edición: 2724 , Viernes, 24 mayo 2019
03/10/2016
LA OREJA DE LARRAZ

La declaración del IVA no interrumpe la prescripción para que Hacienda inspeccione durante cuatro años

Xavier Gil Pecharromán
El Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) ha publicado una resolución, de 22 de septiembre, en la que unifica doctrina y en la que considera que no pueden equipararse las declaraciones-liquidaciones mensuales o trimestrales y la declaración informativa-resumen anual, puesto que mientras la primera es una obligación formal que constituye un instrumento necesario para el cumplimiento de la obligación material del pago de la deuda tributaria, la segunda supone el cumplimiento de una obligación que facilita la gestión del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), pero cuyo objetivo inmediato no es el pago de la deuda que resulta en cada período de liquidación.
Descarta la Sala que la jurisprudencia del Tribunal Supremo sea contraria a esta doctrina, puesto que en los fallos previos al ejercicio 2004, aun cuando la declaración-resumen anual no realizaba una liquidación por sí misma, sí podía entenderse que su contenido iba más allá del informativo, pues el contribuyente ratificaba expresamente lo declarado en ellas, cosa que ya no sucede a partir de ese ejercicio.

Esta diferenciación de las declaraciones preocupa hondamente a empresas y asesores fiscales, puesto que en el caso del resumen anual, Hacienda considera que no sirve para interrumpir el plazo de prescripción del derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria, puesto que no es una actuación fehaciente del obligado tributario que sirva  para liquidar o autoliquidar la deuda tributaria.

Estima la Sala que en la declaración-resumen anual se suministra información de datos acumulados anualmente y, por tanto, en ningún caso se refieren o se distinguen de manera específica por trimestres o meses, haciendo imposible diferenciar la parte correspondiente a cada uno de los períodos de declaración-liquidación que comprende el año natural, por lo que no puede esta declaración-resumen anual referirse a un período concreto de declaración-liquidación.

Si el plazo de prescripción del derecho a liquidar por parte de la Administración comienza con la finalización del período de presentación de la declaración liquidación trimestral o mensual, no puede atribuirse una función interruptiva de la prescripción a una declaración-resumen anual en la que no puede diferenciarse la información correspondiente a cada uno de los períodos de declaración-liquidación. Por ello, de acuerdo con este nuevo criterio, cada periodo de declaración prescribiría por el transcurso de cuatro años desde la finalización del plazo de presentación de la declaración-liquidación.

De otra parte, en lo que es propiamente información relativa al impuesto devengado y soportado deducible del empresario o profesional que presenta la declaración-resumen anual (al margen de lo que seguidamente se expondrá), nos encontramos en esta declaración, como regla general, una mera operación aritmética consistente en el sumatorio de los resultados de las casillas correspondientes a los distintos importes de cuotas devengadas, o de cuotas soportadas deducibles (más aún en los ejercicios actuales en los que el desarrollo de los modelos de autoliquidación o declaración-liquidación trimestrales o mensuales a presentar por los sujetos pasivos exigen presentar desglosados los importes correspondientes a modificaciones de cuotas devengadas y soportadas deducibles, incluso por causas específicas). Basta una simple lectura para contrastar que no se está especificando operaciones realizadas o información detallada de los importes incluidos.

Es decir, en ningún caso existe un desarrollo pormenorizado de los importes declarados en las declaraciones-liquidaciones presentadas por el sujeto pasivo, de forma tal que permitan concluir que se está suministrando una información que permita a la Administración tributaria un conocimiento exhaustivo de la actividad desarrollada por el sujeto pasivo.

En definitiva, el contenido propio de la declaración-resumen anual no tiene un contenido liquidatorio, puesto que únicamente se está suministrando información agregada de los importes declarados en las autoliquidaciones mensuales o trimestrales (en algunos casos, en el ejercicio que estemos analizando con un mínimo grado de desarrollo de los datos incluidos en las declaraciones-liquidaciones), pero sin que se realicen operaciones de liquidación o autoliquidación, las cuales ya se habrán hecho en las declaraciones-liquidaciones mensuales o trimestrales correspondientes.

Tampoco considera la Sala que se trate de una “ratificación” de lo ya incluido en las declaraciones-liquidaciones periódicas, sino más bien en el suministro agregado de los datos con una sistematización análoga a la prevista en las declaraciones-liquidaciones.

Las declaraciones-liquidaciones periódicas, con su correspondiente plazo de declaración, suponen el nacimiento del plazo de prescripción del derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación (‘dies a quo’, el día siguiente al final del plazo de presentación de la declaración-liquidación), y no podemos considerar que la declaración-resumen anual tenga virtualidad para interrumpir ese plazo de prescripción.

La declaración-resumen anual no aporta liquidaciones adicionales a las ya efectuadas en las declaraciones-liquidaciones periódicas que puedan tener la virtualidad de “actuación fehaciente del obligado tributario conducente a la liquidación o autoliquidación de la deuda tributaria”, en el sentido previsto en el artículo 68.Uno.c) de la LGT, o al menos no en relación con ningún periodo distinto al último periodo de liquidación trimestral o mensual del ejercicio, para el cual la información de la declaración-resumen anual es relevante en cuanto a las posibles regularizaciones a efectuar en el último periodo de liquidación cuando se sepan ya los porcentajes definitivos de deducción del ejercicio (recordemos que estas regularizaciones deben efectuarse en la última de las declaraciones-liquidaciones a presentar en el mes de enero del año siguiente, en el mismo plazo en el que debe presentarse el resumen anual).

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...