edición: 2657 , Viernes, 15 febrero 2019
21/11/2011

La CE consuma su amenaza de nuevos controles sobre las agencias de calificación para 2012

Xavier Gil Pecharromán
La UE quiere reforzar la supervisión de las agencias de calificación en el marco de las reformas en curso de los mercados financieros. Uno de los cambios consistió en reforzar la supervisión de las agencias de calificación crediticia. El objetivo era limitar posibles conflictos de intereses, dotar a las agencias de un mayor grado de responsabilidad y proporcionar más información a los inversores. En la actualidad, las agencias están bajo la supervisión de la nueva European Securities and Markets Authority -ESMA- (en español Autoridad Europea de Valores y Mercados), que tiene capacidad para sancionar infracciones.

Estas propuestas requieren ahora la aprobación de los gobiernos de la UE y el Parlamento Europeo. Se prevé que entren en vigor a finales de 2012.

Según ella, los Estados y los emisores privados se podrán beneficiar de una mayor variedad de calificadores, lo que puede conducir a menores costes de notación en el mediano plazo. Las Administraciones Públicas, además, se beneficiarán de una mayor transparencia y proceso de emisión de las calificaciones soberanas.

Las agencias tendrán que actualizar la nota de los países de la UE dos veces al año (en lugar de una sola vez). Para evitar perturbaciones en los mercados, las calificaciones nacionales se publicarían exclusivamente tras el cierre de las operaciones y, al menos, una hora antes de la apertura de los centros de negociación de la UE.

A partir de ahora, una empresa deberá cambiar con regularidad, como mínimo cada tres años,  la agencia de rating, aunque si voluntariamente lo decide el emisor podrá ampliarse el plazo hasta los seis años. Además, se exigirían las calificaciones de dos agencias distintas para las inversiones en deuda más complejas. Los grandes accionistas no podrían participar simultáneamente en dos agencias competidoras.

Deberán, además, otorgar un plazo de 24 horas antes de su publicación para que las entidades calificadas puedan verificar la exactitud de los datos subyacentes de la calificación y se evite que la notificación se pueda realizar fuera del horario de oficina para que exista tiempo suficiente para poder plantear las alegaciones necesarias. Además, estas notas se publicarán después del cierre de los mercados de valores y por lo menos una hora antes de la apertura en toda la UE para no distorsionar los mercados.
.
La Comisión considera que los inversores estarán en una mejor posición para evaluar el riesgo de crédito de los instrumentos financieros propios, incluidos los complejos instrumentos estructurados. Tendrán libre acceso a un índice europeo de evaluación (EURIX) y a una escala de valoración armonizada elaborada por la ESMA, en la que  todas las notas de un negocio o instrumentos financieros se pueden encontrar y comparar. El derecho de los inversionistas a recurrir agencias de calificación han violado las normas se fortalecerá.

Las agencias de calificación deberán ser más transparentes, sobre todo sobre los precios y tarifas que reciben. Sus honorarios deberán basarse en los costos de la notación (por ejemplo, el emisor no debe pagar más para obtener una mejor calificación), y no debe depender de los resultados de los trabajos (por ejemplo, no depender de si la calificación de triple A o menor).

También deberán revelar información sobre las metodologías, supuestos, etc. Sin embargo, no se trata con estas propuestas de la Comisión que sean tan rígidas las exigencias y se puedan adivinar las notas.

 Las agencias de calificación tendrán prohibida la calificación de una entidad en la que los accionistas afectados (con más del 10% del capital o los derechos de voto) tengan un interés financiero y serán responsables ante los inversionistas por la violación intencional o por negligencia grave de la normativa, de los daños que causen a los inversores.

La actual crisis de la deuda que sufre la eurozona ha puesto de manifiesto una serie de ámbitos que requieren mayor supervisión. Para subsanar estas deficiencias, la Comisión propone nuevas medidas que contribuyan a la estabilización de los mercados financieros y proporcionen a los inversores una información más completa sobre el riesgo de crédito. Su impacto potencial es enorme, puesto que la rebaja de la nota de un país puede provocar la subida de los tipos de interés, elevando el precio que ese país debe pagar por pedir dinero prestado.

Su función será consolidar el control de calificaciones soberanas. Además, la ESMA tendrá asignadas nuevas tareas, por ejemplo, se encargará de elaborar nuevas normas técnicas para su aprobación por la Comisión.

Así, la ESMA debería establecer un Índice Europeo de Evaluación (EURIX) para permitir a los inversores comparar fácilmente todas las notas que existen en una entidad específica que incluya las calificaciones y los puntajes promedio.

ESMA tendrá que desarrollar normas técnicas para dotar de contenido y la presentación de la información a ser proporcionada por el EURIX agencias de calificación y especificar una escala de valoración armonizado para ser utilizado por las agencias de calificación en la prestación de esta información.

Las agencias de calificación deberán informar a la ESMA de todas las calificaciones de crédito que emitan y ésta deberá ponerlas a disposición del público en un sitio web. ESMA también revelará la calificación del índice agregado para cualquier instrumento de deuda nominal (EURIX). Como resultado, los inversionistas, emisores y otras partes interesadas deben tener fácil acceso a registro de información actualizada para poder  comparar todas las notas existentes acerca de una entidad específica nominal. EURIX también debe ayudar a las pequeñas agencias de calificación crediticia para ganar visibilidad.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...