edición: 2311 , Martes, 26 septiembre 2017
06/04/2009
OBSERVATORIO FISCAL

La deducción fiscal en la rehabilitación de viviendas

Datadiar.- La rehabilitación de viviendas se ha convertido en una de las pocas actividades que generan negocio y empleo en el sector de la construcción desde que la actual crisis se cebase especialmente con esta actividad. Con la llegada del buen tiempo, edificios y viviendas se aprestan a consolidar y tratar sus estructuras, fachadas o cubiertas, que tienen un tratamiento tributario especial si cumplen unas determinadas obligaciones.

Es necesario tener en cuenta el Real Decreto-ley 2/2008, que entró en vigor el día 22 de abril de 2008, pero se aplica desde el 1 de enero de 2008, ha modificado la definición, a efectos tributarios, de la rehabilitación, pues si bien sigue condicionando que las obras realizadas deben superar el 25% del precio de adquisición del inmueble, ha eliminado de este porcentaje el valor correspondiente al suelo.

De esta forma, muchas obras que en los ejercicios anteriores no podían acogerse a las ventajas incluidas tanto en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) como en el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), sí que han podido hacerlo desde el ejercicio pasado y en el caso de la primera de las figuras tributarias, incluirla en la declaración que deberá realizarse a partir de mayo.

Para que las obras realizadas en una edificación, tanto vivienda como edificio, se consideren de rehabilitación, deben cumplir un requisito cuantitativo y otro cualitativo. El primero, del que ya hemos hablado, se refiere a que el importe de las obras debe exceder del 25% precio de adquisición o del valor de mercado de la edificación, pero sin incluir el precio de adquisición o valor del terreno. Y el segundo, impone que deben consistir en la consolidación o tratamiento de elementos estructurales de la edificación (estructuras, fachadas, cubiertas, o elementos estructurales análogos).

Para determinar el coste de las obras, es preciso examinar, de una parte, el coste global de las operaciones de rehabilitación, el coste neto de los bienes y servicios utilizados por el sujeto pasivo para llevar a cabo las operaciones materiales en que consista la reconstrucción de las edificaciones, incluidos los servicios prestados por el personal técnico que dirija las obras. Y, también, el precio de adquisición de las edificaciones, el realmente concertado en las operaciones en cuya virtud se haya efectuado la adquisición.

En cuanto a las ejecuciones de obra complejas, en las que junto a las operaciones exigibles se realizan tareas de tratamiento y consolidación de elementos estructurales, tributarán al tipo reducido del impuesto sólo cuando consistan principalmente en el tratamiento de los elementos estructurales de la edificación, de manera que si este tratamiento supone sólo una pequeña parte del presupuesto total de la ejecución, no cabe calificar la obra en su conjunto como "de rehabilitación" en los términos indicados por la Ley del IVA.

Desde el punto de vista cualitativo, se entiende que las obras consisten principalmente en la consolidación o el tratamiento de elementos estructurales de la edificación cuando más del 50% del coste de las obras totales corresponde a estas operaciones.

En el caso del IRPF, para que la inversión en rehabilitación pueda beneficiarse de la deducción prevista, es necesario que constituya la residencia de quien paga la obra durante un plazo continuado de al menos tres años y, además, que la habite de manera efectiva y con carácter permanente al menos 12 meses.

Requisitos factura

Se puede exigir a la comunidad de vecinos que refleje en la factura la parte proporcional que corresponde a los vecinos, o bien, estar en posesión de un duplicado de la factura expedida a nombre de aquella, aunque en la misma no consten los porcentajes de base imponible y cuota tributaria que les correspondan en función de su participación en la comunidad. Dichos porcentajes podrán acreditarse mediante otro tipo de documentos (escritura de división horizontal y obra nueva, estatutos de la comunidad, etc.)

Con respecto al IVA, si el destinatario de la vivienda es una persona física, utiliza la vivienda, no pone más allá del 20% de los materiales  y no ejerce como empresario o profesional, el tipo aplicable a las obras de rehabilitación es del 7 por ciento, frente al 16 por ciento general.

De cumplirse todos los requisitos exigidos, también existiría la posibilidad de aplicar la deducción por adquisición de vivienda habitual, por la rehabilitación efectuada.

