edición: 2110 , Lunes, 5 diciembre 2016
08/09/2008
OBSERVATORIO FISCAL

La deducibilidad de los automóviles en la actividad empresarial

Datadiar

El art. 22 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, regula qué se entiende por elementos afectos a la actividad empresarial. Así, son aquellos que se utilizan para los fines de las mismas. Lo que ocurre es que en ocasiones también se suelen utilizar para fines privados, simultaneándose ambos usos, permitiéndose la utilización simultánea siempre que la utilización para necesidades privadas sea accesoria y notoriamente irrelevante, es decir, cuando se destinan al uso personal del contribuyente en días u horas inhábiles durante los cuales se interrumpa el ejercicio de la actividad.

Ahora bien, de lo anterior se excepcionan los vehículos de turismo, que no pueden simultanear esos usos a excepción de los vehículos mixtos para el transporte de mercancía, los destinados a la prestación de servicios de transporte de viajeros, de enseñanza de conductores o pilotos, los destinados a desplazamiento de profesionales representantes de comercio o agentes comerciales, y los destinados a ser cedidos con habitualidad y onerosidad (alquiler vehículos).

Por lo tanto, en el ámbito del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, puede resultar especialmente complicando el mantener o probar la afectación de un vehículo de turismo a una actividad económica por lo antes señalado, ya que se excluye su afectación de la actividad empresarial, si tuviera cualquier uso privado y no exclusivo en la misma.

En el ámbito de otros tributos, como en el Impuesto sobre el Valor Añadido, el art. 95 de su Ley, para el caso de los vehículos automóviles, parte de una presunción de afectación general para los mismos del 50%, lo que, a su vez, condiciona la deducibilidad de las cuotas soportadas en su adquisición. La presunción será del 100% para los vehículos que antes hemos enumerado, en los que sí se entendía la afectación en IRPF.

Pues esta es la gran distorsión que en materia de deducción de vehículos automóviles en las actividades empresariales de las personas físicas existe, ya que, las reglas de deducibilidad en el IRPF y en el IVA son antagónicas, y que afecta no sólo a la deducibilidad de la propia operación de compra del vehículos y de sus cuotas de IVA soportado en al misma, sino también, a todos los gastos accesorios del mismo, como el combustible, seguros, reparaciones, mantenimiento, etc.

Sería muy aconsejable, en esta materia que se unificarán los criterios para evitar contingencias fiscales en aquellos contribuyentes que pretenden adquirir un vehículo turismo y afectarlo a su actividad empresarial o profesional.

Sobre esta cuestión se ha pronunciado recientemente el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en sentencia de fecha 18 de septiembre de 2007.

En la misma, el Tribunal entiende que al contribuyente no le corresponde probar la correlación de los gastos con los ingresos de la actividad más allá de lo que resulta de su declaración liquidación y la contabilidad, por lo que habrá de ser la inspección tributaria la que pruebe que, en contradicción con tal contabilidad, que los gastos y por lo tanto, el vehículo es ajeno a la actividad.

Cualquier incertidumbre sobre la correcta afectación, no debe, en el ámbito del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, afectar al contribuyente ni producir una inversión de la carga de la prueba sobre el mismo.

En el ámbito tributario, es a la Administración  a la que compete averiguar la verdad material, más allá de la que presenta el contribuyente, y debiendo desplegar al efecto todos los medios de prueba a su alcance, ya que al tratarse de la Administración, es lógico, que sobre ella recaiga la carga de la prueba.

Como hemos señalado antes, sin embargo, en el ámbito de la normativa del IVA si se produce en el art. 95 de la Ley, la inversión de la carga de la prueba, para aquel contribuyente que se separe del porcentaje general de deducción del 50% de afectación, no siendo suficientes para la prueba, ni la declaración-liquidación ni la contabilidad del contribuyente.

Por lo tanto, la conclusión en el ámbito del IRPF en el que no existe en su normativa ninguna determinación en cuanto a porcentajes de afectación a la actividad, es que se deberán considerar como medios suficientes de la misma y por lo tanto, para acreditar el grado de utilización del vehículo, las declaraciones-liquidaciones y la contabilidad del mismo.

