edición: 2284 , Viernes, 18 agosto 2017
23/05/2014

La Bolsa de Londres permite a sus clientes compensar operaciones a través de la entidad EuroCCP

LSE se convierte en la primera de las tres grandes bolsas europeas en admitir la competencia abierta
Carlos Schwartz

El London Stock Exchange, la Bolsa de Londres, ha tomado la decisión de permitir a sus clientes que utilicen los servicios de EuroCCP, la entidad central de contrapartida que compensa acciones por dinero de contado más grande de Europa. Hasta ahora los grandes mercados de acciones europeos habían rechazado esa posibilidad. EuroCCP opera prácticamente al coste y está gestionada por sus socios, lo que ha determinado que desde 2012 la entidad haya capturado una cuota creciente de mercado mientras las grandes entidades que operan en los mercados de valores buscan reducir sus gastos de forma sistemática. De acuerdo con fuentes del mercado la entidad central de contrapartida compensa entre el 25% y el 30% de todos los valores que cambian de manos al contado en Europa.

El aumento acelerado de la cuota de mercado de la entidad, en 2012 saltó del 6% al 25%, se debe a que hace dos años algunos reguladores europeos admitieron la interoperabilidad. Es decir dieron libertad a los operadores de plataformas electrónicas y a otros grandes operadores como los bancos, para que desde sus respectivos mercados compensaran en cualquier entidad central de contrapartida. Esto llevó a que las grandes plataformas electrónicas y bancos de negocios concentraran todas sus compensaciones de contado a través de una entidad de elección con la que negociaban sus condiciones particulares.

Hasta ahora LSE, Euronext y Deutsche Börse que representan el 35% de las transacciones en acciones al contado en Europa se habían resistido a permitir a sus clientes operar con EuroCCP. Pero la bolsa de Londres representa ella sola el 21% de las operaciones europeas. La decisión del LSE puede acabar arrastrando a los otros dos grandes centros a adoptar igual decisión. La entidad es propiedad de Nasdaq OMX, BATS Chi-X Europa, Depositary Trust and Clearing Corporation y ABN Amro. Para los grandes operadores la posibilidad de concentrar todas sus operaciones en una sola entidad de compensación supone un considerable ahorro de costes. Los acuerdos de interoperabilidad que comenzaron a desarrollarse en 2012 han recibido el apoyo de los reguladores europeos. La reforma de la MIFID y el contenido de la reforma en la Emir contemplan la apertura de los mercados a la elección por los operadores de la entidades centrales de contrapartida lo que hasta ahora era motivo de fuerte controversia. Pero pese a este debate, el mecanismo ha seguido progresando. London Clearing House (LCH), propiedad del LSE, ha obtenido de sus acuerdos de interoperabilidad el año pasado ingresos de 32,4 millones de libras de acuerdo con sus cuentas anuales.

La consejera delegada de EuroCCP, Diana Chan, ha afirmado que “muchos operadores esperaban una mayor oferta de entidades compensadoras en el LSE”. La presencia de esta entidad de contrapartida va a incrementar la presión de la competencia en ese mercado y de acuerdo con Chan va a contribuir a bajar los precios. La presente estructura de EuroCCP es resultado de su fusión con el European Multilateral Clearing Facility (EMCF), lo que representó un paso significativo en la consolidación de ese segmento del mercado. La fusión fue en realidad fruto del desarrollo de EuroCCP cuyo despegue dejó en pérdidas a la hasta entonces mayor compensadora europea, la holandesa EMCF. Pero la fusión puso de relieve que el modelo basado en ofrecer servicios al coste podía atraer la mayor parte de los grandes operadores hacia esa entidad.

El problema en todo caso está del lado del beneficio, en la medida que los mayores ingresos de la entidad fusionada hasta ahora no generan beneficio, y el año pasado registró pérdidas por quinto año consecutivo. Mientras, la apuesta es que la captura de volumen rentabilizará a la larga la operación. EuroCCP fue la primera entidad central de contrapartida que los reguladores europeos autorizaron en abril pasado de acuerdo con las nuevas normas de la Unión Europea (UE) que han supuesto un reforzamiento del capital de las ECC entre otras cosas.

Pero mientras la lucha por la reducción de precios favorece la consolidación en el sector de las ECC el futuro de los mercados organizados oficiales, las tradicionales bolsas de valores, tiene un perfil menos definido. El operador basado en la tecnología y las operaciones de alta frecuencia holandés IMC Markets acaba de adquirir la plaza de operador de la bolsa de Nueva York, el NYSE, al banco de negocios Goldman Sachs. Este había adquirido a su turno esa plaza como parte de la compra del banco Spear, Leeds & Kellog en 2.000 por 6.300 millones de dólares. De acuerdo con fuentes del mercado IMC pagó por esa plaza 30 millones de dólares. La plaza adquirida es de creador de mercado y de custodia de los valores cuyo mercado hace, es decir se ocupa de apertura y cierre de un grupo selecto de valores a los cuales debe además garantizar liquidez.

El listado de los valores en los que opera incluye 630 acciones. Pero el dato más relevante no es parte de la operación en si, sino el hecho que entre que Goldman Sachs entró al mercado y ahora cedió la plaza, el NYSE pasó de representar el 70% de las operaciones en valores a solo el 12%. La fuerte erosión del volumen del NYSE es resultado de la irrupción de las plataformas electrónicas independientes que han aparecido en el mercado en los últimos años. Una de ellas es propiedad de Goldman Sachs. El cambio en la forma de operar ha determinado un fuerte incremento de costes en tecnologías informáticas y de Internet.

También está cambiando el perfil de las sociedades de bolsa. IMC, Virtu, KCG Holdings y Citadel son operadores que basan su intermediación en algoritmos de alta frecuencia que operan a velocidades muy altas, de milisegundos, lo que les da una ventaja comparativa sobre los operadores tradicionales. IMC ha surgido del mundo de los contratos sobre opciones y ha sido de los primeros en introducir la electrónica y la informática en sus transacciones. Ahora la empresa se ha extendido a los mercados de valores y ha puesto el pie en Estados Unidos. IMC es uno de los socios de la plataforma de derivados y opciones sobre acciones holandesa The Order Machine (TOM) en cuyo capital entró en 2012 el Nasdaq OMX con un 25%. TOM es también una plataforma electrónica con un gran poder de computación. Esto revela la creciente interacción entre mercados y operadores y la generación en paralelo de riesgos de carácter sistémico por los vasos comunicantes se crean.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...