Equipo jurídico de Datadiar.com

Consultas Vinculantes

La cantidad recibida de una hermana como anticipo de una herencia, no constituye renta a efectos IRPF, al tratarse de un préstamo, sino que tributará por ITP-AJD. D.G.T. C, 15-09-2008.
El consultante ha recibido en el año 2007 un anticipo de dinero de una hermana por la herencia de sus padres, no habiendo escriturado la herencia en dicho año, sino que lo harán en el año 2008. Tributación de la cantidad percibida e imputación temporal.

No es de aplicación el régimen especial de las agencias de viajes a las ventas al público efectuadas por agencias minoristas de viajes organizados por agencias mayoristas. Rendimientos de actividades profesionales obtenidas por los comisionistas. D.G.T. C, 18-9-2008.
La consultante está pensando en abrir una agencia de viajes como persona física, de tal forma que ofrecería y vendería a los clientes viajeros productos ofertados por agencias de viaje mayoristas, de las que cobraría una comisión. A efectos del IVA, determinar si procede aplicar el régimen especial de las agencias de viaje regulado en el Capítulo XI, del Título IX de la Ley del IVA, así como a quién debe emitir factura y el tipo impositivo al que se devengará el IVA correspondiente. A efectos del IRPF, determinar si los ingresos de la consultante están sujetos a retención.
 
Tribunales

Responsabilidad subsidiaria de administradores de sociedad por cese de su actividad. T.S. S, 22-09-2008.
La responsabilidad del administrador no puede entenderse en los supuestos de cese en la actividad de la entidad de forma objetiva, ya que dicha responsabilidad no puede derivar sólo de la existencia de unas deudas tributarias, sino que la misma tiene su fundamento en la conducta al menos negligente del administrador que omite la diligencia precisa para poner a la sociedad en condición de cumplir las obligaciones tributarias pendientes y, en su caso, llevar a efecto la disolución y liquidación de la sociedad, haciéndose partícipe con la sociedad del incumplimiento de la obligación tributaria, debiendo predicarse la negligencia no respecto del cumplimiento de las obligaciones en el momento en que éstas surgen sino respecto de la conducta posterior.

La admisión de la prescripción es incompatible con la reclamación de responsabilidad patrimonial. T.S. S, 14-10-2008.
La admisión de la prescripción es incompatible con la reclamación de responsabilidad patrimonial. Si hubo prescripción, el crédito no es exigible y, por consiguiente, no hay ninguna lesión antijurídica que deba ser reparada. Si no hubo prescripción, el crédito debe ser exigido por la vía idónea prevista en la legislación tributaria y, por tanto, tampoco se dan los requisitos de la responsabilidad patrimonial de la Administración.
 
Tribunales Económico-Administrativos

El concepto de «beneficio del ejercicio» se identifica con el beneficio antes o después de impuestos para determinar correctamente la base imponible correspondiente a las comunidades de montes vecinales en mano común. T.E.A.C. R, 25-09-2008.
Para determinar la base imponible en el Impuesto sobre Sociedades de las comunidades vecinales en mano común, el “beneficio del ejercicio” a que se refiere el artículo 123 del Texto Refundido de la LIS (aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004) es el beneficio contable, esto es el saldo acreedor de la cuenta de pérdidas y ganancias. El beneficio contable del ejercicio, cuyo importe a su vez determinará la reducción a practicar en la base imponible, exige aplicar un sistema de ecuaciones.

No es aplicable a la escritura de declaración de obra nueva terminada el tipo reducido del 0,30 %, previsto por la L.y 13/2003 de la C.A. de C. y León, para la adquisición de vivienda que vaya a ser destinada a vivienda habitual. T.E.A.C. R, 10-9-2008.
No es de aplicación al otorgamiento de escrituras públicas de declaración de obra nueva el tipo reducido del 0,3% previsto para los actos jurídicos documentados en el artículo 13.3.C) de la Ley 13/2003, de la Comunidad de Castilla y León, de Medidas Económicas, Fiscales y Administrativas, pues es presupuesto necesario para su aplicación que las escrituras formalicen la adquisición de la vivienda, esto es el acto o negocio jurídico por el que el interesado pasa a ostentar la titularidad dominical sobre la misma.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...