edición: 2581 , Miércoles, 24 octubre 2018
14/05/2013

La designación de un administrador del Libor enfrenta a Reino Unido con la Comisión del Mercado de Futuros estadounidense

Carlos Schwartz

Reino Unido está en el proceso de designar a un nuevo administrador del tipo de interés de referencia London Interbank Offered Rate (Libor). La fijación de este estándar del mercado para la libra y demás divisas fue cuestionada tras varias investigaciones durante los últimos dos años sobre su manipulación por parte de los bancos encargados de dar la información para su cálculo. La cuestión central es que las entidades al comunicar los tipos de interés a los cuales consideraban que podían obtener crédito distorsionaban la realidad para salir favorecidos desde el punto de vista de la percepción que de su solvencia presuntamente hacían los bancos prestamistas. Varios bancos han sido sancionados con fuertes multas por esta información distorsionada entregada a la comisión de la Asociación de la Banca Británica (BBA, por sus siglas en inglés) y el regulador británico ha aceptado en su conjunto el informe denominado Wheatley Report en el cual se hacen recomendaciones en torno a esta cuestión.

El enfrentamiento potencial entre Reino Unido y Estados Unidos a causa de la política frente al Libor se basa en la idea del presidente de la Comisión del Mercado de Futuros de Materias Primas estadounidense (CFTC), Gary Gensler, según la cual el tipo de referencia basado en las percepciones de los prestatarios se debe eliminar. Gensler afirma que desde la crisis financiera de 2008 no existe un mercado de créditos sin respaldo de activos, como el que genera el tipo de referencia denominado Libor. Algo que está fuera de toda duda. En función de ello quiere que lisa y llanamente sea sustituido por un tipo de referencia que surja de operaciones reales del mercado.
Por el contrario, el presidente de la Autoridad para la Conducta Financiera (ACF) británica, Martin Wheatley, considera necesario restaurar la credibilidad del Libor quitando de las manos de la Asociación de Banca Británica su fijación y designando un nuevo organismo independiente que lo calcule. A estos efectos la ACF designó una comisión presidida por la baronesa Sarah Hogg que convocó a un concurso restringido a entidades que consideren estar calificadas para esta labor.
  En realidad la presentación de propuestas se abrió el 26 de febrero de este año y se cerró el 22 de marzo pasado. El supervisor entrevistará a las entidades cuya candidatura ha sido aceptada durante el mes de junio. Es decir que es inminente una decisión al respecto este verano ya que los candidatos esperan la respuesta de la Comisión Hogg antes del otoño.

En realidad la resistencia de la ACF a desechar lisa y llanamente el Libor es que el saldo vivo de operaciones que se basan en este indicador es de 350 billones de dólares. Wheatley considera que su eliminación va a crear inevitablemente descontento en una de las dos partes de cada contrato, lo cual puede desembocar en una ola de acciones judiciales ya que un alto porcentaje de los afectados no se considerará obligado a los contratos vigentes si se cambia el tipo de referencia. La hipótesis no parece descabellada. Mientras, las multas que han afectado a tres bancos en diversos continentes ya alcanzan la cifra de 2.500 millones de dólares en multas.

Pero la Comisión Hogg no se limitará a determinar a un nuevo supervisor y fijador del Libor, sino que además el administrador escogido debe ser capaz de desarrollar el tipo de interés de referencia que deberá sustituir al viejo indicador en el plazo no mayor de un año.
Wheatley espera que para estas fechas en 2014 haya un tipo de referencia para sustituir al anterior. De momento la posibilidad de la creación de un tipo de referencia basado en transacciones reales es un ideal en el que coinciden los reguladores a ambos lados del Atlántico.

Sin exceptuar al Euribor, cuya fijación está también bajo investigación y no parece que vaya a escapar al seísmo desatado por la conducta de los bancos ante el Libor. Las asociaciones de bancos, tanto la británica como la europea, se llenan la boca con la necesidad de restablecer la credibilidad de los tipos de referencia pero no parece que esta labor vaya a quedar en manos de los propios bancos. De momento en lo que si parece haber coincidencia entre los bancos y los reguladores en Europa es que el viejo y el nuevo tipo de referencia deberán coexistir hasta la extinción de los contratos basado en el Libor. Es de tener en cuentas que en España el regulador sigue dando la referencia del Mibor en el que se basaban los créditos en pesetas hasta el advenimiento del euro para mantener vivos los créditos hasta su extinción.

Mientras, para Gensler “Cuando un tipo de interés se hace obsoleto, es necesario interrumpirlo. Todas las transiciones de tipos de referencia exitosas tiene una fecha a partir de la cual deja de existir la cosa”.

Por su parte el Banco de Pagos Internacionales (BIS), afirma en un documento  difundido en marzo entre los bancos centrales a nivel internacional, que los tipos de interés de referencia que se basan en una ponderación subjetiva del riesgo bancario deben ser sustituidos por tipos de referencia que tengan una relación directa con operaciones de mercado en las que no esté implícito el riesgo de crédito de los bancos.

El estudio, elaborado por un grupo de trabajo sobre los tipos de interés de referencia, propugna la adopción de indicadores que excluyan en la medida de lo posible el riesgo de crédito percibido. Sugiere en este sentido la posibilidad de utilizar el interbancario a un día (overnight), el índice a un día de swaps (Overnight Index Swap), o el tipo de interés para repos con colateral general. Sin embargo el documento no sugiere mecanismos de transición. Los reguladores deberán encontrar un término aceptable para evitar la judicialización de los contratos de crédito.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...