edición: 2762 , Miércoles, 17 julio 2019
10/10/2012
Según fuentes próximas a la multinacional del juego, se “sigue negociando” con Madrid

La caída de beneficios de Las Vegas Sands en Macao y en Nevada cuestionan el modelo de la multinacional

Carlos Schwartz

Las Vegas Sands (LVS) sigue negociando con la Comunidad de Madrid el centro de juego y ocio que se ha dado en denominar Eurovegas, según una fuente próxima a la multinacional del juego. La fuente ha señalado que “nunca fue política de LVS dar difusión al proceso de selección y establecimiento de la empresa en España”. La fuente ha sugerido que la presencia de la operación en los medios desde un principio ha sido resultado de la información dada por el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Las fuentes atribuyen la presente etapa de silencio a una voluntad de “mayor discreción” por parte del propio Gobierno de la Comunidad.

Mientras tanto, todo parece indicar que la cuestión central para la multinacional del juego en su estrategia para España es de un lado la financiación necesaria para llevar adelante los proyectos y las concesiones por parte de la comunidad autónoma. De acuerdo con fuentes bancarias al tanto del proceso, y que han analizado las cuentas, el negocio “no es atractivo”. Las entidades consultadas consideran que en la base de este negocio por parte española está la necesidad de grandes propietarios de suelo por realizar una plusvalía y salir de inversiones materializadas en activos ahora improductivos y en proceso de desvalorización continuada.

En el caso de Alcorcón en especial, los bancos están en realidad en las dos aceras, ya que uno de los grandes propietarios de suelo es Metrovacesa que es propiedad de los bancos acreedores. También están como acreedores de algunos de los otros propietarios del suelo. Con lo cual lo ideal para este grupo, que no es el único que puja, sería la entrada de grupos financieros extranjeros. Sin embargo, la crisis económica de España no resulta atractiva para un modelo de negocio que se basa cuando menos en una prosperidad aunque más no sea relativa. Prueba de ello es la evolución del negocio en el centro de juego de Macao, donde está asentada la segunda mayor inversión de LVS.

La agencia de calificación Fitch ha rebajado recientemente las expectativas de ingresos del negocio del juego en el enclave insular chino en 2012 del 15% al 10%-12%. El motivo es la caída de la actividad económica en China. Esta es la segunda reducción que hace la calificadora de las expectativas de ingresos del negocio en Macao. En junio la redujo del 20% al 15%. Pero además la estimación es que en el curso de los dos últimos trimestres este año las expectativas de ingresos serán de un dígito con lo cual puede que el año que viene se mantenga en ese horizonte para todo el 2013. Aunque parezca que las tasas siguen siendo altas, es necesario considerar el contexto del negocio. En 2011 los ingresos procedentes del juego crecieron un 42% y en 2010 lo habían hecho en un 58%.

En el primer semestre de este año el ingreso neto de China Sands, la filial de LVS en China, cayó un 40%. Mientras a nivel consolidado el beneficio antes de impuestos ha caído en el primer semestre del año un 59,88% de acuerdo con las cifras presentadas ante la Securities and Exchange Commission en balances sin auditar. En Macao el competidor directo de China Sands, Casinos Wynn ha tenido una caída de ingresos del 7,5% en el segundo trimestre de este año por primera vez desde 2009. A resultas de estas perspectivas poco halagüeñas los inversores han soltado papel de LVS y de CW cuyo títulos han caído desde su cotización máxima en abril un 30%. Si el deterioro en Asia persiste, las perspectivas para las colosales inversiones de LVS en Macao no son buenas.

Sands China, que cotiza en la bolsa de Hong Kong, piensa iniciar obras en noviembre en el centro “orientado a la familia” en la Parcela 3 en Cotai. También piensa construir una cuarta torre en el complejo Cotai Central inaugurado recientemente. A todo ello se le debe sumar un edificio a espaldas del Venetian Macau, el casino más grande del mundo. Por si esto fuera poco el grupo es propietario del Sands Macau y el Hotel Four Seasons Macao. Si se mira la letra pequeña, estos proyectos están plagados de cargas financieras y condiciones respecto de la caja que la sociedad debe tener. Pero además hay proyectos postergados a pesar de las penalizaciones que implican.

Pero si esto es lo que toca en China, el panorama de Las Vegas es truculento. Hasta la crisis la ciudad era el brillante ejemplo de la industria del entretenimiento. En la década hasta 2008 la ciudad fue la de más acelerado desarrollo, fue punto de atracción para trabajadores de todo el país, el crédito barato aceleró la burbuja inmobiliaria y en la ficción de que los precios seguirían subiendo de forma eterna los propietarios se refinanciaban para adquirir segundas y hasta terceras viviendas. La crisis tiró por la borda esas ilusiones y Las Vegas se convirtió en tabla rasa. Los precios de la propiedad cayeron hasta un 65% respecto de su máximo en 2006. Muchos proyectos billonarios de casinos se suspendieron y los ingresos de la industria cayeron en picado. En materia inmobiliaria por ejemplo hay del orden de las 50 mil viviendas en ejecución aun a estas alturas, a cuatro largos años del crash.

El efecto de la crisis que congeló el futuro en Nevada se cierne ahora sobre Macao. Si el crecimiento de la economía china sigue perdiendo ímpetu el modelo de negocio de LVS se va a desmoronar como un castillo de arena. No parece que con estas perspectivas el imperio del juego pueda sacar adelante un proyecto faraónico en España a menos que haya grupos financieros dispuestos a poner el dinero que LVS no tiene. La última experiencia de este tipo, justo al filo de la crisis fue el proyecto CityCenter en Nevada, que ha tenido que dejar sin inaugurar una torre de 49 plantas diseñado por Norman Foster. El proyecto de 9.000 millones de dólares fue financiado por un grupo de bancos y en el se empeñó para que no quebrara el grupo estatal Dubai World. No parece que los bancos españoles tengan oxígeno para esta aventura, y los extranjeros no van a financiar un pelotazo inmobiliario trasnochado. Puede que todo acabe en un mal sueño.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...