edición: 2724 , Viernes, 24 mayo 2019
01/06/2010
Informe de RSC 2009

La brillante pátina de Banco Santander se resquebraja en sospechas y reproches de mala gestión en sus filiales

La entidad sigue abogando por la calidad de gestión como principal estandarte de la Responsabilidad Social Corporativa
Beatriz Lorenzo

Se erige en cabeza de uno de los sectores más damnificados por la crisis económica; y a pesar de que afirma que los vientos huracanados que desarraigaron -y en ocasiones aniquilaron- a sus homólogos más débiles, fue para él simple ventolera, Banco Santander no puede dar la espalda a la sensación de hastío y desencanto que la crisis del sector bancario ha dejado en una sociedad tras la vertiginosa sucesión de malas prácticas y opacidades recurrentes que propiciaron la debacle. La parálisis del consumo, la debacle del mundo financiero, las alarmantes cotas de desempleo provocan la imperiosa necesidad de un modelo productivo nuevo, mucho menos voraz y con vocación de permanecer en el tiempo y centrarse en los objetivos a largo plazo, generando beneficios económicos sin descuidar los objetivos sociales, la preservación medioambiental, los derechos humanos y laborales y el resto de premisas de la Responsabilidad Social Corporativa, que ha empezado a ramificarse en el sector bancario, venciendo a la fuerza su reticencia de décadas.

Son cada vez menos las entidades que faltan por apuntarse a la nueva tendencia que introduce en sus sistemas de gestión criterios negativos-inversiones en actividades que vulneren los criterios prefijados por la entidad- o positivos, que pasan por invertir en proyectos responsables o “limpios”. Algunas actividades que habitualmente se excluyen son la producción de armamento, las que llevan implícita la explotación laboral y el trabajo infantil, la destrucción del medio ambiente, la producción de tabaco y de alcohol o el comercio de drogas. En el caso de Banco Santander, cuya memoria de Responsabilidad Social correspondiente al año 2009 ha sido presentada recientemente, la entidad sigue esgrimiendo el argumento de la calidad en la gestión como su más alto estandarte de Responsabilidad Social, dejando más de lado aspectos como la ética o la transparencia a pesar de que desgrana una serie de fondos de Inversión Socialmente Responsable como cauce de las pretensiones “más éticas” de la entidad.

Asimismo, y en consonancia con los afanes de control de gestión de la entidad, el Santander ha creado un marco corporativo que refuerza en el grupo la función de cumplimiento como área de control creando un área corporativa de cumplimiento y riesgo reputacional, que tiene asignada la responsabilidad de gestionar globalmente los riesgos reputacionales, de cumplimiento y de blanqueo de capitales.

FILIALES Y DERECHOS

A pesar de que la entidad dice en su documento abogar por la ética, la sostenibilidad y el diálogo fluido con los grupos de interés, no le son desconocidas al Santander las denuncias y reproches por parte de diversos organismos en relación a la gestión de sus filiales en comunidades emergentes. Uno de los casos más representativos fue la campaña lanzada por Setem –que contó para ello con el añoyo de la red internacional BankTrack-  para exigir responsabilidad a la entidad presidida por Botín, además de al BBVA,  por incumplir los acuerdos sobre RSC que habían firmado,  a través de la financiación en regiones amazónicas de Perú y Brasil de proyectos que dañan el medio ambiente y que ponen en peligro la subsistencia de 182.400 personas, en su mayoría indígenas. A través de esta campaña, Setem censuró también el hecho de que el Banco Santander fuese el principal asesor financiero del consorcio del proyecto Río Madeira (Brasil) para la construcción de dos presas hidroeléctricas con potencial para perjudicar a las comunidades locales.

Además, la entidad se ha visto señalada por sospechas como las que tuvieron lugar cuando la Fiscalía Anticorrupción reclamó que se investigasen las cuentas -abiertas en Banco Santander-. e inversiones inmobiliarias en España de Teodoro Obiang Nguema, presidente de Guinea Ecuatorial y uno de los hombres más ricos del planeta, según la revista Forbes.

GESTIÓN MEDIOAMBIENTAL

Ya en el ámbito judicial, el pasado mes de marzo un juzgado de Gijón firmó la primera sentencia en España a favor de un colectivo contra Banif (la filial de banca privada de Banco Santander) por mala praxis bancaria en la gestión de las acciones de la sociedad Meinl European Land, una entidad con domicilio en Jersey y cotización en el mercado bursátil de Viena que en 2007 fue centro de un gran escándalo financiero que generó pérdidas millonarias a inversores de todo el mundo y cuyo presidente, Julius Meinl fue detenido por su implicación en el caso.

Así y todo, y tras el conglomerado de reproches y sinsabores que dibujan una abrupta cicatriz en la brillante pátina de Banco Santander, la entidad sí parece prestar buena atención a la gestión medioambiental. Así, para  las operaciones de financiación de proyectos con un importe igual o superior a 10 millones de dólares, se cumplimenta un cuestionario inicial, de carácter genérico, diseñado para establecer el riesgo del proyecto en materia socioambiental (según categorías A, B y C, de mayor a menor riesgo respectivamente) y el grado de cumplimiento de la operación respecto a los principios del Ecuador. En 2009, el 21,5% de las operaciones financiadas se localizan en países “OECD non-high income”.

En materia de relación con sus empleados, en 2009, Santander ha potenciado la participación de sus profesionales en las diferentes iniciativas de acción social, consciente de que esta involucración no sólo es la mejor manera de fomentar la solidaridad entre los profesionales del grupo, sino que además es una forma de incrementar la motivación, el espíritu de equipo y el orgullo de pertenencia.  Un buen ejemplo de las iniciativas llevadas a cabo por la entidad es el Portal Solidario en España, que es una plataforma virtual, a través de la cual los empleados tienen la posibilidad de realizar tareas de microvoluntariado desde su propio puesto de trabajo. Otras iniciativas locales, especialmente destacables son el proyecto Escola do Brasil, o el programa Community days en Reino Unido.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...