edición: 3058 , Jueves, 1 octubre 2020
30/07/2009
El supervisor pondrá orden en los “hechos relevantes”

La CNMV quiere ‘meter en cintura’ a las cotizadas

Transparencia total para convertibles, warrants y canjeables
Juan José González

Ni en Reino Unido ni en Italia, Francia, Alemania y, por supuesto, en EE UU. Sólo sucedía en España. Las cotizadas decidían por sí mismas qué información y cómo la emitían al público, a los accionistas, a las instituciones, e incluso, a los organismos supervisores. Pues bien, la norma que termina con esta especie de ínsula está a punto de ser aprobada por el Banco de España, para que el organismo supervisor del mercado de valores y de sus cotizadas, la CNMV, cuente con la herramienta legal para imponer orden en la forma y en el fondo de las comunicaciones entre cotizadas, inversores y supervisor. Parece mentira que un asunto de tanta trascendencia para el funcionamiento de los mercados se haya demorado tantos años, aunque una fuente jurídica explica que los antecesores de Julio Segura “no tenían el más mínimo interés en sacar la Circular adelante porque las relaciones con el Banco de España impedían cualquier avance”.

Un norma considerada como imprescindible por asociaciones y defensores de los accionistas y por el público en general que en los últimos diez años han enviado preguntas y propuestas, así como denuncias de falta de transparencia de algunas cotizadas, sin las que, posiblemente, el proyecto de circular que verá la luz próximamente, no sería el mismo. Acuerdos sobre modificaciones, los cambios más relevantes de una cotizada como los avances de resultados y calificaciones crediticias, sino asunto de mayor calado, tanto del negocio como del consejo de administración, y hasta las operaciones de deuda, derivados, convertibles, canjeables, preferentes… A todos ellos se presta un especial interés, desde el punto de vista informativo, aunque tras la entrada en vigor de la nueva norma llegue otra más específica sobre operaciones financieras especiales. Esta última entrará más en el ámbito de la reforma prevista de la Ley del Mercado de Valores para el próximo curso y de cuyo proyecto se encargará, previsiblemente, otro equipo directivo y con otro presidente.

Llama la tención que la iniciativa reciba ahora un impulso tan decidido por parte del equipo actual de la Comisión, el cual no se ha caracterizado por sus brillantes actuaciones, y en algún caso, ni siquiera actuaciones. Pero el equipo de Segura recibió la orden de Pedro Solbes en su etapa en Economía para dar mayor transparencia al mercado de valores y emisiones, y la ministra Salgado tras su primera reunión con Segura no dudó en confirmar que el proyecto debería ver la luz en el próximo otoño. La norma, conocida como “Circular de Información y Comunicaciones Relevantes”, se encargará de aportar esa luz tan necesaria en las relaciones de las cotizadas con el público y las instituciones. A partir de la entrada en vigor de la mencionada circular, hoy únicamente proyecto, las cotizadas sólo podrán enviar las informaciones consideradas como “relevantes” al registro público, dejando otro tipo de comunicaciones o supuestos puntuales al margen del registro. Las rectificaciones y las  eliminaciones de información contarán con un tratamiento específico en la norma, dos aspectos que hasta la fecha gozan de cierta impunidad en la actual legislación.

Una fuente informada señala que “las compañías vienen haciendo un uso abusivo del registro para comunicar hechos que en nada influyen en la formación de los precios de las cotizadas”. Por esta razón, la iniciativa del equipo que preside Julio Segura ha ido un poco más allá y ha elaborado una relación de supuestos que las compañías cotizadas deberán comunicar al ser considerados como “hechos relevantes”, incluso, la circular se encarga de definir lo que considera hecho relevante, que si bien ya era conocido por  los directores de las cotizadas, sus departamentos jurídicos se encargaban de hacer su “particular interpretación de la norma”, algo que ha sido elegido como material para la publicación de una memoria de anécdotas similar al conocido Repertorio de Temas que publicaba históricamente el Banco Popular.

También se quiere terminar con una de las lagunas que en multitud de ocasiones ha supuesto una barrera infranqueable para cerrar operaciones de mercado, como era la falta de un interlocutor autorizado y designado por la compañía para asumir las decisiones y responsabilidades de cualquier actuación. En este sentido, la circular propone la intervención de una nueva figura, el “Interlocutor Autorizado”, quien deberá ejercer como puente entre la compañía y el público, sean instituciones o supervisor, una especie de línea directa permanente y abierta las 24 horas.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...