edición: 2328 , Lunes, 23 octubre 2017
09/11/2009
Informe de la Comisión Europea

La cooperación entre países, el mejor camino para luchar contra las violaciones de la propiedad intelectual

China es la principal cantera de infracciones, con un 54% de falsificaciones a nivel global
La CE propone reforzar las legislaciones nacionales para proteger la propiedad intelectual
Beatriz Lorenzo

En la nueva sociedad del conocimiento, la innovación es el principal motor que hace girar la economía de un país. Atrás quedaron los tiempos en que la riqueza nacional se cuantificaba en base a la abundancia de sus recursos naturales o su capacidad de producir materias primas. La globalización mundial y el auge de la llamada “sociedad cableada” han puesto de manifiesto que el desarrollo económico está estrechamente ligado a la innovación. Para que la innovación pueda desarrollarse plenamente , es necesario un potente sistema de desarrollo y promoción de responsabilidad intelectual que no sólo proteja las invenciones sino que fomente la innovación en sí. En consecuencia, la propiedad intelectual se está convirtiendo en un factor clave para el desarrollo económico de cualquier país. La Comisión Europea ha publicado recientemente un informe de alcance global que centra la atención en varios países no pertenecientes a la UE con vistas a estrechar la cooperación en el ámbito de los derechos de propiedad intelectual.

El informe quiere ser un catalizador de información para las empresas e inversores, y servir como guía para prevenir las infracciones en materia de propiedad intelectual, además de demostrar que la aplicación de los derechos de propiedad intelectual debe seguir siendo un objetivo clave de la política comercial global, ya que desempeña un papel vital para la competitividad de la industria y el crecimiento económico.

China sigue siendo la principal trinchera en la lucha contra las infracciones de propiedad intelectual; dentro de las fronteras del gigante asiático se producen un 54% de todas las falsificaciones a nivel global. Países como Israel y Canadá le van a la zaga con un considerable porcentaje de falsificaciones. En otros países, como Brasil, Rusia o Ucrania, la protección de la propiedad intelectual ha experimentado recientes mejoras a raíz de recientes diálogos sobre la materia entre ellos y la Comisión Europea.

Las medidas aconsejadas por la Comisión Europea para alcanzar mejoras en materia de propiedad intelectual se basan en los esfuerzos para proteger los sistemas jurídicos relativos a la propiedad intelectual, la legislación nacional y la capacidad institucional. La Comisión admite que la adopción de medidas es urgente ya que la vulneración de los derechos de la propiedad intelectual ha sufrido un gran incremento, de un 126% con a nivel mundial con respecto al año anterior.

Las falsificaciones de productos son el ejemplo más habitual de infracciones en la propiedad intelectual. En China son habituales de las falsificaciones de productos textiles de grandes marcas, mientras que en India abundan la falsificaciones de medicamentos e Indonesia es la cuna de la falsificación de marcas de productos alimenticios y bebidas.

IDENTIFICACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN
 
Para seguir desarrollando la estrategia, la Comisión plantea como reto la identificación de los países prioritarios, aquellos que plantean mayores problemas en materia de violación de derechos de propiedad intelectual. El segundo paso pasaría por la sensibilización y promoción de iniciativas para sensibilizar a la opinión pública sobre las repercusiones de la falsificación (pérdida de inversión extranjera y transferencia de tecnología, peligros para la salud, vínculos con el crimen organizado, etc.) y poner a disposición de la opinión pública y de las autoridades de terceros países afectados una “Guía de aplicación de los derechos de propiedad intelectual”.

También adquiere relevancia el diálogo político y la cooperación técnica, basada en garantizar que la asistencia técnica facilitada a terceros países se centre en la aplicación de los derechos de propiedad intelectual, intercambiar ideas e información con otros proveedores importantes de
cooperación técnica, como la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), los Estados Unidos o Japón, con objeto de no duplicar esfuerzos y compartir las mejores prácticas.

Son también necesarios mecanismos en materia de derechos de propiedad intelectual en los acuerdos multilaterales, y es perentorio incrementar el aspecto de puesta en vigor en el marco de estos acuerdos de forma más sistemática; consultar a los socios comerciales con objeto de lanzar una iniciativa en el Consejo de la OMC encargado de ADPIC; alertar sobre la creciente dimensión del problema; identificar las causas y proponer soluciones y reformar las cláusulas de aplicación de los derechos de propiedad intelectual en acuerdos bilaterales.

A pesar de todo, una vez identificado y “cribado” el problema, las complicaciones pueden surgir a la hora de solucionar las inconveniencias e imponer sanciones. Es necesario facilitar a los titulares de los derechos para que recurran a los reglamentos sobre obstáculos comerciales o a acuerdos bilaterales en caso de disponer de pruebas de violaciones del derecho a la propiedad intelectual. , así como facilitar la posibilidad de utilizar mecanismos de solución de diferencias incluidos en los
acuerdos bilaterales en caso de incumplimiento de los requisitos en materia de protección de los derechos de propiedad intelectual.

Por último, no estaría de más la creación de asociaciones entre sector privado y sector público. Apoyar y participar en redes locales de propiedad intelectual establecidas en terceros países importantes; utilizar mecanismos ya establecidos por los servicios de la Comisión (Help Desk para derechos de propiedad intelectual y Centros de enlace en materia de innovación) para intercambiar información con empresas y asociaciones activas en la lucha contra la piratería y las falsificaciones.

Para la elaboración de este informe la Comisión llevo a cabo en 2008 una encuesta entre las autoridades nacionales, los titulares de derechos y las asociaciones empresariales implicadas, así como delegaciones de la UE en los respectivos países y embajadas de los estados miembros de la UE. La Comisión también analizó datos sobre los productos falsificados incautados por las aduanas en las fronteras de la UE y evaluó los distintos sistemas jurídicos que existen en los respectivos países. El documento sigue la línea comenzada en el año 2004, con la aplicación de una estrategia para la aplicación de los derechos de propiedad intelectual en terceros países.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...