de IDCG, el mercado estadounidense NASDAQ OMX, mediante un canje de acciones que ha dado a la sociedad propietaria del mercado estadounidense una participación del 3,7% en LCH.Clearnet. La alianza por tanto marcha en dos sentidos, no sólo de Reino Unido al mercado estadounidense, sino de Estados Unidos a Europa. Lo cual comienza a insinuar que las operaciones a escala reducida se están llevando por delante los sueños de las mega fusiones de bolsas a escala internacional. Esta en si misma no es ni buena ni mala noticia, pero comienza a diseñar una estrategia viable de la consolidación de mercado.

Todas las bolsas europeas, y algunas no europeas, han sentido este año la presión sobre su beneficio obra de la caída de volúmenes en los mercados de acciones. Mientras, la entrada en escena de la compensación de los derivados aporta un nuevo volumen de negocio. El mercado de derivados, incluido el de los swap, también ha sufrido de forma significativa en los años desde el comienzo de la crisis. Esto es lo que ha llevado a los escasos bancos de negocios que virtualmente controlan ese mercado a defender su parcela con uñas y dientes. Sin embargo, las exigencias de contratar a través de mercados regulados, ha desencadenado la presencia de competidores, las ECC. Es esto lo que ha impulsado a las bolsas que no contaban con entidades de compensación como la LSE, a comprarlas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...