edición: 2495 , Lunes, 25 junio 2018
24/02/2016

La Bolsa de Londres negocia su fusión con Deutsche Börse pese a la tensión del Brexit

La combinación de los dos grandes mercados de acciones europeos acentúa la consolidación internacional
Carlos Schwartz
Con la libra cayendo en los mercados de cambios por la incertidumbre desatada en torno a una posible salida de Reino Unido de la Unión Europea, las acciones de la Bolsa de Londres (London Stock Exchange Group, LSE) y de la Bolsa de Alemania, Deutsche Börse (DB), subieron como reacción al anuncio por parte de LSE de que negocia con DB una fusión cuya magnitud es de 28.000 millones de euros. De acuerdo con el anuncio se trata de “una fusión entre pares”, en la cual el mercado británico quedaría con el 45.6% de las acciones de la sociedad resultante mientras que la alemana se adjudicaría el resto hasta el 100%. A solo tres días de que el primer ministro británico, David Cameron, anunciara la fecha para un referéndum en que la permanencia de las islas en la UE se juega al todo o nada, las profundas fuerzas de la competencia que empujan a los mercados de acciones hacia un proceso de consolidación han dado dado como resultado la negociación en curso. Salta a la vista una aparente contradicción entre la manifiesta tendencia a la disolución de la UE de la cual es expresión el denominado Brexit y la fusión de los dos más grandes mercados de la región.
El proceso de negociación para la fusión es una expresión de la tendencia a la consolidación de los mercados de acciones a escala internacional. Sigue a otros procesos similares en diversos países, como el del australiano ASX y la Bolsa de Singapur. En Europa los movimientos han sido más complejos con la compra en 2007 de Euronext por el NYSE. En 2013 NYSE-Euronext fue adquirido por el estadounidense Intercontinental Exchange (ICE). Este último sacó al mercado a Euronext que volvió a escindirse de NYSE en 2014.

En cualquier caso uno de los problemas de fondo de esa tendencia es la consolidación transatlántica que ya intentaron NYSE y Deutsche Borse en diversas oportunidades con un bloqueo final por la Comisaría Europea de la Competencia en febrero de 2012. El bloqueo de esta fusión en la cual la iniciativa era del mercado alemán supuso abrir la puerta a la creciente presencia del capital estadounidense en la consolidación europea de los mercados de acciones hasta que esta semana le saliese al paso el anuncio de fusión cuyo éxito aun está por verse. No hay contradicción alguna entre esta tendencia a la consolidación de los mercados, que es un resultado puro de la lucha por dominar segmentos íntegros del negocio bursátil en su sentido más amplio, y la tendencia a la disolución de la UE. Muy por el contrario esta última se presenta como la expresión más aguda de la misma competencia que en términos empresariales lleva a la lucha por la supremacía de los capitales y sus fusiones.

La operación no implica dinero y consistirá solo en un intercambio de acciones sobre la base de la valoración de ambas sociedades cuya paridad anunciada por el LSE supone 45,6% contra el 54,4% de DB. Las acciones del LSE subieron un 13% tras el anuncio. Después de seis años bajo la presidencia de Xavier Rolet la Bolsa de Londres ha logrado pasar de una posición de presa amenazada a disputar a la sociedad que gestiona las bolsas oficiales de Alemania la supremacía en Europa como empresa de infraestructuras para los mercado de capitales. El reforzamiento del LSE le ha permitido una mejor valoración en esta negociación ya que DB imputó una prima para el precio de canje de los títulos que ha beneficiado a los accionistas británicos. No se debe perder de vista mientras tanto que el mercado alemán va a aportar la mayor parte del beneficio a la sociedad combinada en su condición de mayor mercado europeo. Del lado alemán el artífice de la fusión es el ex banquero de UBS Karsten Kengeter, quien tomó el mando de DB en junio del pasado año.

Para DB el paso supone romper el aislamiento y darle una proyección internacional que ha buscado de forma sistemática desde hace al menos 16 años sin éxito tras intentar la adquisición hostil del LSE en el 2000.

Pero en caso de materializarse el acuerdo este queda sujeto a la autorización del regulador europeo, en primer lugar la Comisaría de la Competencia que ha manifestado en el pasado reciente una considerable miopía en el terreno de la consolidación de los mercados de acciones.

Bajo el anterior comisario, Joaquín Almunia, el bloqueo de la compra de NYSE por DB dejó abierta la puerta a la escalada de los capitales estadounidenses en la reorganización de los mercados europeos. Habrá que ver cuál es ahora la tónica con una Comisaría de la Competencia bajo la dirección de Margrethe Vestager. Uno de los aspectos más espinosos de esta fusión es el control por parte de las dos empresas de las dos principales entidades centrales de contrapartida (ECC) en Europa: Eurex de DB y LCH del LSE.

La combinación de la operativa de ambas supone juntar a los dos principales rivales en la batalla por la supremacía en el mercado de la compensación de los derivados de tipos de interés en Europa. Esto va a arrinconar a la ECC del Chicago Mercantile Exchange, Clearing Europe, que se verá en dificultades para hacer frente a la liquidez combinada de las otras dos grandes ECC. Va de suyo que ambas sociedades deberán someter a la aprobación de sus respectivos accionistas el proyecto.

En el caso británico el fondo soberano de Qatar con el 10% del capital, jugará un papel importante en la decisión que se adopte. Pero por su magnitud es probable que la operación provoque reacciones en reguladores de otros mercados fuera de la UE. Las consolidaciones en varias regiones además de Europa, incluidas Asia y América del Norte, han agudizado la sensibilidad acerca de la dimensión de las empresas fusionadas y su potencial posición dominante sobre los mercados de acciones y de derivados. Esto va a desatar controversias a nivel político y mayor escrutinio por parte de los reguladores a escala internacional.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...