La CE corre para aprobar un sistema de resolución
edición: 2533 , Jueves, 16 agosto 2018
07/12/2011

La CE corre para aprobar un sistema de resolución alternativa de conflictos en materia de consumo en la Unión Europea

Javier Ardalán
La Comisión Europea ultima estos días la propuesta de directiva que regulará la resolución alternativa de litigios en materia de consumo, lo que trata de evitar que uno de cada cinco consumidores europeos siga teniendo problemas a la hora de comprar bienes o servicios en el mercado único. Cuando entren en vigor las propuestas, todos los consumidores podrán recurrir a la resolución alternativa de litigios (RAL), sistema según el cual una tercera parte neutral puede proponer una solución o mediar entre el cliente y el comerciante. Se calcula que el acceso general a la RAL ahorrará a los consumidores 22.500 millones de euros al año.

El Parlamento Europeo y el Consejo de la UE se han comprometido a adoptar las propuestas antes de finales de 2012. Una vez adoptadas, los gobiernos de la UE dispondrán de 18 meses para incorporar la Directiva RAL, lo que significa que se podrá recurrir a la resolución extrajudicial de litigios en toda la UE antes del segundo semestre de 2014.

Se trata de un esfuerzo paralelo a las normativas que tratan de asegurar los derechos de los consumidores y la creación de un contrato único para las compras realizadas por los consumidores desde un país a otro. A este respecto, es digno de recordar que una encuesta encargada el año pasado por la CE revelaba que el 71% de las empresas europeas declara que, si existiera este tipo de contrato, probablemente lo utilizaría para todas las ventas a consumidores en otros países de la UE.

La CE calcula que el coste de los litigios que quedaron sin resolver se calcula en el 0,4% del PIB de la UE. Así, las empresas más pequeñas (casi el 99% de las empresas de la UE) no puede permitirse el comercio a través de las fronteras de la UE debido a que vender en el extranjero supone  adaptar los contratos de venta de hasta 27 sistemas legales distintos.

Los costes medios anuales por cada país adicional con el que se negocia, según datos de la propia comisión Europea ascienden a 10 000 euros, sin contar algunos gastos extraordinarios como adaptar los sitios web que pueden rondar los 3.000 euros.

Los consumidores europeos pierden sus mejores ofertas y una oferta más amplia de productos no sólo debido a que algunos comerciantes se nieguen a vender en sus países (esto le ocurre a alrededor de 3 millones de consumidores cada año), sino también, porque ellos mismos no están se seguros de sus derechos cuando compra en el extranjero. El 44% de los europeos dicen que no compran en el extranjero debido a la incertidumbre. En términos económicos, por lo menos 26 mil millones de euros se pierden cada año en el comercio porque las empresas no vendieron tanto como podían haberlo hecho.

La propuesta de directiva aborda tres áreas problemáticas principales identificadas en consultas y estudios realizados por encargo de la Comisión como son las lagunas en la cobertura de entidades de resolución alternativa de litigios (RAL) tanto por sectores como a nivel geográfico; falta de conocimiento e información, lo que impide a los consumidores y a las empresas recurrir a las entidades de RAL; y la calidad variable de la RAL, puesto que un número significativo de este tipo de entidades no se ajusta a los principios básicos establecidos en las recomendaciones de la Comisión.

Bruselas considera que es muy importante garantizar la disponibilidad de las entidades de RAL en todos los litigios en materia de consumo que se deriven de transacciones en el Mercado Único. El objetivo de la Directiva, es por tanto, garantizar que haya entidades de RAL en toda la UE. Con las nuevas medidas será más rápido, fácil y barato resolver los litigios con los comerciantes al adquirir bienes y servicios en la UE.

Las entidades de arbitraje deberán reunir determinados criterios de calidad y resolver los litigios en un plazo de 90 días. Las empresas informarán a los consumidores de qué entidades son competentes en caso de surgir litigios contractuales.

La segunda opción para los consumidores es la resolución de litigios en línea (RLL), similar a la RAL pero enteramente en línea. Se trata de crear una plataforma única en línea para toda la UE con el fin de que los consumidores y los comerciantes puedan resolver los litigios sobre las transacciones transfronterizas efectuadas por internet.

Las denuncias de los consumidores se enviarán automáticamente a través de la plataforma en línea a la entidad de arbitraje nacional competente, que deberá ayudar a encontrar una solución en un plazo de 30 días.

La plataforma de resolución de litigios en línea estará plenamente operativa a principios de 2015.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...