edición: 2362 , Martes, 12 diciembre 2017
23/03/2016

La crisis económica deja su huella en los siniestros marítimos como origen de daños e incidentes

Crece la amenaza informática y la piratería vinculada a esos riesgos en el sector naviero internacional
Carlos Schwartz
La crisis económica se insinúa como el origen creciente de incidentes marítimos. El sector marítimo transporta el 80% del volumen de las mercancías que se mueven en el mundo, y el 70% del comercio mundial en valor. La seguridad de los buques es por tanto crucial para la economía global. El número de pérdidas totales en la industria marítima en 2015 se ha mantenido estable respecto del año anterior con una leve caída hasta 85, el total más bajo en una década y el segundo año consecutivo en que la cifra queda por debajo de 100. Las pérdidas cayeron un 3% comparado con 2014 (88). El año 2015 desde el punto de vista de los siniestros representa una mejoría significativa comparado con la media anual de las pérdidas en la década con 123. Las pérdidas de grandes buques han caído un 45% en los últimos 10 años por una seguridad más robusta y la autoregulación del sector. Pero la mejoría no es uniforme y por el contrario se registran importantes disparidades regionales.
La debilidad de la economía mundial, la fuerte caída del precio de las materias primas y el exceso de capacidad en el sector marítimo ha desembocado en una caída sin precedentes de las tarifas de los fletes lo que ha deteriorado los ingresos del sector que ha recurrido a una reducción drástica de los costes “suscitando preocupación respecto de la seguridad”, de acuerdo con el informe anual de la aseguradora Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS) sobre seguridad y siniestros en el sector marítimo. Los daños a la maquinaría con el 36% del total son ya los incidentes más frecuentes y los gastos para la prevención de averías es una de las primeras partidas de gastos de a bordo que más sufre.

AGCS ha observado en los últimos 12 meses que el incremento de pérdidas en algunas clases pueden ser atribuidos en cierta medida al entorno económico. Además de tener un impacto sobe el mantenimiento y reparación de las embarcaciones, las condiciones y el entrenamiento de la tripulación, la presión sobre los costes también puede afectar a la seguridad de los pasajeros, salvamento y rescate y al transporte seguro de la carga. El informe señala que es crítico que las presiones económicas no permitan el desarrollo de una mentalidad de “postergar para más adelante”. Algunos propietarios de barcos están alargando los periodos entre mantenimiento hasta su máximo posible, mientras que otros consideran dejar amarrados sus barcos o simplemente lo hacen. “Los barcos que quedan parados por cierto tiempo pueden regresar a un mercado que ha avanzado tecnológicamente”, señala el informe que subraya la necesidad de procedimientos estándar para el paro de barcos. “Sin ellos la reactivación de esos buques puede resultar un ejercicio ‘doloroso’
para la industria”, añade.

El análisis de las incidencias durante 2015 resalta que se registró un incremento de los ataques de piratas con un total de 246 de acuerdo con la información del International Maritime Bureau. Este tipo de ataques aumenta en África aunque los incidentes en Somalía y Nigeria se han reducido, pero el riesgo se mantiene muy alto. Los ataques en el sudeste de Asia siguen en aumento y la región representa un 60% del total con su epicentro en Vietnam. “También hay indicios de que los piratas están aprovechando huecos en la seguridad informática para hacerse con determinadas cargas. Ya se han registrado un número significativo de incidentes informáticos en el sector marítimo”, señala el informe de AGCS. Este afirma que la industria necesita una tecnología informática más robusta para poder hacer un seguimiento de la carga robada.

Otro de los temas que constituyen una preocupación de fondo en torno a la seguridad del sector marítimo es el aumento de las dimensiones de los barcos, en particular los destinados al movimiento de contenedores que transportan hasta 20.000 TEU. En febrero de este año dos barcos de esta clase encallaron suscitando preocupaciones sobre lo que podría ocurrir en el caso de un incidente más serio con barcos de esta clase. “La industria debe estar preparada para pérdidas de más de 1.000 millones de dólares en el futuro por el creciente número de barcos con esa alta capacidad de transporte”, señala AGCS.

Por regiones más de un cuarto de todas las pérdidas en 2015 (22) se registraron en las regiones marítimas del Sur de China, Indochina, Indonesia y Filipinas que han sido los puntos más álgidos de las pérdidas de barcos en la última década. Las pérdidas han aumentado entre 2014 y 2015 y duplican a la región que les sigue por siniestros, el Mediterráneo Oriental y la región del Mar Negro (11). Los barcos de carga y de pesca constituyen el 60% de los buques desaparecidos con pérdida de carga que aumentaron por primera vez en tres años.

La causa más habitual de la pérdida es el hundimiento, a menudo provocado por el mal tiempo, que supone un 75% de los naufragios que han aumentado un 25% el año pasado. El total de incidentes el año pasado fue de 2.687 con una reducción interanual del 4%. La región oriental del Mediterráneo junto con el Mar Negro son puntos de altas pérdidas a nivel global. Junto con las Islas Británicas, el Mar del Norte, el Canal de la Mancha, y la Bahía de Vizcaya representa un tercio de los incidentes en la última década. Otra región que ha mostrado un fuerte incremento de los incidentes son las aguas del círculo Polar Ártico en las que el aumento fue del 29% interanual y el más alto en una década. En 2006 se registraron en esa región ocho incidentes.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...