edición: 2943 , Miércoles, 8 abril 2020
11/05/2017

La CE mantiene la vigilancia sobre el comercio electrónico y el papel de las grandes plataformas

Competencia anuncia la conclusión de su encuesta sobre comercio electrónico en la Unión Europea
Carlos Schwartz
La Comisión Europea (CE) anunció la conclusión de su encuesta sobre el desarrollo del comercio electrónico en la Unión Europea a cargo de la Comisaría de la Competencia. Entre las conclusiones de la encuesta difundidas se establece que ésta ayudará a “aplicar las medidas contra el monopolio en los mercados europeos de comercio electrónico, que supondrá la apertura de nuevas investigaciones sobre medidas monopólisticos. En particular tendrán como objetivo las prácticas empresariales más extendidas que han aparecido o han evolucionado como resultado del crecimiento del comercio electrónico y que pueden tener un impacto negativo sobre la competencia y las operaciones comerciales a través de las fronteras y por lo tanto en el funcionamiento del mercado único digital”, de acuerdo con un portavoz de la CE. Según la información difundida en febrero de este año, Competencia ha abierto nuevas investigaciones en el sector del alojamiento de vacaciones, distribución de video juegos y electrónica de consumo por la política de precios en los mismos. Una parte de la atención de la CE está centrada en materia de comercio electrónico en la dependencia de las pequeñas y medianas empresas respecto de las grandes plataformas de Internet y la posibilidad de que se les aplique un trato menos favorable para la venta y promoción de productos.
La CE quiere analizar las quejas de algunas empresas por la modificación unilateral de los contratos, falta de acceso a datos esenciales sobre ventas y clientes y escasa transparencia respecto de los vendedores sobre el resultado de las búsquedas de Internet por parte de usuarios. En este contexto fuentes de la CE dijeron que se estudia aplicar regulación específica a las grandes plataformas de Internet.

La fase actual de actuación de la CE se dirige por lo tanto a las relaciones entre las plataformas que brindan servicios de venta a través de sus portales y los comercios que desarrollan las ventas a través de ellos. Los resultados de la encuesta por otra parte ponen de relieve que el proceso de cotejar los precios en la red se ha hecho mucho más transparente y que el 53% de los encuestados ha informado que rastrea los precios de sus competidores y siete de cada diez utilizan para ello sistemas de software automatizados. El 64% de los encuestados ha señalado que se han dotado de tiendas electrónicas propias para vender sus productos de forma directa en el mercado.

A consecuencia de esta tendencia en la última década muchos fabricantes compiten directamente con sus distribuidores en precios. Los sectores de cosmética y salud son los que mayor proporción de tiendas propias tienen. También ha adquirido una mayor relevancia el desarrollo de sistemas de distribución selectivos que no entran en conflicto con los criterios de la CE porque se trata de acuerdos complementarios. La adopción del sistema de tienda propia no elimina formas complementarias y en esta medida un 35% del total ha optado por ambas alternativas, es decir tienda propia y plataformas bajo contrato.

La CE efectúa una revisión de las políticas en el sector del Mercado Único Digital a mitad del término del mandato con el objetivo de “afinar sus políticas” de acuerdo con una fuente vinculada a la Comisión. El esfuerzo de extender el concepto de mercado único de bienes y servicios al espacio digital ha encontrado obstáculos en su desarrollo, entre otros las vallas impuestas en algunos países a las operaciones a través de las fronteras internas o externas de la UE.

Pero estos objetivos genéricos no pueden ocultar que la preocupación de fondo en la CE y en particular en la Comisaría de la Competencia es el papel de las grandes plataformas de Internet como Amazon, Google, Tripadvisor, que constituyen corporaciones con una presencia tan abrumadora que los separa de sus competidores un verdadero abismo. En línea con esta preocupación la CE considera la posibilidad de establecer normas específicas que afecten a estas plataformas tema sobre el que tiene previsto adoptar una decisión antes de finales del presente año.

Esta vigilancia de Competencia es fruto de controversia con el Gobierno estadounidense de un lado y con las propias multinacionales que tienen una fuerte presencia en el espacio europeo. Hace un año la Comisión esbozó una idea que no ha puesto en práctica pero que es expresión de esta voluntad de regular a las grandes plataformas. Se consideró la posibilidad de que las plataformas que ofrecen películas como contenido en línea deban contribuir a las producciones audiovisuales de los países en los cuales obtienen su recaudación de forma proporcional a esos ingresos. En muchos países la contribución a la financiación del cine por parte del sector audiovisual está regulado, como en España pero el país en el que la tasa de contribución es más alta es Francia.

En febrero de este año la UE emplazó a las grandes plataformas como Google (Alphabet), Twitter y Facebook a adoptar una serie de medidas de protección del consumidor como una mayor transparencia en los contratos en los que se ampara por ejemplo la venta de aplicaciones, brindando además la posibilidad de deshacer adquisiciones indeseadas. Pero el anuncio de que puede adoptar nuevas medidas destinadas a regular la actividad de las grandes plataformas se ha convertido en una nueva traba potencial a su expansión en Europa.

La preocupación de la UE está centrada en la protección de las pequeñas y medianas empresas que suponen una importante contribución al empleo en el continente y cuyas condiciones de acceso al mercado único digital pueden verse amenazadas por las políticas de las grandes plataformas de Internet. La filtración sobre la posible adopción de nuevas medidas destinadas a regular el desarrollo de la actividad de las plataformas de Internet ha provocado reacciones inmediatas entre las asociaciones que representan los intereses de las mismas. James Waterworth, vice presidente para Europa de la Asociación de la Industria de Ordenadores y Comunicaciones, un lobby que representa a Facebook, afirmó que: “Creemos que no hay base suficiente para una intervención general y que la Comisión Europea debería utilizar otros instrumentos cuando el mercado falla”.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...