edición: 2614 , Miércoles, 12 diciembre 2018
02/03/2017
LA OREJA DE LARRAZ

La declaración voluntaria y el pago tardío de un impuesto anulan la prescripción de los intereses de demora

Javier Ardalán
Importante novedad a favor de Hacienda. El cumplimiento tardío y deliberado de una obligación tributaria por parte del contribuyente implica un reconocimiento de dicha deuda, que impide la prescripción.
Por lo tanto, la deuda tributaria por IRPF se extingue, no por prescripción, sino por pago. En consecuencia, no cabe considerar que los correspondientes intereses hayan prescrito por prescripción de la obligación principal, según establece una resolución del Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC), de 2 de febrero de 2017.

La entidad recurrente aducía como motivo de oposición frente a la liquidación del recargo por presentación extemporánea de autoliquidación, la prescripción de la obligación principal. Sin embargo, la obligación de satisfacer el recargo liquidado por la Administración, constituye una prestación accesoria a la obligación principal de acuerdo con lo señalado en el artículo 25 de la Ley General Tributaria. En estos casos, dado que ni el interesado ni la Administración han iniciado un procedimiento para declarar la prescripción de la obligación principal ha de considerarse vigente dicha obligación y, consiguientemente, la obligación accesoria dependiente de aquella.

En el caso en litigio, al haber presentado la interesada en  2009 la autoliquidación relativa al modelo 111, correspondiente al mes de diciembre del ejercicio 2004, se cumplían los requisitos establecidos en el artículo 27 de la Ley General Tributaria para que la Administración girara el recargo impugnado. Y advierte el TEAC, que el recargo que no tiene carácter sancionador, sino que constituye una obligación del obligado tributario por la presentación de autoliquidación o declaración fuera del plazo sin requerimiento previo de la Administración tributaria junto con el ingreso de la deuda. En base a lo cual, ha de desestimarse esta reclamación.” Esta resolución  se establece tras ser confirmada por la Audiencia Nacional mediante sentencia firme de 17 de diciembre de 2012. En ella, la Audiencia profundiza en esta argumentación jurídica, que además hace extensiva a la liquidación por intereses de demora.

Sobre la inexistencia de prescripción, para invocar la prescripción de una obligación accesoria, cual es el abono del recargo por presentación  de la autoliquidación fuera de plazo, es preciso que haya prescrito la obligación principal.

La obligación principal, esto es, el ingreso de las cantidades retenidas, no ha prescrito desde el momento en que el interesado la ha cumplimentado, debido a lo cual surge precisamente el recargo. Ello supone un reconocimiento de la deuda, que impide la prescripción. Pero incluso aunque la obligación principal hubiese estado incursa en prescripción, el cumplimiento tardío de la misma constituiría una renuncia a la prescripción ganada, no invoca un pago indebido por error, sino el cumplimiento de un deber tributario que había postergado por varias razones.

El pago deliberado de una deuda reconocida por el deudor supondría la renuncia a la prescripción. Por ello, no consta que la autoliquidación presentada extemporáneamente haya sido objeto de petición de rectificación o de impugnación, y la demanda ni siquiera cita que esto haya ocurrido. Ese cumplimiento tardío no es un acto desinteresado, sino que responde a una actuación cautelar del demandante en evitación de que le instasen un procedimiento inspector, según destaca el Abogado del Estado.

Establece la Audiencia Nacional y reconoce ahora el TEAC, que como quiera que no consta que ni el interesado ni la Administración hayan iniciado un procedimiento para declarar la prescripción de la obligación principal ha de considerarse vigente dicha obligación y, consiguientemente, la obligación accesoria dependiente de aquella.

Se parte del carácter accesorio del recargo alcanzando la prescripción de la obligación principal a la accesoria. Sin embargo la deuda que genera el recargo no consta ni impugnada, ni, lógicamente, anulada por ninguna resolución administrativa ni jurisdiccional,  al contrario se ha extinguido por pago en  2009.
En lo que aquí interesa, por tanto, se trata de deudas que no se han extinguido por prescripción sino por pago y en consecuencia no cabe considerar que el recargo –ni los correspondientes intereses- han prescrito por prescripción de la obligación principal. Por el contrario la deuda tributaria no consta impugnada, sino que al contrario, ha sido abonada por la entidad recurrente.

Se invoca el artículo 69.2 de la LGT 58/2003 que dispone que "la prescripción se aplicará de oficio, incluso en los casos en que se haya pagado la deuda tributaria, sin necesidad de que la invoque o excepcione el obligado tributario". Por su parte, el artículo 67 de la LGT 230/1963, establece que "la prescripción se aplicará de oficio, sin necesidad de que la invoque o excepcione el sujeto pasivo".

Ahora bien, concluye el TEAC, que la deuda de la que derivan el recargo y los intereses de demora, son ajenas por completo a aquella resolución; en ningún momento se han declarado prescritos ni el derecho a determinar la deuda tributaria controvertida ni la acción para exigir el pago de las deudas ya liquidadas. Por ello,  no existen elementos para hacerlo ahora. Así, es sabido que la prescripción obedece a la necesidad de garantizar la seguridad jurídica, pero su aplicación e interpretación debe ser muy estricta, en los específicos términos en que la recoge la ley, ya que contraviene los principios

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...