edición: 2612 , Lunes, 10 diciembre 2018
04/01/2013
OBSERVATORIO DE COYUNTURA

La demanda externa en la zona del euro mantiene el ajuste comercial

SERVICIO DE ESTUDIOS DE `la CAIXA´

El buen comportamiento del sector exterior volvió a evitar una mayor contracción de la economía española en el tercer trimestre de 2012. La contribución de la demanda externa al crecimiento intertrimestral del producto interior bruto (PIB) fue de 8 décimas en ese periodo.

Esta aportación se explica por el intenso crecimiento de las exportaciones reales, del 4,8% intertrimestral entre julio y septiembre de 2012. Esta cifra representa un máximo desde el inicio de la serie, en el año 2000. Por lo que se refiere al cuarto trimestre, esperamos cierta ralentización del crecimiento de las exportaciones, aunque este seguirá siendo suficientemente elevado para mantener la contribución de la demanda externa en terreno positivo.

En efecto, el dato de septiembre, con una caída de las exportaciones reales del 2,8% interanual, muestra que difícilmente se podrá mantener el ritmo de crecimiento del tercer trimestre. Esta cifra contrasta con el aumento ligeramente superior al 5% interanual alcanzado en los dos meses anteriores. Sin embargo, la elevada volatilidad que presentan los registros mensuales no permite extraer conclusiones y deberemos esperar a nuevos datos del cuarto trimestre para conocer su evolución.

La tendencia que presentan las exportaciones hacia la zona del euro es más clara. El análisis de los datos nominales muestra una caída del valor de las ventas hacia el resto de países miembros de la unión monetaria del 5,7% interanual en septiembre. Si tomamos como referencia un marco temporal más amplio, observamos que las exportaciones a la zona del euro acumuladas durante los últimos doce meses se mantuvieron prácticamente estancadas, con un crecimiento del 0,6% respecto al mismo periodo del año anterior. Este comportamiento contrasta con el buen ritmo de las ventas más allá de las fronteras del mercado único, que crecieron un 10,8% en el mismo periodo. Como consecuencia, el peso de las exportaciones destinadas a la zona del euro se está reduciendo gradualmente hasta alcanzar el 50,8% del total de ventas al exterior, una cuota seis puntos porcentuales por debajo del nivel alcanzado en 2009.

Se espera que esta tendencia se mantenga durante los próximos meses. Así, la débil demanda europea prevista para el cuarto trimestre del año apunta hacia nuevas contracciones de las exportaciones hacia la zona del euro. Este deterioro será compensado, en gran parte, por el buen ritmo exportador hacia el resto de países, en especial Rusia y China. Como consecuencia, el crecimiento de las exportaciones se mantendrá aún en niveles positivos durante los próximos meses, aunque posiblemente inferiores a los anotados en julio y agosto.

Simultáneamente, las importaciones nominales seguirán registrando tasas de variación negativas en línea con la tendencia mostrada durante los últimos meses. Destaca la intensificación de la contracción de las importaciones en septiembre, con una caída del 7,4% interanual, la sexta bajada de los últimos siete meses. Solamente el repunte registrado en el mes de julio, debido al efecto del anticipo del consumo ante el aumento del impuesto sobre el valor añadido (IVA), interrumpió esta tendencia.

Como resultado, el desequilibrio de la balanza de bienes mantuvo su ritmo de co- rrección en septiembre. Así, el déficit de bienes acumulado durante los últimos doce meses se redujo en septiembre hasta los 37.418 millones de euros. Esta cifra equivale al 3,5% del PIB español, un nivel que no se alcanzaba desde el año 1997 y que se sitúa 9 décimas por debajo del nivel de diciembre de 2011. Destaca, sin embargo, la distinta evolución entre el componente energético y el no energético. Así, como muestra el gráfico anterior, el déficit energético aumentó en 4.336 millones de euros en ese mismo periodo para situarse muy cerca del máximo histórico de finales de 2008. Este deterioro fue más que compensado por la mejora del saldo no energético de 13.255 millones de euros, que alcanzó un superávit de 8.076 millones de euros.

A medio plazo, esta corrección del saldo de bienes se verá acompañado por el buen comportamiento de la balanza de servicios. En agosto de 2012, el superávit de servicios acumulado durante los últimos doce meses fue de 37.108 millones de euros, 2.867 millones de euros más que el registro de diciembre. Es importante observar que la mayor parte de esta mejora responde a la mayor aportación de los servicios no relacionados con las actividades turísticas. En el caso español estos engloban, principalmente, los servicios de transporte, financieros e informáticos.

Asimismo, el déficit de la balanza de rentas también mejoró durante los ocho primeros meses del año, en 1.322 millones de euros. Ello responde principalmente al menor pago de las rentas de capital al exterior, principalmente intereses, lo que contrasta con las tensiones financieras registradas durante la primera mitad del año, que elevaron el coste de financiación de la deuda española a los niveles máximos de la última década. El análisis de la cuenta financiera muestra las razones. Así, se aprecia un cambio claro en el patrón de financiación entre diciembre de 2011 y agosto de 2012. Concretamente, el recurso al Eurosistema se ha convertido en la principal fuente de entrada de capitales, en detrimento de las inversiones en cartera y a corto plazo. El menor tipo de interés exigido por el primer instrumento permitió reducir el déficit de rentas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...