edición: 2724 , Viernes, 24 mayo 2019
26/01/2017

La demanda global de energía crecerá un 30% hasta el 2035 y el petróleo, carbón y gas serán dominantes

La energía convencional perderá sin embargo preponderancia mientras las renovables la relevan
Carlos Schwartz
La demanda global de energía crecerá un 30% hasta el 2035 impulsada por la creciente prosperidad de las economías emergentes, factor parcialmente contrarrestado por la creciente eficiencia energética. Dicha eficiencia está directamente vinculada a las mejoras tecnológicas y la preocupación por el medio ambiente que están modificando la composición de la demanda de energía. Esta tendencia indica un desplazamiento en el cual la principal demanda de hidrocarburos en un horizonte de largo plazo será la industria petroquímica mientras que el consumo domiciliario de energía tenderá a concentrarse en la energía eléctrica. Aunque este desplazamiento es inevitable, el petróleo, el carbón y en mayor medida el gas, seguirán aportando el grueso de la energía consumida en el horizonte del 2035. En particular el gas está destinado a un considerable incremento en el consumo y la tendencia se verifica en la actualidad porque el gas natural licuado es el combustible con mayor crecimiento. De acuerdo con un estudio de largo plazo del mercado de la energía con una proyección de 17 años la petrolera británica BP señala la posibilidad de que surja un mercado integrado de gas global anclado en lo precios del mercado estadounidense.
El crudo, carbón y gas supondrán en 2035 el 75% de las fuentes de energía consumidas, comparado con el 85% en el 2015. Los combustibles no fósiles mientras tanto supondrán el 50% del incremento de la producción de combustibles durante los próximos 20 años. De acuerdo con la edición 2017 del estudio Energy Outlook de BP la demanda de energía crecerá el 1,3% anual mientras que el crecimiento del producto interior bruto global en el periodo está estimado en un 3,4% anual datos que ponen de relieve la mejora de la eficiencia energética y la preocupación por el medio ambiente.

El estudio señala que la demanda de petróleo crecerá a un ritmo anual del 0,7% aunque esta tasa tenderá a bajar durante el largo plazo. El sector del transporte seguirá siendo la principal fuente de consumo de combustibles en el 2035 con el 60% del total. Sin embargo la utilización de los combustibles para objetivos distintos de la combustión, como la petroquímica, van a relevar al transporte como principal fuente de consumo de combustibles a partir del 2035 señala el informe. Un dato significativo es que todo el incremento de la demanda de petróleo hasta el 2035 proviene de los mercados emergentes y China supone la mitad de ese aumento.

El sector del transporte supone dos tercios del aumento de la demanda de petróleo. Dentro de este factor la demanda para combustible de coches supone un incremento de 4 millones de barriles diarios sostenida por una duplicación del parque automotriz actual. Se espera que el número de coches eléctricos pase de los 1,2 millones de unidades en 2015 a unos 100 millones de unidades en 2035, es decir un 5% del total de la flota global. El Energy Outlook construye dos escenarios para ilustrar el impacto de la revolución que supone la mayor movilidad que afecta al mercado automotriz, incluyendo los coches autónomos, y la tendencia hacia los coches compartidos y el pool de vehículos. “El impacto de los coches eléctricos, junto con otros aspectos de la revolución en la movilidad, tales como los coches sin conductor, es una de las incertidumbres clave que rodean las perspectivas de largo plazo para el petróleo”, de acuerdo con el economista jefe de BP Spencer Dale.

La caída en la tasa de crecimiento de la demanda de petróleo contrasta con la abundancia de recursos petrolíferos. El estudio arriesga la hipótesis que la abundancia de petróleo puede llevar a los productores de bajos costes como los miembros de la OPEP del Oriente Próximo, Rusia y los Estados Unidos a  utilizar sus ventajas competitivas para aumentar su cuota de mercado a expensas de los productores más caros.

El creciente papel del gas en el relevo de combustibles más contaminantes es uno de los elementos que destaca el informe de BP. En particular argumenta que el gas tiende a desplazar al carbón. De acuerdo con el estudio un tercio del crecimiento esperado de la producción de gas hasta 2035 se producirá en los próximos cuatro años con la entrada en servicio de nuevos campos en Estados Unidos, Australia y África. La modificación en la mezcla de combustibles con un papel más significativo de los menos contaminantes y un aumento de las fuentes de energía renovables además de un incremento de la eficiencia energética determinará que las emisiones de carbono aumenten a una tasa de menos de un tercio de su crecimiento en los últimos 20 años y a un promedio del 0,6% anual en lugar del 2,1% anual registrado hasta ahora. Esta tasa en caso de materializarse sería la más baja en cualquier periodo de 20 años en el pasado desde que se iniciaron los registros en 1965.

Sin embargo, las emisiones de carbono por el uso de energía en el caso base de acuerdo con las proyecciones del estudio seguirían creciendo durante el periodo en total en un 13%. Esta tasa está muy por encima de las previsiones de la Agencia Internacional de la Energía para su Escenario 450 en el que se sugiere que las emisiones de carbono deberían caer un 30% hasta el 2035 para poder alcanzar los objetivos fijados en la cumbre del clima de París el año pasado. “La oportunidad y la forma de las políticas gubernamentales para facilitar y alentar la transición energética es importante”, señaló el economista jefe de BP quien añadió que en su empresa siguen considerando que el régimen de los derechos de emisión de carbono tiene un importante papel que jugar en la medida que promueve incentivos tanto a los productores como a los consumidores para que asuman su parte en el esfuerzo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...