Según el Tribunal, la contabilización ha de estimarse suficiente prueba para el contribuyente, correspondiendo a la Administración acreditar lo contrario. Además, no puede considerarse como decisivo, en lo que a la prueba se refiere, que el vehículo se utilice en algún día festivo, ni que sea titular simultáneamente de otros vehículos.

Salvo una norma legal concreta que establezca lo contrario o salvo una prueba suficiente practicada por la Inspección tributaria, ha de estarse en materia de afectación de vehículos a la actividad de los contribuyentes en el ámbito del IRPF, a la contabilización y a la justificación del gasto. Equipo jurídico de Datadiar.com

Fiscal

Consultas vinculantes

- Importe obtenido por el alquiler. D.G.T., 07-05-2008. Tributación de los importes percibidos por el alquiler de un local de negocio, por persona casada en régimen de gananciales. Para el régimen de sociedades de gananciales, son privativos de cada cónyuge los bienes y derechos que adquiera después de celebrado el matrimonio por título gratuito.

- Disolución de la comunidad hereditaria. D.G.T., 08-05-2008. No tributará por transmisión patrimonial onerosa, la disolución de la comunidad hereditaria, aunque se produzca un exceso de adjudicación, dado que la vivienda es un bien indivisible cuyo condominio se pretende disolver. En cuanto a la formalización de la disolución de la comunidad de bienes, al tener por objeto un bien inmueble, deberá realizarse en escritura pública, cuya primera copia estará sujeta a la cuota gradual de actos jurídicos documentados, documentos notariales, del ITPAJD, por cumplirse los requisitos exigidos por el artículo 31.2 del TRLITPAJD._

Tribunales

- Una cooperativa no puede aplicar la exención en IVA porque no tiene finalidad lucrativa y se ha demostrado la existencia de beneficio excedentario y reparto subsiguiente entre los asociados. T.S. S, 02-04-2008. Para que la cooperativa recurrente pueda aplicar la exención en IVA es necesario que demuestre la carencia de finalidad lucrativa, lo cual no se cumple en el presente caso porque existe un beneficio excedentario y reparto subsiguiente entre los asociados.

- No interrumpe la prescripción, las actuaciones de «proyecto de regularización de las actuaciones tributarias». T.S. S, 28-04-2008. No interrumpe la prescripción, las actuaciones de «proyecto de regularización de las actuaciones tributarias» pero sí el acta de inspección que debe ser notificada al obligado tributario, y en la que se solicita su conformidad o disconformidad con la propuesta de regularización tributaria en ella contenida.

Tribunales Económico-Administrativos

- Disminución patrimonial derivada de pago de un aval. T.E.A.C. R, 14-3-2008. Para que exista disminución patrimonial del avalista por el pago de un aval debe justificarse que el crédito resulta incobrable y para ello debe demostrarse de forma indubitada que se han agotado todas las posibilidades de repercutir sobre el avalado la cantidad total abonada en condición de avalista.

- Cambio de actitud del sujeto pasivo sobre una acta a la que había prestado su conformidad y posteriormente manifiesta su no conformidad. Garantías jurídicas. T.E.A.C. R, 14-03-2008. El acta de conformidad fue transformada en acta de disconformidad por acuerdo del órgano inspector, a causa del escrito presentado por la entidad antes de que transcurriera un mes alegando que había prestado la conformidad por error, pero el informe ampliatorio al acta de disconformidad no fue trasladado a la entidad, por lo que deben retrotraerse las actuaciones para que se dé traslado de dicho informe y se puedan formular alegaciones.

NOVEDAD FISCAL

FISCAL, Tribunal Supremo, S. 30-05-2008.

La circulación de gasóleo A, sin ir acompañado del correspondiente documento, o de documento de acompañamiento nulo, constituye infracción tributaria. Procede la aplicación de infracción tributaria por el hecho de circular gasóleo A sin ir acompañados del correspondiente documento, o también cuando se pone en circulación productos con un documento de acompañamiento, pero que es considerado nulo por el Reglamento del Impuesto especial sobre Hidrocarburos, al figurar como destinatario una entidad con un CAE dado de baja con anterioridad, efectuándose luego la descarga en lugar distinto del designado. No cualquier documento extendido por el expedidor es un documento de acompañamiento, sino que éste ha de cumplir con las formalidades exigidas para que pueda considerarse válido.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2016 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...