edición: 2361 , Lunes, 11 diciembre 2017
07/12/2017
Duro y sancionador con la banca

La CNMV logra en un año controlar y poner orden en los fondos de inversión

El supervisor mantiene su foco de atención sobre los fondos, un cuarto de billón de euros de ahorro que campaba por sus respetos
Juan José González
La CNMV quiere demostrar que el movimiento se demuestra, en este caso, trabajando, supervisando y controlando un mercado financiero, a menudo campo de abusos e irregularidades como han demostrado numerosas sentencias judiciales. Y el sector de los fondos de inversión, donde los inversores españoles tienen en riesgo 261.000 millones de euros, es donde el supervisor de los mercados tiene fijado uno de sus principales focos de atención. No se trata de un sector de fácil acceso, al menos, desde el aspecto informativo, dada la dificultad para conocer determinados valores pasados e incluso, presentes, para el cálculo de rentabilidades. Ahora, el supervisor parece haber conseguido avanzar en la transparencia de las gestoras, obligando, por ejemplo, a publicar las situaciones de rentabilidad, y los objetivos de la gestora al respecto, en los informes trimestrales. De esta forma, la situación real será conocida por el supervisor, por el mercado y, por supuesto, por los partícipes de los fondos. No se trata de una medida más para ordenar el sector y situarlo en el buen camino de la transparencia y la seguridad. Se trata, además, de evitar las posibles reclamaciones de inversores teóricamente descontentos con los rendimientos objetivo esperados por un fondo o desinformados y no advertidos con claridad sobre las características y funcionamiento de los productos de inversión colectiva.
Parecía un mercado dentro de otro mercado, hasta que el supervisor se centró en algunos puntos concretos de la operativa como, por ejemplo, las dobles comisiones que se aplicaban en los fondos de fondos. Una medida de orden -prohibición a una gestora para ingresar una parte de las comisiones de esos fondos- llevó a que se devolvieran 11 millones de euros de comisiones `irregulares´ en 2008. La situación de desorden era de tal magnitud que a finales de 2016 el supervisor llamó la atención del sector, y con ello, a varias gestoras al orden, para que se fueran olvidando por la vía rápida del `chalaneo´ reinante en la negociación de descuentos de costes.

Hasta tal extremo campaban las gestoras por sus respetos que la Comisión se vio obligada con urgencia a publicar en enero de 2017, ya en la etapa del nuevo presidente, Sebastián Albella, una "Guía Técnica" sobre operaciones vinculadas destinada a poner orden en el caos en la compraventa de instrumentos financieros. Si bien la medida que pretende el supervisor con la guía tiene un efecto directo en los inversores particulares, en tanto que aumenta la transparencia de la gestión y la certeza de la misma, debe redundar también en el rendimiento de la inversión reflejado en los valores liquidativos del fondo.

Quizá sea este último aspecto, el de las ganancias o pérdidas, periódicas o acumuladas o históricas, así como una mayor transparencia en la aplicación (descuento) de las comisiones, los puntos en los que la CNMV debería ser más ambiciosa en aras a una transparencia total para los inversiones. De la misma forma habría que considerar algunas prácticas u operaciones que estaban bordeando -que no quebrantando- la legalidad y que provocaban situaciones consideradas como conflictos de interés. Entre estas aparecían transacciones como las operaciones bilaterales, pactos de recompra entre fondos de una misma gestora y la compraventa por parte de la gestora de acciones del mismo grupo financiero.

En este sentido, el supervisor ha impuesto su criterio para que esas operaciones de compraventa de títulos -acciones o bonos- o de cesión temporal de activos y otras aplicaciones, siempre entre fondos de la misma gestora, sean operaciones que necesiten autorización previa de una instancia o sociedad al margen de la gestora. De esta forma se consigue que el interés de la operación no se limite al de la propia gestora y fondo, sino que los beneficiarios de la misma, sean los inversores o partícipes.

En todo caso, el trabajo del supervisor en los últimos meses ha sido muy útil para el mercado, clarificador, transparente y más seguro para los partícipes de fondos en la medida en que la CNMV se mostró firme en la aplicación de la normativa, y que en la práctica significó mayor dureza con las gestoras principalmente las pertenecientes a la banca. La línea de exigencia y seriedad mostrada por la CNMV, por ejemplo, la comercialización de CFD o las operaciones de autocartera, confirma que el supervisor va muy en serio en controlar y poner orden en el sector de los fondos de inversión. Al respecto ya ha dado muestras suficientes con numerosos expedientes que terminaron en sanción, es decir, con condenas en firme: Santander y Bankinter lo saben bien.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...