edición: 2391 , Miércoles, 24 enero 2018
14/11/2008
Observatorio de Coyuntura

La crisis financiera agrava la desaceleración española

Servicio de Estudios de 'la Caixa'.- En los últimos meses, aunque el choque inflacionario de las materias primas se ha desinflado en parte, se ha producido un agravamiento de la crisis financiera internacional. Este choque, a pesar de los esfuerzos gubernamentales, ha tendido a intensificar la desaceleración económica española debida sobre todo a la pérdida de impulso de la construcción residencial.

De esta forma, la confianza de los agentes económicos ha seguido deteriorándose, situándose el indicador de sentimiento económico en las cotas más bajas desde la última recesión de 1992-93. El producto interior bruto, después de haber anotado un crecimiento intertrimestral de sólo el 0,1% en el segundo trimestre, probablemente ya se contrajo levemente en el tercer trimestre, tal como pronosticó la Comisión Europea, a pesar de una mejora del sector exterior.

En este entorno es conveniente analizar la situación económica de las empresas, puesto que de ella depende en buena parte la evolución de la inversión y del empleo. Los datos de la encuesta trimestral de la Central de Balances del Banco de España correspondiente al segundo trimestre confirman la ralentización económica del último periodo. Así, el valor añadido de las empresas de la muestra, que se obtiene restando los consumos intermedios al valor de la producción, se elevó el 2,1% en el primer semestre del ejercicio en términos interanuales, frente al 5,7% registrado en la primera mitad de 2007.

Por el contrario, los gastos de personal tendieron a acelerarse debido al incremento de las remuneraciones medias, ya que la creación de empleo aminoró su ritmo de crecimiento. De esta manera, el excedente bruto de explotación no aumentó en relación con los primeros seis meses del año anterior, estancándose.

Los ingresos financieros ascendieron más que los gastos financieros. Esto se produjo, por un lado, gracias a los elevados dividendos provenientes de las filiales extranjeras de los grandes grupos multinacionales españoles, y, por otro lado, debido a un menor endeudamiento de las empresas en los últimos meses. De esta forma, el resultado ordinario neto anotó un alza interanual del 4,2%, aunque se situó 2 décimas por debajo de un año antes.

Continuando la cascada de resultados, los ingresos extraordinarios subieron espectacularmente debido sobre todo a las plusvalías obtenidas mediante la venta de acciones y otros activos. De este modo, el resultado neto se elevó el 67,3% en relación con el mismo periodo del año anterior. Cabe señalar que este valor atípico es atribuible en gran medida a las ventas pactadas en el proceso de compra por un operador extranjero de la participación mayoritaria en una gran empresa eléctrica española. Sin los ingresos extraordinarios de esta operación, el resultado neto habría aumentado un 12% en el primer semestre.

Así, la rentabilidad ordinaria del activo neto se mantuvo en los niveles anteriores. Sin embargo, al trasladarse a las empresas la subida de los tipos de interés, el coste financiero continuó ascendiendo. De esta manera, el diferencial entre las ratios de rentabilidad del activo y del coste financiero se mantuvo positivo, pero disminuyó hasta el 2,6%, un poco más de medio punto por debajo del nivel del primer semestre del año pasado.


Volviendo a la coyuntura, los últimos indicadores disponibles muestran que prosigue el debilitamiento del consumo, especialmente de los bienes de consumo duradero. Así, las matriculaciones de automóviles de turismo cayeron el 32,2% en septiembre en relación con el mismo mes del año anterior. Por su parte, las ventas al por menor continuaron flojeando, con caídas interanuales próximas al 6% en julio y en agosto. Lógicamente, tanto la producción como la importación de bienes de consumo continuaron presentando tasas de variación negativas en los primeros meses veraniegos al ajustarse a una demanda lastrada por unas negativas expectativas económicas, como lo refleja un índice de confianza de los consumidores en mínimos históricos. Tampoco el consumo de servicios parece atravesar un buen momento, a juzgar por un descenso interanual del 4,2% de las ventas interiores de los mismos por parte de las grandes empresas en agosto.

Por lo referente a la inversión, tampoco presenta una buena tónica. En agosto, las ventas interiores de bienes y servicios de capital por parte de las grandes empresas sufrieron una caída interanual del 7,1%. La producción de bienes de equipo anotó un descenso del 12,9% con relación a agosto de 2007. La matriculación de vehículos industriales bajó el 48,1% en septiembre respecto a doce meses antes. En cuanto a la inversión en construcción, el consumo de cemento descendió el 26,1% en el tercer trimestre, apuntando a una fuerte reducción de la inversión en viviendas.

Desde la óptica de la oferta, el deterioro de las expectativas de la demanda interior y exterior continúa castigando a la industria, cuyo indicador de confianza siguió descendiendo en septiembre. La producción industrial sufrió un decremento interanual del 7,0% en agosto. Los subsectores que registraron mayores caídas fueron los de bienes de consumo duradero y los de bienes de equipo. Por su parte, las entradas de pedidos en la industria, después de recuperarse en julio, bajaron el 6,6% en agosto con relación al mismo mes del año anterior. No obstante, cabe confiar en que el reciente descenso del euro pueda suponer un cierto alivio a la situación del sector secundario.

En cuanto a la construcción, su evolución sigue marcada por la crisis en el mercado inmobiliario. Las compraventas de viviendas disminuyeron el 26,3% en julio en relación con el mismo mes del año precedente. El cuantioso volumen de viviendas sin vender presiona sobre los precios. Según el nuevo índice de precios armonizado con el de la Unión Europea publicado por el Instituto Nacional de Estadística, basado en los registros notariales, los precios de las viviendas experimentaron un retroceso interanual del 0,3% en el segundo trimestre. En este marco, la oferta se está ajustando a la demanda y los visados de nueva obra de vivienda descendieron el 58,5% respecto a un año antes. Por otra parte, la licitación oficial de obra pública no termina de despegar y en julio registró una bajada interanual del 9,4%.

Respecto al sector terciario, la cifra de negocios de las empresas de servicios se redujo el 4,6% en agosto con relación a un año antes. Las ramas que anotaron los mayores descensos fueron el comercio de vehículos (22,7%) y la selección y colocación de personal (11,0%). El turismo registró una disminución del 2,3%, reflejo de una temporada muy discreta. No obstante, algunos subsectores, como el transporte aéreo y la investigación y seguridad, mostraban un notable dinamismo, con alzas del 7%.

En este panorama, el Fondo Monetario Internacional publicó recientemente sus previsiones respecto a la economía española, reduciendo notablemente su pronóstico de crecimiento para el año 2009 hasta un retroceso del 0,2% frente al aumento del 1,2% predicho en julio. Este organismo internacional sugiere una recuperación gradual debido a la debilidad del mercado inmobiliario y a la dependencia de la financiación exterior.

Frente a esta situación, el gobierno español ha adoptado un plan de medidas de estímulo económico que se complementó con el plan concertado con los países de la zona del euro adoptado en el mes de octubre para reforzar el sistema financiero y evitar un agravamiento de la deceleración de la economía real. Con este fin creó un fondo para la compra de activos financieros a las entidades de crédito de hasta 50.000 millones de euros para facilitar la financiación a las empresas y familias. Asimismo, aprobó la autorización de avales hasta 100.000 millones de euros en 2008, ampliables hasta el final de 2009, para emisiones de las entidades financieras, entre otras decisiones.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...