edición: 2451 , Viernes, 20 abril 2018
15/01/2015
Cobre 

La caída en los precios del cobre y otros metales golpea con fuerza las acciones de las grandes mineras

La suiza Glencore con fuerte dependencia del metal rojo resultó una de las más afectadas en el mercado
Carlos Schwartz
El precio del cobre en el Mercado de Metales de Londres (LME) sufrió una nueva recaída sumando un deslizamiento del 25% respecto de su cotización hace un año y marcó su peor cotización en los últimos cinco años. Los analistas del mercado señalan que en parte los recortes en el precio del metal son resultado de la caída del precio del crudo porque los menores precios de la energía van a alentar un incremento de la producción por parte de las mineras. Sin embargo el motivo de fondo parece entroncar con la raíz del problema del petróleo, la caída de la demanda industrial y en especial la de China, uno de los grandes consumidores del cobre de uso intensivo en la electrónica y en general en la industria de bienes de consumo duraderos. La conducta del metal en el LME ha impactado en la cotización de las acciones de las mineras.
Pero el mayor castigo fue para la suiza Glencore que depende para sus resultados del cobre y de su actividad como intermediario en el mercado de las materias primas. La empresa que salió al mercado en 2011 señaló en su momento el benefocio que suponía para el inversor la fusión en una sola entidad de la minería y el trading. Glencore es el tercer productor mundial de cobre. Sin embargo a cuatro años de iniciar su cotización en la bolsa las acciones de esta empresa se desempeñan peor que los otros productores de cobre y grandes mineras, en especial BHP Billiton y Rio Tinto. Mientras, Glencore sigue por encima de Anglo American cuyos desvelos en Chile le han ocasionado una seguidilla de problemas y una crisis interna con el relevo de la consejera delegada.

Esta semana Glencore continuaba siendo la empresa minera más castigada en la Bolsa de Londres dejando en entredicho su modelo. Pero la realidad es que la empresa suiza, fundada inicialmente por el trader Marc Rich y vendida en 1993 a sus ejecutivos en una operación de MBO, obtiene del cobre el 38% de sus ingresos operativos. La empresa hizo una fuerte apuesta por el desarrollo de la minería de ese metal redoblando la producción de su mina en Katanga, Congo, una nación desgarrada por la guerra entre facciones rivales.

Por comparación con esta estrategia los ingresos de su competidor Rio Tinto, la segunda minera más diversificada a nivel mundial, sólo depende del cobre en un 10%. La realidad es que los metales básicos no se han mostrado como una alternativa de inversión en los últimos doce meses manifestando una tendencia persistente a la baja. “La reacción de los inversores frente a las acciones de las mineras tiene como telón de fondo el recorte que el Banco Mundial ha hecho a sus previsiones de crecimiento mundial en 2015 y 2016. A eso se debe sumar que los indicadores de las ventas al por menor en Estados Unidos han puesto de relieve una debilidad de fondo en el consumo. Todos esos elementos han contribuido al temor de los inversores y han precipitado las ventas... y como es lógico los metales vinculados a la industria han sido muy castigados”, señaló una fuente del mercado a ICNreport.

“La debilidad de los metales involucrados en la demanda industrial es lógica. Un indicio de que lo que mueve al mercado es el temor al estancamiento económico global es que el oro, un refugio de los inversores, ha repuntado mientras el dólar cae frente al yen.

Incertidumbre sería la nota de las últimas semanas, y la caída del precio del crudo forma parte de ese escenario”, de acuerdo con la fuente. El efecto de la caída del cobre se cruza con la del mineral de hierro en un punto que es desfavorable para Glencore porque aleja de sus posibilidades una adquisición de Rio Tinto. El año pasado la minera suiza intentó la compra de la minera anglo australiana pero su oferta fue rechazada por el consejo de Rio Tinto. En su base el movimiento de Glencore estaba alentado por la caída del precio del hierro que sometió a fuerte presión los ingresos de Rio Tinto, mientras el precio de algunos metales básicos como el cobre se mantenía en el mercado. Sin embargo, a lo largo del segundo semestre de 2014 la reducción de precio del hierro se suavizó mientras la caída del cobre se agudizaba. De tal suerte que la fuerte dependencia de Glencore respecto del mineral de cobre ha hecho más difícil que a lo largo de este año la minera intente una nueva oferta sobre su competidor.

El año pasado la oferta de cobre en el mercado era muy alta y contribuyó al ajuste de su precio, señalan los intermediarios en este metal. “Todo parece indicar que marchamos hacia un mayor equilibrio entre oferta y demanda a lo largo de este año, y a un déficit al finalizar la década”, señaló un operador del mercado. La evolución del precio de todas formas encubre el mecanismo de ajuste de los excedentes.

El grado de riqueza del mineral de cobre declina en casi todas las minas lo que obliga a las mineras a aumentar la exploración e inversión en prospección en regiones cada vez más remotas y costosas en la búsqueda de nuevas fuentes de cobre con mayor tenor del metal. La caída en los precios desalienta esa actividad y la tendencia en el medio plazo por tanto es a una reducción de la producción. Pero hay otro factor que incide en la evolución de los excedentes y es el nivel de los almacenes físicos. El denominado superciclo de las materias primas llevó a las entidades financieras a especular de forma intensa con los metales básicos de uso industrial. El alto nivel de stocks en los almacenes de los mercados de metales tardará mucho en ser absorbido por la demanda industrial mientras no haya una fuerte recuperación económica a nivel internacional.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...