edición: 2556 , Martes, 18 septiembre 2018
24/10/2008

La cruzada europea se lo complica al ‘bombón’ panameño

Sarkozy y Brown se lo han calado hasta las cejas, con el amparo de la OCDE, que promete revisar a mediados de 2009 su lista. Pero a ZP el sombrero anti-paraísos fiscales le puede dar más de una insolación si a Panamá se le acaba su trato de favor como “cooperante” y retorna al redil de las ovejas negras. Las inversiones estatales se derriten al sol, al alcance de Slim y los asiáticos y a ojos vista de las grandes constructoras españolas, que encaran la recta final de las licitaciones del tercer juego de exclusas esperando que se cumplan las promesas que hace un año Zapatero le hizo a Torrijos: que Panamá abandonará la lista española de 48 paraísos fiscales. ACS, FCC y compañía pueden ahogarse a un tiro de piedra de las promesas diplomáticas, a años luz del realismo fiscal. A Esther  Koplowitz, con la amonestación de las autoridades a FCC por su trabajo en el proyecto de Saneamiento de la bahía de Panamá, se le amarga el caramelo panameño por partida doble.

Las ansias europeístas colocan a  Moncloa, Solbes y Sebastián aún más entre la espada de la sintonía con sus socios y la pared de los 5.250 millones de dólares de las inversiones de ampliación del Canal, que acaba de convocar la licitación del tercer juego de esclusas. Ni el cambio del embajador en febrero, ni las elecciones españolas y la reordenación del Palacio de Santa Cruz del lado español han ayudado a que la sintonía entre Zapatero y Martín Torrijos cuaje. Tampoco las visitas oficiales de los empresarios en abril, ni los aldabonazos de las constructoras. Zapatero tendrá su última oportunidad en la visita de Torrijos a España en noviembre.

La financiación está lista, el milagro panameño no esperará. Sin la concreción del  acuerdo que llevarse a la boca, si el Palacio de Santa Cruz, Moncloa o Sebastián no lo remedian, Torrijos tendrá luz verde para aplicar la ley de retorsión y retirar de su alcance las golosinas del Canal. Tanto la Cámara de Comercio y la Asociación Bancaria de Panamá (ABP) ya se lo han exigido. Lo que iba a ser ‘un fleco’ se convertirá en la soga con la que ahorcar el acceso de las compañías españolas a sus infraestructuras públicas.

El desembarco, entre tanto, llega a borbotones por la vía de la iniciativa privada en construcción, turismo y telecos, que ha convertido a España en el segundo inversor en el país. Pero el Itsmo ha comenzado ya a probar las aguas más gélidas del Canal, las de la inflación, el alza de los costes y el desabastecimiento. Malos embajadores para los españoles, a las que ni la zozobra legal ni los costes cambiantes y algunas dificultades de acceso energético se lo ponen fácil. Torrijos carga todas sus facturas a los inversores y a fuerza de abrazos, corre el peligro de quitarles oxigeno: con la carga impositiva para que encajen las facturas de la ampliación, con la reciente subida de las tarifas por contenedor para pagar el tercer juego de esclusas; con una reforma medioambiental que aumenta la carga fiscal a las empresas. Y con la sombra de la corrupción que aún -el embajador estadounidense lo recordaba hace poco- enturbia el clima de inversión.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...