edición: 2595 , Miércoles, 14 noviembre 2018
21/02/2014

La comunicación obligada de las operaciones OTC en derivados se inició en Europa con poco estrépito

BME es socio de Register-TR junto con Clearstream de Deutsche Borse para llevar el registro de operaciones
Carlos Schwartz

Con poco estrépito se inició el registro de las operaciones bilaterales de derivados (OTC, over the counter, en inglés) de acuerdo con los plazos fijados por la regulación europea para infraestructuras de mercado (EMIR). De acuerdo con la normativa que afecta a las infraestructuras de mercado el control y compensación de las operaciones de derivados bilaterales tienen un cronograma que incluye además su compensación a través de las entidades centrales de contrapartida. El registro de las operaciones se inició este mes lo que ha determinado la puesta en marcha de varios centros de registro tanto propiedad de mercados oficiales organizados como de ECC. Bolsas y Mercados Españoles (BME) es socia en Register-TR a través de Iberclear junto a Clearstream, perteneciente a Deutsche Borse. Register-TR a su turno se ha asociado a Global Reporting Company con el objetivo de llevar el registro de operaciones OTC cerradas en ambos mercados y trasladarlas de forma centralizada de acuerdo a las exigencias de EMIR.

Los centros de registro en otros mercados europeos han comunicado un fuerte volumen de operaciones a los pocos días de su entrada en funcionamiento. ICNreport ha intentado obtener datos de Register-TR de BME sin éxito. Los centros de registro son propiedad de las bolsas y ECC activas en derivados, como London Stock Exchange (LSE), Intercontinental Exchange (ICE), Chicago Mercantile Exchange Group (CMEG), y Depository Trust and Clearing Corporation. ICE informó en su primer día de operaciones que había procesado 4,5 millones de contratos entre nuevos y previos a la inauguración para derivados de energía, materias primas, crédito, tipos de interés, y de acciones de un total de 300 operadores del mercado.

Los operadores del mercado que han puesto en marcha el proceso de registro que tiene por objetivo incrementar la información sobre estos activos cuyo volumen y anterior descontrol implican un riesgo severo en los mercados financieros se quejan de que la CE acabo de redactar normas que afectan al registro y la compensación a escasos tres meses del plazo para que el registro se inicie, y que en algunos temas las normas se hicieron públicas virtualmente en la fecha de estreno de los registros.

De acuerdo con fuentes de medios financieros la precipitación administrativa en cerrar las normas, clarificadas algunas a las puertas del estreno, han llevado a los reguladores de algunos países a transmitir a bancos y operadores del mercado que serán flexibles en materia de registro para el mes de febrero. En cuanto a los operadores del mercado algunos afirman que las aplicaciones informáticas diseñadas para el registro “no han logrado procesar el volumen de información vertido”. El sistema en Europa requiere un identificador exclusivo para cada entidad que entre en un contrato de derivados. En Estados Unidos el registro de operaciones OTC lleva un año de rodaje, pero es más simple que en Europa, de acuerdo con fuentes del mercado que señalan que en el viejo continente “hay que llenar hasta 80 apartados mientras que el formulario estadounidense tiene sólo 25”. Estados Unidos también ha estado de estreno este mes con la inauguración del sistema electrónico de ejecución de órdenes (SEF) que supone la eliminación en el medio plazo de las transacciones telefónicas a las que está acostumbrado el mercado OTC.

El mercado de swaps y derivados ha sido un área opaca de la vida de las instituciones
financieras. Controlado por grandes bancos internacionales y grandes inversores institucionales quedó bajo la mirada de los bancos centrales y los gobiernos a raíz de la crisis financiera internacional. El G20 acordó el registro de los contratos y su ejecución a través de las entidades centrales de contrapartida para mitigar el riesgo de un mercado de más de 700 billones de dólares hace ya cinco años. La diferencia cronológica en la aplicación de normas entre Estados Unidos y Europa generó una fragmentación de liquidez por el retraso de la entrada en operaciones para swaps y derivados de las ECC europeas por la incapacidad de la CE de llegar a un acuerdo sobre la directiva de infraestructuras de los mercados en instrumentos financieros (MIFID). Para evitar la fragmentación el regulador estadounidense adoptó una mayor flexibilidad en materia del cumplimiento de sus normas en Europa como forma de adaptación al ritmo europeo.

El regulador de este mercado en Estados Unidos es la Comisión de Futuros de Materias Primas (CFTC, por sus siglas en inglés), presidida hasta final de enero por Gary Gensler impulsor del proceso de control.

La CFTC fijó la ejecución de los contratos OTC a través de entidades centrales de contrapartida para 2013, mientras que el sistema de ejecución denominado SEF se ha puesto en marcha en octubre pero recién este mes se ha hecho obligatorio. El sistema electrónico también está preparado para operar por teléfono y generar un registro. Pero los analistas estiman que el rodaje de los nuevos sistemas acabará desembocando en sistemas informáticos de ejecución que hasta ahora ha estado ausente de este mercado escasamente informatizado, de acuerdo con las fuentes consultadas. Uno de los problemas que se ha creado en Estados Unidos es la existencia de unas 20 plataformas bajo la normativa de las SEF. Las fuentes del mercado señalan que no hay uniformidad en la interpretación de las normas y que el ajuste de los procesos va a llevar más tiempo que el pensado, pero que en el largo plazo “no quedarán más de seis o siete plataformas en operación en la medida que se haga una selección de la oferta”.

Los grandes operadores del mercado como los denominados intedealer brokers, es decir mayoristas entre agentes, son los mejor preparados para esta evolución. Entre otras cosas porque muchos de ellos tienen infraestructuras de mercado electrónicas que llevan años funcionando.

Sin embargo la extensión de los nuevos procesos será un cambio de cultura significativo. Los mayoristas entre agentes llevan desde la década de 1980 operando en el mercado de swaps de tipos de interés por ejemplo, pero hasta ahora era habitual que cerraran miles de operaciones diarias por teléfono para los grandes bancos para los que intermedian. Todo parece indicar que esa era está tocando a su fin.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...