edición: 2324 , Martes, 17 octubre 2017
28/11/2011

La CNMV revela sus planes de revisión para las cuentas anuales de 2010 de las cotizadas y las áreas que serán su prioridad

Xavier Gil Pecharromán
La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) todos los años publica las diez áreas que considera de mayor riesgo, a la vista de la situación económica, y sobre las que centrará su atención sobre las cuentas anuales. La falta de concreción en alguno de estos aspectos supone el requerimiento del supervisor. En 2011 se ha requerido a un total de 58 entidades para que explicasen a la CNMV sus políticas contables aplicadas y que aumentaran la información y se ha exigido la reformulación o la de los estados financieros a otras seis.

El director de Informes Financieros y Corporativos de la CNMV, Paulino García, ha adelantado las de 2011, correspondientes a la Memoria anual de 2010, en el XX Congreso Nacional de Auditoría, organizado por el Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE), que se ha celebrado esta pasada semana en Vigo,

Como es normal, la primera de estas áreas es la valoración de instrumentos financieros, fundamentalmente en los niveles en que las empresas aplican modelos internos en lugar de hacerlo a precios razonables, puesto que la Norma Internacional de Información Financiera (NIIF) 7 exige unos desgloses muy precisos al respecto.

Tal vez el que más sueño va a quitar a los contables sea el del riesgo provocado por la deuda soberana, principalmente la griega. En esta ocasión, la normativa comunitaria, impuesta por la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA)  exige el desglose de la exposición a la deuda país por país.  Para el año que viene, la ESMA elabora en la actualidad un nuevo documento para imponer criterios mucho más estrictos que los actuales

Era de esperar que también incluyese como área de especial atención la exposición inmobiliaria de los bancos, a través de la Circular 7/2010 del Banco de España, que establece el contenido mínimo de los desgloses relacionados con este riesgo. Esta circular ya debía ser aplicada en el año 2010, pero no se ha hecho con el rigor necesario, según explicó García.

Con respecto al registro del deterioro de activos, se revisará si se ha mantenido la coherencia en la evolución en tiempo de las hipótesis para detectar situaciones en las que las oscilaciones de las hipótesis puedan estar menos justificadas.

Un año más de analizan las combinaciones de negocios  combinaciones de negocios y en particular, el reconocimiento y medición de los fondos de comercio y de los intereses minoritarios, la correcta valoración de los activos y pasivos. La norma exige desglosar y valorar todos los activos intangibles que sean separables y se tenga el control.

El análisis está previsto que se realice sobre el reconocimiento y medición del fondo de comercio y de los intereses minoritarios; la revalorización de la participación previa existente o la residual mantenida contra la cuenta de resultados; el registro de los pagos contingentes; los hechos económicos que puedan suponer un aumento o una disminución del grado de influencia; la existencia de derechos productivos y participativos por parte de los minoritarios; el registro de adquisiciones o ventas de intereses minoritarios; los costes de la operación y las relaciones preexistentes; y las combinaciones de negocio por contrato.

En el análisis del valor residual la mayoría de las compañías está utilizando fórmulas explosivas señaló García. En algunos casos la CNMV se ha encontrado con que algún auditor había firmado sin salvedades un informe sobre las cuentas anuales y el diferencial de tasas que había no llegaba a 10 puntos básicos. Cualquier análisis de sensibilidad no resistía que aquel activo no estuviera deteriorado y tuvieron que reformular las cuentas. El auditor fue denunciado al ICAC.

Es obligatorio desglosar en las cuentas las especificaciones concretas asumidas por la entidad que justifiquen las diferencias a efectos del deterioro que pueda haber entre el valor neto de las existencias, el valor de uso de las inversiones inmobiliarias y el valor razonable de ambos parámetros. En el caso de las entidades de crédito, deben de informar sobre el valor razonable de todos los activos inmobiliarios, incluidos los que se han recibido en daciones en pago, y también, van a comprobar que los desgloses relacionados con la exposición inmobiliaria se hacen de manera adecuada.

La Comisión Europea ha pedido a la ESMA que vigile el cumplimiento adecuado de los criterios legales establecidos. La CNMV se propone hacerlos cumplir en sus revisiones de las cuentas anuales del ejercicio 2010.

Siempre que hay una crisis empresarial surgen problemas con las operaciones vinculadas, tal y como ocurre con la fiscalidad de las mismas. La Ley de Economía Sostenible exige que se haga un informe de retribuciones del consejo y tiene que haber concordancia entre ese informe y los desgloses que se incluyen en las cuentas anuales.

Finalmente, la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO) está elaborando unos principios de información continuada sobre los fondos de titularización. Mientras tanto, la CNMV va a pedir más revelaciones, como en el caso de que exista una entidad tercera que esté involucrada en algún tipo de operación y concentración de riesgos con los fondos. Esto llegará más adelante, probablemente el año que viene.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...