edición: 2725 , Lunes, 27 mayo 2019
27/09/2017

La consolidación en la siderurgia europea no puede estabilizar el mercado por los excedentes chinos

La fusión Thyssen Steel-Tata no va a reducir la producción de acero en el continente
Carlos Schwartz
El anuncio de un acuerdo para la fusión entre el segundo y tercer productor de acero de la Unión Europea, Thyssen Krupp Steel y Tata Steel, ha creado expectativas entre los analistas por la posibilidad que las sinergias anunciadas y los planes industriales del que será el segundo gran grupo europeo detrás de Arcelor Mittal contribuya a una reducción de los excedentes de acero en el mercado. Sin embargo, no es ese el objetivo de esta consolidación, sino más bien un incremento de la producción en los aceros especiales y de alta calidad sector en el cual la presión de las importaciones de acero chino no tienen un efecto significativo. Las importaciones de Asia en general se centran en el acero al carbono. La consolidación anunciada tiene entre sus objetivos una reducción de plantilla de 4.000 trabajadores con un gran signo de interrogación sobre dónde se harán los recortes. El consejero delegado de Tata Steel Europa, Hans Fischer dijo en una conferencia que esperaba un incremento de la producción en la medida que se migraba de aceros de baja calidad a los aceros especiales. “Vemos oportunidades para aumentar la producción...hay un gran mercado para el acero de alta calidad, necesitamos conservar la capacidad”, afirmó en la rueda de prensa. El ejecutivo admitió que China tiene gigantescos excedentes de capacidad pero afirmó que “la respuesta no es tratar de competir con ellos en los mismos productos, sino encontrar una solución en la que tengamos productos que no se puedan fabricar tan fácilmente”.
Los grupos anunciaron unas sinergias de 600 millones de euros, pero de la información facilitada ese objetivo sería logrado mediante una reducción de plantillas. De momento Tata ha asegurado a los trabajadores de su planta de Port Talbot en Reino Unido, amenazada de cierre el año pasado y a los de Ijmuiden en Holanda, en total 13.000 puestos de trabajo entre ambas, que esos centros no reducirán empleo. Lo cual deja bajo el foco a los 14.000 trabajadores de Thyssen en Alemania.

“El gran problema de la siderurgia europea es el exceso de capacidad en China. La producción combinada de Thyssen y Tata puede alcanzar a los 21 millones de toneladas anuales, mientras que la producción china fue el año pasado del orden de los 800 millones de toneladas”, afirma una fuente del sector siderúrgico en España. El precio del acero mejoró en el primer semestre del año pero ha vuelto a manifestar una tendencia a la baja. De acuerdo con IHS Markit esa tendencia se va a mantener durante todo el segundo semestre por lo que recomienda comprar spot y evitar los contratos.

Mientras tanto el Gobierno chino anunció en julio que en el primer semestre del año había reducido la producción del país mediante el cierre de plantas en 42,49 millones de toneladas de acero crudo. Pero la cifra con ser muy grande supone casi todo el compromiso de reducción de producción hecho por el país el año pasado para un periodo de cinco años. Con lo cual el efecto del compromiso ha quedado virtualmente absorbido en un semestre. “La creación de una segunda gran empresa siderúrgica europea supone un mejor aprovechamiento de las economías de escala y un volumen que puede incrementar la competencia interna con lo cual puede empujar a otras industrias del sector a dar el mismo paso” afirmó la fuente del sector.

La Unión Europea es el segundo productor mundial de acero detrás de China, y por delante de Estados Unidos y Japón. La realidad es que el efecto a corto plazo va a ser un incremento de la competencia con Arcelor Mittal, que es el principal productor de acero en España. Esta tiene el 33% del mercado europeo de aceros planos mientras que la fusión representa un 25% del mercado. Además de estas empresas existen otras siderurgias europeas como la italiana ILVA, la alemana Salzgitterr o la austriaca Voestalpine.

La minera BHP Billiton mientras ha estimado esta semana que los planes de China para restablecer una moderna versión de la Ruta de la Seda hacia África mediante la construcción de carreteras y puertos puede incrementar la demanda interna de acero en el país asiático en 150 millones de toneladas anuales en la medida que las empresas chinas obtendrán la mayoría de los contratos para esos trabajos.

Si ese esfuerzo se mantiene puede suponer una mejoría en los precios del acero y reducir las exportaciones a Europa más que cualquier consolidación en el mercado continental. Sin embargo mientras la fusión prevista tiene todavía que vencer varios obstáculos. No cabe la menor duda de que los sindicatos en cada una de las plantas de Tata y de Thyssen van a argumentar que los recortes se deben hacer en las otras instalaciones.

Poca gracia le va a hacer a los trabajadores de Port Talbot de Tata que han aceptado un fuerte recorte a su fondo de pensiones que el conglomerado Thyssen aporte a la nueva empresa una deuda de 3.600 millones de euros con las pensiones de los trabajadores alemanes.

También hay problemas por la presencia dominante en algunos mercados como el de hojalata para el envasado de alimentos. Sin embargo, dicen los analistas, es improbable que haya conflictos con la Comisaría de la Competencia cuando la UE empuja este tipo de consolidaciones que además son transfronterizas. No obstante queda un trecho largo hasta que este proceso se materialice. El contexto europeo entretanto no es el más auspicioso porque es previsible un incremento de las presiones proteccionistas por la creciente presencia política de las corrientes nacionalistas que van a apuntar a la defensa de los mercados interiores de cada país. Mientras que en cualquier caso lo más probable es que esta fusión se materialice a lo largo de 2018 la clave del mercado siderúrgico europeo depende de la evolución de los excedentes de capacidad en China que ya ha agotado las reducciones pactadas en el 2016 para cinco años.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...